martes, 27 de marzo de 2007

Cuando me amé de verdad....


Cuando me amé de verdad…, comprendí que en cualquier circunstancia yo estaba en el lugar correcto, en la hora exacta, en el momento exacto. Entonces, me relajé... Hoy sé que eso tiene nombre: autoestima. Cuando me amé de verdad…, me di cuenta de que mi angustia y sufrimientos emocionales no pasan de ser una señal de que voy en contra de mis verdades... Hoy sé que eso es… autenticidad. Cuando me amé de verdad…, dejé de desear que mi vida fuese distinta y comencé a ver que todo lo que sucede contribuye a mi crecimiento… Hoy a eso le llamo… madurez . Cuando me amé de verdad…, comencé a entender cómo es ofensivo forzar alguna situación o a alguien sólo para realizar mis deseos… Hoy sé que el nombre a esto es… respeto. Cuando me amé de verdad…, comencé a despojarme de todo lo que no fuera saludable: personas, tareas y cualquier cosa que me desanimara. En principio, mi razón me llamó la atención acerca de esa actitud de egoísmo… Hoy sé que se llama… amor propio Cuando me amé de verdad…, dejé de temerle a mi tiempo libre y de hacer grandes planes. Abandoné proyectar a muy largo plazo. Hoy hago lo que considero correcto, lo que me gusta, cuando quiero y a mi propio ritmo… Hoy sé que eso es… simplicidad. Cuando me amé de verdad…, desistí de querer tener siempre la razón y con eso cometí menos errores… Hoy descubrí la… humildad. Cuando me amé de verdad…, dejé de revivir el pasado y de preocuparme por el futuro. Ahora, me mantengo en el presente, que es donde la vida realmente ocurre… Hoy vivo un día a la vez… Eso es… plenitud. Cuando me amé de verdad… entendí que mi mente puede perturbarme y decepcionarme. Pero cuando la coloco al servicio del corazón, se torna una enorme y valiosa aliada… Todo eso es… saber vivir

SENTENCIA DE DIVORCIO.....






Se presentan ante el juez una pareja con sus respectivos abogados, ya que están en trámites de divorcio. El abogado de la mujer reclama para la mujer el 50% de la venta de la casa, propiedad de los dos cónyuges, así como una pensión de por vida por la cantidad de $500.00 que según enumera, será para cubrir los gastos de electricidad, teléfono, y una pequeña lista de gastos mensuales.

El abogado del hombre protesta, alegando que el hombre no tiene ninguna obligación hacia su mujer toda vez que ya los hijos son mayores de edad, y están casados y que ella bien puede ir a trabajar y mantenerse por si misma y que ella nunca contribuyó a la manutención de la casa, ni aportó ningún dinero para la compra de la misma.

El juez escucha ambas partes y se queda indeciso por un momento leyendo los documentos. De pronto, se escucha a la mujer llorando y el juez le dice:

- ¿Qué le pasa señora?

- Señor Juez, yo creo que es cierto. Así que voy a aceptar la sentencia de divorcio sin ninguna obligación de parte de mi marido hacia mi persona. Después de todo, yo bien pudiera ser una mujer profesional e independiente.

El juez le pregunta:

- ¿Y por qué usted no se convirtió en una mujer profesional e independiente? ¿Hay alguna razón que se lo mpidiera?

- Realmente, Señor Juez, no había ninguna, fueron decisiones tomadas por mí voluntariamente.

- ¿Me pudiera ser mas explicita y enumerarme las razones esas que alega?

- Bueno, cuando me casé, yo acababa de graduarme de la secundaria. Mi intención había sido estudiar Enfermería, pero no había dinero para pagar los gastos de dos personas estudiando, así que yo le dije a mi esposo que estudiara él y luego lucharía yo...

- Bien, ¿y qué pasó que cuando él se graduó de ingeniero, por qué ud. no estudió?

- Pues, verá, él me pidió que tuviéramos nuestro primer hijo, ya que llevábamos cinco años casados y aún no lo habíamos tenido.

- ¿Y qué pasó después?

- Nada, el niño nació, él no quería que el niño fuera a ser cuidado por personas extrañas, y yo entendí que él tenia razón, que con lo que él ganaba nos podíamos remediar ya que él ganaba muy buen sueldo. Así que decidí quedarme en la casa con nuestro hijo.

- ¿Y qué sucedió luego, cuando el niño creció, por qué no fue a estudiar?

- Nada, que ya para entonces tenia dos hijos más .

- ¿Dos más?

- Sí, es que Ud. verá. Cuando tuvimos el primer hijo, mi esposo me dijo que debíamos tener un segundo para que el niño no se quedara sin hermanos, así que tuvimos el segundo tres años después, pero era otro varón...

- ¿Y..., qué tenía..., eso que ver...?
- No, no había ningún problema, estábamos muy felices, pero mi esposo me dijo que para que la felicidad fuera completa, debíamos tratar de tener una niña...
- ¿Y...?

- Pues cuando el segundo hijo tenia ya 4 años, quedé embarazada y tuve a la niña...

- ¿Y entonces por qué no estudió cuando ella creció?

- Porque no había quién llevara al mayor a las prácticas de pelota..., ni los llevara a la escuela, pues el autobús los dejaba muy lejos de la casa. Temiendo por su seguridad, mi esposo y yo decidimos que yo les llevaría a la escuela y les recogería... Así las cosas, dejaba al mayor en su colegio seguía con el segundo para la escuela básica y regresaba a la casa con la niña a preparar todo para la tarde. cuando les recogía, dejaba al mayor en las prácticas de football salía con la niña para las de ballet.

- Entonces, siguió Ud. posponiendo su educación ...

- Sí, Señor Juez, lo hice de propia voluntad.

- ¿Y cuando sus tres hijos se fueron independizando, por qué no regresó a la Universidad?

- Para entonces la madre de mi esposo había enviudado, se enfermó y necesitaba de alguien que la cuidara, así que, hablamos del asunto y llegamos a la conclusión que no la íbamos a poner en un hogar de cuidado, si no, que la traeríamos a vivir con nosotros, ya que los hijos estaban fuera.

- ¿Y cuánto duró esta etapa...?

- Bueno, unos seis años.. Ella tenía Alzheimer y como la cuidábamos tan bien pues su decadencia no fue rápida, se tomó bastante. De hecho, murió de un ataque al corazón, después que llegamos de paseo que todas las mañanas dábamos por el barrio. Ud. sabe, a ella le encantaba darle de comer a las palomas en el parque.

- ¿Y mientras tanto, quiero decir, durante todos esos años, había alguien que le ayudara...?

- ¿Ayudarme. ..? ¿A qué. ..?

- Pues a limpiar la casa, cocinar, quiero decir, las labores normales de un hogar...

- No, realmente, mi esposo ganaba muy buen sueldo, pero figúrese, eran tres hijos que criar, educar, el costo de la vida cada vez subía más, yo trataba de ahorrar, pero .

- ¿Y cómo Ud. ahorraba ...?

- Pues, en lugar de llevar la ropa a la lavandería, yo lavaba en casa, planchaba la ropa de mi esposo y los muchachos, arreglaba el jardín..., esto era lo que me costaba más esfuerzo, pues yo tengo problemas de columna..., pero siempre una hace su esfuercito y le aseguro que nuestro jardín no tenía nada que envidiarle al de nadie en nuestra calle.

- ¿Y quién cocinaba, Ud. también ?

- Por supuesto, mi esposo odiaba la comida de los restaurantes, como él tenía que almorzar fuera con sus clientes tantas veces, pues decía que nada como la comida que yo le preparaba...

- Y por supuesto, Ud. no iba a esas comidas.

- ¿A qué comidas...?

- A las de su esposo con sus clientes .

- No, no tenía tiempo ... Precisamente, fue en una de esas Comidas que conoció a Sofía ...

- ¿Sofía? ¿Quién es Sofía?

- Su novia, la joven con quien se va a casar cuando terminemos el divorcio.

- ¿Y cómo como Ud. sabe que se va a casar con ella?

- Porque me encontré con ellos en casa de unos amigos comunes el día que estaban dando la noticia de su compromiso.

El juez se quedó mirando a la mujer y al ex esposo. Se levantó, cogió las carpetas con todos los papeles y se retiró. Todos se quedaron mirándose unos a otros, alguno encogió los hombros y se sentaron a esperar que regresara. Al poco rato el juez regresó. Se sentó y se ajustó las gafas. Entonces, cerró las carpetas, los puso a un lado y dijo:

- Señora, yo he revisado cuidadosamente estas demandas. Y he llegado a las siguientes conclusiones:

1ero: El divorcio se le adjudica con fecha efectiva a partir de hoy.
2do: Su esposo "no" tiene que pasarle una pensión.
Al oír estas dos decisiones, el abogado y el marido se miraron con inteligente regocijo. Pero el juez prosiguió...
3ero: Ud. se queda de dueña absoluta de su casa, el Mercedes Benz propiedad de su ex-esposo, la cuentade ahorros, la de cheques, las cuales pondrá a su nombre inmediatamente y de las cuales él no puede tocar un centavo o lo tendrá que devolver, así como la declaro beneficiaria absoluta de sus seguros de vida, de sus planes de retiro, así como es obligación de su esposo seguir pagando por su seguro médico hasta que Ud. Muera.
- Mi decisión se basa en que sumando los sueldos que como manejadora,cocinera , chofer, servicios de lavandería y de jardinería, enfermera, etc. usted prestó a su esposo, incluyendo hijos y suegra ... Esta decisión será apenas una retribución parcial de salarios retenidos por los veintiséis años de servicios ininterrumpidos que Ud. ha prestado. Como hay que ser objetivos, sabemos que su esposo no podría cumplir con esta deuda, de ahí que pague lo que, si bien no es suficiente, será relativamente justo. En adición, él pagará por sus gastos de educación, transportació n y libros si Ud. decide regresar a la universidad a estudiar la carrera que Ud. Escoja!
(Caso de la vida real. Enero /2003) Corte de la familia Sidney, Australia.


" La Paciencia es un arbol
de raiz amarga, pero de
frutos muy dulces"

ACEPTACIÓN INCONDICIONAL .....





Esta historia es muy bonita y verdadera, por favor léela hasta el final :






La última asignatura que tuve fue Sociología. La profesora estaba absolutamente llena de las cualidades que yo considero que todo Ser humano debería tener.

Su último proyecto se llamó "Sonríe".



Le pidió a todos los estudiantes que salieran a sonreírle a tres personas y documentaran sus reacciones.



Yo soy una persona muy amable por naturaleza y siempre sonrío y saludo a todo el mundo, por lo tanto pensé que sería algo facilísimo.

Nos acababan de asignar ese proyecto, cuando mi esposo, mi hijo menor y yo fuimos a McDonald's una fría mañana de marzo.



Era nuestra forma de compartir tiempo con nuestro hijo .Y estábamos en la fila esperando a ser atendidos, cuando repentinamente todo el mundo a nuestro alrededor comenzó a hacerse a un lado, incluso mi esposo. Yo no me moví . . . un pánico aterrador se apoderó de mí cuando me volví para ver por qué se habían retirado ellos. Al volverme olí el más horrible
hedor de cuerpo humano y allí parados detrás de mí habían dos pobres vagabundos. Al mirar al señor más pequeño y cercano a mi, él estaba "sonriendo". Sus preciosos ojos azules como el cielo, estaban llenos de luz de Dios y buscaban aceptación.



El dijo: "Buen día" mientras contaba unas monedas que había estado apretando en su mano.

El segundo hombre jugaba con sus manos, parado detrás de su amigo. Me di cuenta
que el segundo era retrasado mental y el señor de los ojos azules era su salvación.



Contuve las lágrimas, parada al lado de ellos. La cajera les preguntó qué deseaban.



El respondió "Solamente café señorita" pues
era todo lo que podían permitirse. (Si querían sentarse en el restaurante para calentarse un poco, tenían que consumir algo. El sólo quería calentarse).

En ese momento sentí realmente una compulsión tan grande, que casi le di un abrazo al hombrecito de ojos azules y justo me di cuenta que todos los ojos del restaurante estaban fijos en mi, siguiendo y juzgando cada uno de mis movimientos. Sonreí y le pedí a la cajera que me diera dos desayunos mas en una bandeja aparte. Me dirigí a la mesa más lejana que ellos habían escogido para sentarse.



Coloqué la bandeja en la mesa y puse mi mano sobre la mano helada del caballero de los ojos azules. El me miró y con lágrimas en los ojos dijo : "Gracias".

Me incliné y acaricié su mano y le dije "Yo no he hecho esto por usted. Dios está aquí actuando a través de mí para darle a usted esperanza."

Comencé a llorar mientras caminaba a sentarme con mi esposo y mi hijo.



Cuando me senté, mi esposo me sonrió y me dijo "Por eso Dios te entregó a mí, cariño para darme esperanza.



"Nos cogimos de las manos y en ese momento supe que, solamente por la Gracia de Dios que nos ha sido dada,
nosotros podemos dar.



Nosotros no solemos asistir a la iglesia, pero somos muy creyentes. Ese día me fue mostrada la Luz pura del dulce amor de Dios. Volví a la universidad con esta historia y era el último día de clases. Entregué "mi proyecto" y la profesora lo leyó. Me miró y preguntó : "Puedo compartir esto?" asentí mientras toda la clase le prestaba atención. Comenzó a leer y fue cuando supe que como seres humanos y siendo parte de Dios, compartimos esta necesidad de sanar a la gente y de ser sanados. A mí manera había
emocionado a la gente en McDonald's, a mi esposo, a mi hijo, a la profesora y a cada uno que estuvo en el salón en la última clase que tuve como estudiante.



Me gradué con una de las lecciones más grandes que jamás aprenderé: ACEPTACIÓN INCONDICIONAL.



Mucho
amor y compasión es enviado a todos y cada uno que lea esto y que aprenda a :



AMAR A LA GENTE Y USAR LAS COSAS - Y NO AMAR A LAS COSAS Y USAR A LA GENTE



Mucha gente entrará y saldrá de tu vida, pero sólo verdaderos amigos dejarán huellas en tu corazón.



Para tratarte a ti mismo, usa tu cabeza. Para tratar a otros, usa tu corazón.



Dios, le da comida, a todas las aves, pero no se la pone en sus nidos.

jueves, 22 de marzo de 2007

La Espera...





Estoy esperando a alguien que no conozco.
Que conocí y no viene.
Que llega pero no sacia.
Que sacia pero se va.
Que se va y no vuelve.
Y comienza la espera que tiene forma de carta que no llega.
De teléfono , que no suena.
De timbre, que nadie toca.
De puerta, que no golpean.
Te espero como enfermo para curarse,
y un soldado la licencia.
Como escolar el fin de curso y obrero el día de fiesta.
Te espero con la fantasía de un niño.
con la ilusión de miles de jóvenes.
Con desesperación al sentir que envejezco
y con la seguridad con que espero la muerte.
Y te espero...
con la angustia del insomne, con ansiedad y con miedo.
Con el recuerdo que se desdibuja.
Como alguien que fue herido y pide que le alivien el dolor.
Y cuando ya parece que lo esperado no viene,
lo esperado llega.
Pero nunca,
nunca lo que llega es igual a lo esperado.
Lo esperado siempre es mejor.
Entonces la espera termina
para dejar lugar a una nueva espera. Estoy esperando a alguien que no conozco.

Hugo Finkelstein

Envejecer es obligatorio, crecer es opcional....





En el primer día de clase nuestro profesor se presentó a sus alumnos, y nos desafió a que nos presentásemos a alguien que no conociéramos todavía. Yo permanecí de pie mirando alrededor cuando una mano suave tocó mi hombro. Miré para atrás y vi una pequeña señora, viejita y arrugada, sonriéndome radiante, con una sonrisa que iluminaba todo su ser.

Ella dijo:
- Hola buen mozo. Mi nombre es Rosa. Tengo ochenta y siete años de edad. Puedo darte un abrazo?
Yo reí, y respondí entusiasmadamente:
- Claro que puedes! - y ella me dió un gigantesco apretón.
- ¿Por qué estás en la facultad a tan tierna e inocente edad? - pregunté.
Ella respondió bromeando:
- Estoy aquí para encontrar unmarido rico, casarme, tener un par de hijos, y luego jubilarme y viajar.
- Estás bromeando – le dije.
Tenía curiosidad por saber lo que la había motivado a entrar en ese desafío a su edad, y ella dijo:
- Siempre soñé con tener estudios universitarios, y ahora ¡lo estoy haciendo!
Después de la clase caminamos para un lugar de reunión de estudiantes, y compartimos un "helado" de chocolate. Nos volvimos amigos instantáneamente.
Todos los días en los próximos tres meses tendríamos clase juntos y hablaríamos sin parar.
Permanecía siempre extasiado escuchando aquella "máquina del tiempo" compartir su experiencia y sabiduría conmigo. En el transcurso del año, Rosa se volvió un ícono en el campus universitario, y hacía amigos fácilmente, donde quiera que fuese.
Adoraba vestirse bien, y gozaba con la atención que le daban los otros estudiantes.
¡Ella disfrutaba de la vida!
Al final del semestre convidamos a Rosa para hablar en nuestro banquete de fútbol.
Jamás olvidaré lo que ella nos enseñó. Fue presentada y se aproximó al podio. Cuando comenzó a leer su discurso preparado, dejó caer al piso tres de las cinco hojas.Frustrada y un poco nerviosa, tomó el micrófono y dijo simplemente:

- Discúlpenme, ¡estoy tan nerviosa! Dejé de beber allá por Pascua, y este whisky me está matando! Nunca conseguiré colocar mis papeles en orden nuevamente, entonces permítanme hablarles sobre aquello que yo Mientras nos reíamos, ella limpió su garganta y comenzó:

- No dejamos de amar porque envejecemos; envejecemos porque dejamos de amar. Existen algunos secretos para continuar jóvenes, felices y exitosos. Es necesario reir y encontrar el humor en cada día. Es necesario tener un sueño. Cuando se pierden los sueños, uno se muere. Hay tantas personas caminando por ahí que están muertas y ¡no se dan cuenta! Hay una enorme diferencia entre envejecer y crecer.
Si tienes 19 años y te quedas acostado en la cama por un año entero, sin hacer nada productivo, llegarás a los 20 años. Si yo tengo 87 años y me quedo en la cama por un año sin hacer cosa alguna, llegaré a los 88 años. Cualquier persona consigue envejecer. Eso no exige talento ni habilidad. La idea es crecer siempre encontrando oportunidades en las novedades. Para eso no se precisa ningún talento o habilidad. La idea es crecer siempre encontrando la oportunidad de cambiar. No tengas remordimientos. Los viejos generalmente no se arrepienten de aquello que hicieron, sino de aquellas cosas que dejaron de hacer. Las únicas personas que tienen miedo de la muerte son aquellas que tienen remordimientos.
Ella concluyó su discurso cantando alegremente "La Rosa".
Nos desafió a cada uno de nosotros a estudiar poesía y practicarla en nuestra vida diaria. Al final del año Rosa terminó el último año de la facultad que había comenzado tiempo atrás.
Una semana después de su graduación, Rosa murió tranquilamente en su sueño.
Mas de dos mil alumnos de la facultad fueran a su funeral, en honor a la maravillosa mujer que enseñó, a través del ejemplo, que nunca es demasiado tarde para ser todo aquello que podemos probablemente ser.
Y no olvides Envejecer es obligatorio, crecer es opcional.

El Silencio...



En el silencio indescriptible marcha el más sabio de los consejos,
la palabra más dulce, la verdad más pura. Es en el camino del
silencio donde se construyen las grandes bases, los más fuertes
cimientos, los más elementales pensamientos que trasmiten la paz de
los tiempos. Las acciones más nobles nacen del silencio.

Cada palabra sin pronunciar es doblemente poderosa si nace del
silencio con que se manifiesta el pensamiento. El silencio es la
llave para detener las ambiciones, los ímpetus, las energías
desbordadas. El silencio nutre el pensamiento porque es su esencia.

La tristeza se lleva mejor en el silencio porque las emociones
intensas son de origen personal. Nadie siente con la misma
intensidad, por ello no es posible sentir igual. Sólo es posible
sentir en silencio y en soledad. El silencio y la soledad son
complementos. La soledad es el silencio del alma y el silencio es la
soledad de las palabras. La palabra es un don tan hermoso que es
mejor dejarla ir solo cuando es estrictamente necesario. El silencio
es la voz del corazón hablando contigo. Es lo que expresa tu
corazón. Por eso hay que escuchar lo que dice el corazón en silencio
y si es necesario dejar al corazón expresar con el verbo.

Lo que se dice pocas veces es igual a lo que se siente. Una hermosa
enseñanza es la que nos cuenta el origen del eco. El eco fue creado
para que siempre recuerdes que lo que dices siempre regresará a ti.

Hubo un tiempo en que las grandes batallas se pelearon usando la
palabra. Eran palabras como flechas y dardos envenenados que
causaban desolación, muerte y llanto. Un día en que los pueblos
estaban casi exterminados, se reunieron y decidieron pedir ayuda y
consejo al viejo maestro de la montaña. Tres gobernantes marcharon
durante tres días y al llegar le pidieron consejo ante la inminente
destrucción de su raza. El anciano parecía no escuchar el pedido de
los gobernantes. Sólo observaba el infinito a través de sus ojos
color miel. Uno de ellos llenándose de furia incontenible lanzó una
palabra mortal hacia el maestro de la montaña. Después de proferirla
al cabo de unos instantes la misma palabra se escuchó por tres veces
más antes de que el agresor cayera abatido de inmediato a los pies
de éste. Los otros dos le miraron sorprendidos y regresaron con la
enseñanza de que el silencio es el mejor escudo a las palabras de
ira y odio. Desde ese instante aquél pueblo encontró en el silencio
el mejor escudo, el mejor instrumento de paz, la mejor pregunta, la
mejor respuesta.

El silencio es la elocuencia del corazón. Sólo en el silencio
aprendes a escuchar. Si escuchar es la razón de la comprensión, el
silencio es la razón de la sabiduría.

¿Pero acaso el callar es lo mismo que el silencio? ¿Calla el ave
cuando llega un nuevo día? ¿Calla el agua del río al encontrar su
camino al mar? ¿Calla el llanto del dolor en cada ser? Nunca dejes
sin palabra lo que estremece tu corazón. Es por eso que el ave canta
con la alegría de un nuevo día, el agua del río por volver al mar,
el llanto del dolor por escapar del corazón. Aún en estos actos hay
silencio, porque viene de la esencia misma.

Algunos suelen decir que el silencio es la ausencia del sonido. El
silencio es el equilibrio del sonido. Si dos ondas de sonido con la
misma intensidad y en sentido contrario se encuentran, entonces, se
produce el silencio. Por ello no podrá existir el silencio sin el
equilibrio del verbo en ti.

Que tus palabras sean el reflejo fiel de un alma noble, para que
cuando salga regrese a ti con la misma intensidad como se fue. Sólo
así sabrás que el silencio le dio en justa medida el equilibrio a tu
alma, a tu mente y a tu corazón.

El silencio es la primera herramienta para saber si el mundo a tu
alrededor te escucha y tú lo escuchas a él. Se aprende a oír en el
silencio, pero se aprende más a sentir cuando aprendes a escuchar.

Sé entonces como el silencio, aparentemente inexistente pero
firmemente útil y recuerda siempre esto:
• Quien conoce el silencio dice más con menos palabras.
• Quien conoce el silencio piensa más de dos veces lo que quiere
decir.
• Quien conoce el silencio habla de corazón a corazón
• Quien conoce el silencio calla primero, luego observa y finalmente
decide la utilidad de la palabra
• Quien conoce el silencio venera el valor sagrado del verbo
• Quien conoce el silencio ejerce control de su existencia
• Quien conoce el silencio conoce la luz de la existencia suprema.

martes, 20 de marzo de 2007

Cerrando circulos....

Cerrando círculos.
O cerrando puertas.
O cerrando capítulos.
Como quiera llamarlo.

Lo importante es poder cerrarlos.
Lo importante es poder dejar ir
momentos de la vida que se van clausurando.

¿Termino con su trabajo?
¿Se acabó la relación?
¿Ya no vive más en esa casa?
¿Debe irse de viaje?
¿La amistad se acabó?

Puede pasarse mucho tiempo de su presente
'revolcándose' en los por qués,
en devolver el cassete
y tratar de entender
por qué sucedió tal o cual hecho.

El desgaste va a ser infinito porque en la vida,
usted, yo, su amigo, sus hijos, sus hermanas,
todos y todas estamos abocados a ir cerrando capítulos.

A pasar la hoja
A terminar con etapas
o con momentos de la vida y seguir adelante.

No podemos estar en el presente añorando el pasado.
Ni siquiera preguntándonos por qué.
Lo que sucedió, sucedió.
Y hay que soltar, hay que desprenderse.

No podemos ser niños eternos,
ni adolescentes tardíos,
ni empleados de empresas inexistentes,
ni tener vínculos
con quien no quiere estar vinculado a nosotros.

No.
¡Los hechos pasan y hay que dejarlos ir!

Por eso a veces es tan importante
destruir recuerdos, regalar presentes,
cambiar de casa.
Papeles por romper,
documentos por tirar,
libros por vender o regalar.

Los cambios externos pueden simbolizar
procesos interiores de superación.
Dejar ir, soltar, desprenderse.
En la vida nadie juega con las cartas marcadas
y hay que aprender a perder y a ganar.

Hay que dejar ir,
hay que pasar la hoja,
hay que vivir sólo lo que tenemos en el presente.
El pasado ya pasó.

No esperen que le devuelvan,
no espere que le reconozcan,
no espere que
'alguna vez se den cuenta de quién es usted'
Suelte el resentimiento,
el prender 'su televisor' personal
para darle y darle al asunto,
lo único que consigue es dañarlo mentalmente,
envenenarlo, amargarlo.
La vida está para adelante, nunca para atrás.

Porque si usted anda por la vida
dejando 'puertas abiertas', por si acaso,
nunca podrá desprenderse ni vivir lo de hoy con satisfacción.

Noviazgos o amistades que no clausuran,
posibilidades de 'regresar' ( a qué),
necesidad de aclaraciones,
palabras que no se dijeron,
silencios que lo invadieron.

¡Si puede enfrentarlos ya y ahora, hágalo!
Si no, déjelo ir, cierre capítulos.
Dígase a usted mismo que no,
que no vuelve.

Pero no por orgullo ni soberbia
sino porque usted ya no encaja allí,
en ese lugar, en ese corazón,
en esa habitación, en esa casa,
en ese escritorio, en ese oficio,
usted ya no es el mismo que se fue,
hace dos días, hace tres meses,
hace un año, por lo tanto,
no hay nada a que volver.

Cierre la puerta, pase la hoja, cierre el círculo.

Ni usted será el mismo
ni el entorno al que regresa será igual
porque en la vida nada se queda quieto,
nada es estático.

Es salud mental, amor por usted mismo
desprender lo que ya no está en su vida.

Recuerde que nada ni nadie es indispensable.
Ni un persona, ni un lugar, ni un trabajo,
nada es vital para vivir
porque cuando usted vino a este mundo
'llegó' sin ese adhesivo,
por lo tanto es 'costumbre'
vivir pegado a él
y es un trabajo personal
aprender a vivir sin él,
sin el adhesivo humano o físico
que hoy le duele dejar ir.

Es un proceso de aprender
a desprenderse y humanamente
se puede lograr porque,
le repito, nada ni nadie
nos es indispensable.

Sólo es costumbre, apego, necesidad.
Pero ... cierre, clausure, limpie, tire,
oxigene, despréndase, sacuda, suelte.

Hay tantas palabras para significar salud mental
y cualquiera que sea la que escoja, le ayudará
definitivamente a seguir para adelante con tranquilidad.
¡Esa es la vida!

APEGO: Principal causa que impide nuestro crecimiento espiritual...

Se cuenta que en el siglo pasado, un turista americano fue a la ciudad de El Cairo, Egipto, con la finalidad de visitar a un famoso sabio. El turista se sorprendió al ver que el sabio vivía en un cuartito muy simple y lleno de libros. Las únicas piezas de mobiliario eran una cama, una mesa y un banco.

- ¿Dónde están sus muebles? preguntó el turista.

Y el sabio, rápidamente, también preguntó:

- ¿Y dónde están los suyos...?

- ¿Los míos?, se sorprendió el turista. ¡Pero si yo estoy aquí solamente de paso!

- Yo también. Concluyó el sabio.

Efectivamente, la vida en la Tierra es solamente temporal... sin embargo, algunos viven como si fueran a quedarse aquí eternamente y se olvidan de ser felices. Olvidan que el valor de las cosas no está en el tiempo que duran... sino en la intensidad con que suceden. Por eso existen momentos inolvidables... cosas inexplicables y personas incomparables.

Sin duda alguna, el apego es un tema totalmente significativo en todo crecimiento personal por los efectos que origina... sus impedimentos, dependencia y limitación.

¿De donde llega el apego?... pues bien... surge de una mentira que llega desde la cultura, la sociedad o desde nosotros mismos... de nuestra propia programación, consecuencia de todo cuanto recibimos desde nuestra infancia. No obstante, siempre tenemos la opción de elegir y pese a esa programación, podemos re-aprender y liberarnos del apego.

Simplemente observemos: miles de personas viven sin eso que se supone da la felicidad... y si revisamos nuestro pasado, seguramente encontraremos algo que en un momento dado supusimos era insustituible y que el tiempo, demostró que no era así. Hoy ya ni lo recordamos. El cambio se produce únicamente cuando unimos el conocimiento a la comprensión... pues son las columnas del la sabiduría.

Eliminar el sufrimiento que produce del apego nos permite vivir una vida equilibrada. Quien diga que vive en paz y armonía... sin haberse liberado del apego se está auto-engañando. Porque es elemental comprender que sólo nosotros podemos hacernos felices... no es que algo o alguien llega y nos da la felicidad, somos nosotros quienes decidimos ser felices. La felicidad no es un fin sino un medio mediante el cual podemos liberar el alma. La felicidad no depende de lo que pasa a nuestro alrededor... sino de lo que pasa dentro de nosotros. La felicidad es un estado de ánimo... no somos felices en tanto no decidamos serlo. La felicidad es una forma de caminar por la vida, porque la raíz de la felicidad está en el interior del ser humano, no afuera.

Sí, el apego es un estado emocional de vinculación compulsiva a una cosa o persona determinada... originado por la creencia de que sin esa cosa o persona, no es posible ser felices. Por tanto, no nos debe sorprender que nuestra mente diga: “No puedo ser feliz si no tengo tal o cual cosa, o si tal persona no está conmigo”. “No puedo ser feliz si tal persona no me ama”. “No puedo ser feliz si no tengo un trabajo seguro”. No puedo ser feliz si estoy solo (a)”. “No puedo ser feliz si no tengo un cuerpo de Miss Universo o no me visto a la moda”. Nuestra mente está programada para demostrarnos constantemente (si no es por una cosa, es por otra) que no podemos ser felices. Todo esto es falso, porque no hay un solo momento en nuestra vida en el que no tengamos cuanto necesitamos para ser felices.

Así que, para liberarnos del apego... debemos transformar nuestra mente. Ardua tarea. ¿Verdad?.

Porque cuando estamos apegados a los objetos o las personas... nos sentimos infelices. Aún así, el problema no son los objetos o las personas... sino la forma de relacionarnos con ellos.

¿Cómo funciona el apego?... pues bien, el apego es una actitud que sobrestima las cualidades de un objeto o persona y después se aferra a ella. En otras palabras... proyectamos sobre las personas y los objetos cualidades que no poseen o exageramos las que poseen. El apego es una visión poco realista y por ellos nos causa confusión. Si no se consigue el objeto del apego, origina infelicidad... y si se lo consigue, sólo produce un instante de placer seguido de la preocupación y el temor a perderlo. ¿Podemos ganar la batalla contra los apegos? Desde luego que sí, renunciando a ellos. Cambiando nuestra programación.

El apego es también un resultado de la ignorancia. No nos damos cuenta de que en el mundo todas las cosas están cambiando... todas son transitorias. Por lo tanto, ¿cuál es el beneficio de apegarse a las cosas? ¿Quién quiere o puede agarrar las olas en el mar? Nadie cuerdo lo intentaría. ¿Cierto?. Pues bien, todas las cosas en el mundo son como las olas en el mar. No podemos estar seguros de nuestro cuerpo o de nuestro pensamiento... ¿cómo podemos estar seguros de otras cosas?

No existe ningún beneficio en apegarse a las cosas... no obstante, uno tiene que comprender esto por su experiencia personal... no por las charlas, conferencias o libros... porque podemos oír o leer muchas cosas sobre la naturaleza transitoria de todo, pero nuestro corazón no las acepta. Hay que conseguir una conciencia directa a través de la experiencia directa y así, comprender que no hay ningún beneficio en apegarse a las personas o los objetos... porque el resultado de apegarse a cualquier cosa es el sufrimiento.

Quien quiera sufrir, puede sufrir... ese es su problema. Hay que aceptar esa verdad conscientemente, porque tenemos que dejar ir las cosas o las personas... queramos o no queramos. Todo envejece... todo muere... todo es efímero. Por todo esto, el apego es un resultado de la ignorancia... mientras que el desapego es el resultado del conocimiento de la verdad... de la sabiduría.

El desapego no es una condición negativa, sino una condición positiva... que nos libera de lo que nos impide el contacto con el alma. Tenemos apego cuando perdemos el poder interior. Tenemos apego cuando nos volvemos dependientes de una persona... de un objeto... de un evento o de una circunstancia. El apego nos hace perder el poder... porque el poder interior es el que nos da autonomía. La autonomía es la condición del alma... el poder del espíritu y la verdadera libertad.

En cualquier tipo de relación, ya sea de amor, de amistad, de familia o de trabajo... no hay peor separación que la de la proximidad física, cuando no hay libertad. Puede que estemos muy juntos y muy cerca. Puede que nos besemos... puede que nos abracemos... puede que ocupemos el mismo techo... pero si la relación se basa en el apego, estamos profundamente separados en nuestra esencia. Mientras más cerca estén nuestros cuerpos y nuestras personalidades, si hay apego... más lejanas están nuestras almas.

El amor solo puede existir en libertad. Elegir entre apego y felicidad, esa es la cuestión. Lo que necesitamos es comprender... tomar conciencia. Si nuestros apegos nos han ocasionado sufrimiento, esa es una gran ayuda para comprender... y si alguna vez experimentamos el sentimiento de libertad nos será útil recordarlo.

Porque mientras más cerca estemos... más prisioneros somos el uno del otro si la relación es de apego. Una relación es de apego si produce sufrimiento; no hay sufrimiento, sin apego. La condición del sufrimiento es el apego. “Tú puedes irte o puedes quedarte... pero si yo sufro es porque estoy apegado y si estoy apegado a ti, es porque estoy inseguro de mí... porque necesito un punto de apoyo exterior. Por lo tanto... si estoy apegado a ti... es porque estoy inseguro de mí. Si yo estoy apegado a ti, estoy violando tu libertad... si tú estas apegado a mí, entonces también estas violando mi libertad.”

Paradójicamente, la mejor manera de unirse es liberarse. La mejor manera de encontrarse es desaparecerse. La mejor manera de no rechazarte es aceptarme a mí mismo (a). Así se pueden ver las paradojas que se dan en una relación que tiene como punto de partida la reflexión; yo me miro y me observo en un espejo... pero yo me miro y me observo en un espejo que eres tú. Aquellas cosas a las que yo me apego, son esas inseguridades y vacíos interiores que tengo. De manera que... te estoy utilizando en la relación como un instrumento para compensar mis carencias. La relación no es un instrumento para compensar carencias... sino que es un instrumento de liberación, o al menos... así debería ser. ¿No creen?

Si yo te necesito a ti para llenar mis vacíos, pobre de ti y de mí... porque te voy a atrapar en la prisión de mi vacío. Si tú me necesitas solo para compensar tus vacíos en la relación... no me vas a dar más que tus carencias, tu sombra y tu pobreza. No me vas a regalar lo mejor de ti mismo, que es tu riqueza y todas aquellas cosas que ya has afirmado... aquello que traes para regalarle al mundo desde tu propio corazón.

Dice el proverbio hindú: “El agua se purifica fluyendo; el hombre, avanzando.” Sí, el mundo está lleno de sufrimiento... la raíz del sufrimiento es el apego... la supresión del sufrimiento significa la eliminación... el abandono de los apegos. Liberarse de los apegos es avanzar. Así de simple.

¿Abandonar los apegos significa apartarse del mundo material? La respuesta es: ¡No!
Uno utiliza el mundo material, uno goza el mundo material... pero nuestra felicidad no depende del mundo material. ¿Está esto suficientemente claro? Porque uno comienza a gozar las cosas cuando está desapegado... porque el apego produce ansiedad. Si estamos ansiosos cuando nos aferramos a algo... difícilmente podremos gozarlo. Por lo tanto, lo que les propongo no es una renuncia al goce, sino una renuncia a la “posesión”... a la ansiedad... a la tensión... a la depresión frente a la pérdida de algo.

¿De dónde creen que provienen los conflictos, el sufrimiento, la soledad, los temores, el vacío?... Así es, el origen de todo esto es el mismo: EL APEGO.

Para terminar, queridos hermanos del Portal Dimensional... quiero decirles que un pájaro herido no puede volar... pero un pájaro que se apega a una rama de árbol, tampoco. ¡Liberemos de los apegos!

Sobre todo, liberémonos de los apegos que limitan nuestro crecimiento espiritual. Porque el principal apego que “retrasa” nuestra evolución espiritual es creer que para despertar a la conciencia o alcanzar la iluminación, necesitamos seguir a un maestro o gurú... leer cientos de libros... tomar cursos y talleres o asistir a conferencias.

La evolución espiritual sucede cuando miramos en nuestro interior y somos capaces de encontrar ahí todas las respuestas... porque todas, absolutamente todas las respuestas están ahí... sólo hay que liberarnos de la “interferencia” externa y comprender que un maestro puede transmitir el saber pero no la sabiduría, esa hay que desarrollarla cada quien desde nuestra esencia, desde nuestro interior.

Sí, el crecimiento espiritual sucede cuando confiamos en nuestro propio poder... cuando nos liberarnos de la programación que nos ha dado la educación, la cultura, las religiones, la sociedad e incluso, nuestros propios temores. Cuando somos capaces de amar incondicionalmente. Cuando transformamos nuestra mente. Cuando nos encontramos a nosotros mismos, con nuestra esencia; cuando pensamos y decidimos por nosotros mismo, porque el camino espiritual es individual, nadie más puede andarlo por nosotros… sólo pueden acompañarnos en el viaje.

Gabriel Garcia Marquez...



Te quiero no por quien eres,sino por quien soy cuando estoy contigo.Ninguna persona merece tus lágrimas,y quien se las merezca no te hará llorar.Sólo porque alguien no te ame como tu quieres,no significa que no te ame con todo su ser. Un verdadero amigo es quiente toma de la mano y te toca el corazón.La peor forma de extrañar a alguienes estar sentado a su ladoy saber que nunca lo podrás tener.Nunca dejes de sonreír,ni siquiera cuando estés tristeporque nunca sabesquien se puede enamorar de tu sonrisa.Puedes ser solamente una persona para el mundo,pero para alguna persona tu eres el mundo.No pases el tiempo con alguienque no esté dispuesto a pasarlo contigo.Quizá Dios quiera que conozcasmucha gente equivocadaantes de que conozcasa la persona adecuada,para que cuando al fin la conozcas,sepas estar agradecido.No llores porque ya se terminó,sonríe porque sucedió.Siempre habrá gente que te lastime,así que lo que tienes que hacer es seguir confiandoy ser más cuidadoso en quien confías dos veces.Conviértete en una mejor personaasegúrate de saber quien eresantes de conocer a alguien másy esperar que esa persona sepa quien eres.No te esfuerces tanto,las mejores cosas sucedencuando menos te las esperas.
Gabriel García Marquez

jueves, 15 de marzo de 2007

B U S Q U E D A......


"El que busca seguridad, encuentra miedos que debe vencer y superar, y si los enfrenta, encontrará la seguridad"

El que busca la luz, es quizás porque en su camino hay momentos de oscuridad.Si no se rinde y lucha por continuar, tarde que temprano, la luz encontrará.

El que busca alegría, debe primero saber asumir en paz los momentos detristeza, angustia y de dificultad; porque así al vencerlos, descubrirá una alegría tan grande, que nada ni nadie se la podrá arrebatar.

El que busca compañía, encuentra en su vida, momentos de gran soledad; siaprende a vivir en paz consigo mismo, aprenderá a vivir en comunidad y algún día encontrará alguien que a su lado quiera caminar.

El que quiere ganar y llegar a la meta; debe primero lanzarse a competir,quizás primero encuentre tropiezos y caídas, que debe aprender a enfrentar,para que los obstáculos del camino no le detengan, sino que lo hagan tanfuerte, que pueda así, ganar y su meta alcanzar.

El que quiere realizar un sueño, encuentra a veces en su interior desierto, el cual se hace necesario para aprender a soñar, y así llegar a creer que no existen los imposibles, no perder nunca la esperanza, de que si se lucha por ellos, se pueden hacer realidad.

El que busca amor, encuentra a veces dolor, porque así es el amor, se sufre por quien se ama, se ríe y se llora por amor. es el misterio que encierra en símismo, es la grandeza del amor.

El que busca aprender a vivir, tiene primero que aprender a morir, despojarse de tantas cosas que le atan y le impiden descubrir lo que realmente es la vida.

El que busca encuentra muchas veces aquello que quizás no quería encontrar; por ello renuncia a su búsqueda, se estanca o retrocede, no quiere continuar. Lo que no sabe es que debe enfrentar lo que halla en su camino, no dejarse vencer por nada, porque todo ello es lo que le llevará a encontrar lo que tanto buscaba.

¡El que busca encuentra!... eh ahí una gran verdad; nada nos caerá del cielo;si anhelas algo, debes lanzarte a buscarlo, aunque ello signifique tener que enfrentar mil momentos y emociones que no te esperabas hallar. esa es la aventura de la búsqueda, y es lo que más adelante te regalará el gozo tan grande que se experimenta, cuando después de buscar tanto, con tus propios esfuerzos y luchas, logras encontrar lo que buscabas y aún mucho más.


Desconozco el autor

Tantas cosas te deseo.....



Para los que conozco hace años y para los que conozco hace minutos y para los que quiero desde siempre y para los que quiero desde ahora.
Te deseo primero que ames, y que amando, también seas amado. Y que de no ser así, seas breve en olvidar, y que después de olvidar, no guardes rencores. Deseo, pues, que no sea así, pero que si es, sepas ser feliz.
Te deseo también que tengas amigos, y que sean valientes, fieles, sinceros y hasta algunas veces inconscientes. Pero que por lo menos haya uno en quien puedas confiar sin dudar.
Y porque así es la vida, deseo también que tengas enemigos. Ni muchos ni pocos, en la medida exacta, para que algunas veces te cuestiones tus certezas. Y entre ellos, haya uno por lo menos que sea justo, para que te haga poner los pies en la tierra.
Te deseo además que seas útil, mas no insustituible. Y que en los momentos malos, cuando no quede más nada, esa utilidad sea suficiente para mantenerte en pie.
Igualmente, te deseo que seas tolerante; no con los que se equivocan poco, sino con los que se equivocan mucho e irremediablemente, y que haciendo buen uso de esa tolerancia, sirvas de ejemplo a otros.
Te deseo que siendo joven no madures demasiado de prisa, y que ya maduro, no insistas en rejuvenecer, y que siendo viejo no te dediques al desespero. Porque cada edad tiene su placer y su dolor, y es necesario que fluyan entre nosotros.
Te deseo de paso que seas triste. No todo el año, sino apenas un día. Pero que en ese día descubras que la risa diaria es buena, para valorar nuestras bendiciones y dar gracias por ello.
Te deseo que descubras, con urgencia máxima, por encima y a pesar de todo, que existen y que te rodean seres oprimidos, tratados con injusticia y personas infelices. Pero siempre tendrás la oportunidad de llevar una palabra de consuelo.
Deseo también que plantes una semilla, por más minúscula que sea, y la acompañes en su crecimiento, para que descubras de cuántas vidas está hecho un árbol.
Te deseo, además, que tengas dinero, porque es necesario ser práctico. Y que por lo menos una vez al año, pongas algo de ese dinero frente a ti y digas: "esto es mío", sólo para que quede claro quién es el dueño de quién.
Te deseo que ninguno de tus afectos muera, pero que si muere alguno puedas llorar sin lamentarte y sufrir sin sentirte culpable.
Te deseo por fin, siendo hombre que tengas una buena mujer, y que siendo mujer tengas un buen hombre, mañana y al día siguiente, y cuando estén exhaustos y sonrientes, hablen sobre amor para recompensar.
Si todas estas cosas llegaran a pasar, no tengo nada más que desearte.
(Víctor Hugo )

TUS CRITICAS ABRILLANTAN MI ESPEJO....


El poeta sufí Rumi escribió:

"Tus críticas abrillantan mi espejo"Si comprendes quien eres y te respetas, las críticas no te supondrán ningún problema sino que te brindarán la oportunidad de volverte una persona mejor.

Cuando te sientes imperfecto o inseguro, la crítica es como una amenaza y crees que debes defenderte.

Cuando te sientes seguro, no perfecto sino seguro, puedes escuchar las críticas y tener en cuenta su valor.

Puedes decir, "lo siento", y "gracias por abrillantar mi espejo"
.
Y cuando sea conveniente podrás aprender de las críticas y mejorar tu conducta.

Digo cuando sea apropiado porque hay personas a las que les encanta encontrar defectos en otros.

Ése es su problema... Recuerda que todos somos lienzos en blanco.

Si presentas un lienzo en blanco como tu obra de arte, no te pondrán buena nota.

Pero la creación empieza cuando comienzas a trabajar, sobre todo si consideras el lienzo en blanco una oportunidad de expresar tu talento y no una posibilidad de fracasar.

Y recuerda que el lienzo no se termina mientras dura la vida. Cuando nos encontramos fluyendo en la dirección incorrecta, es más fácil pensar en quién tiene la culpa que cambiar de dirección.

Piensa en ello.

Imagina que tomas un tren y tan pronto como sale de la estación te das cuenta de que va en dirección equivocada.

¿Te enfadas y echas la culpa al tren o reconoces tu error, te bajas en la primera estación y cambias de andén para tomar el correcto? Culpar a los demás de nuestra pérdida de rumbo es tentador.

Recibimos mucha información sobre la vida pero poca educación de la vida por parte de nuestros padres, maestros y otras figuras de autoridad, que por su experiencia saben más de ella.

La informacìón se basa en los hechos, la educación en la sabiduría y el conocimiento de cómo amar y cómo sobrevivir.

Pero, por más consejos que te den, eres tú quién decide que tren tomar.

Mientras recorres la vida, presta atención a los indicadores y las estaciones. Si no te gusta lo que ves, tira del freno de emergencia y bájate del tren.
No hay otro interventor que lo haga por ti ni tienes que pedir permiso a nadie para hacerlo.
Es tu vida, tu viaje, el que tu mismo conduces....

Un juego de golf muy especial...


Moisés, Jesús y un viejito se reúnen a jugar un partido de golf y como no podía ser menos, el campo se llenó de fanáticos antes del partido.

El juego venía muy parejo. Al llegar al hoyo 6, considerado el más difícil porque tenia un lago en el centro, Moisés tiró primero. La pelota salió disparada, cayó en el medio del lago, y se hundió. Acto seguido Moisés camino hasta el borde del lago, alzo el palo de golf, hizo que se abrieran las aguas, bajó caminando hasta donde estaba la pelota, y de un golpe la saco del fondo. Con otro golpe la metió en el hoyo, y la gente le aplaudió emocionada.

Luego fue el turno a Jesús. La pelota salió igualmente disparada, e igualmente fue derecho al lago, pero de repente se detuvo y quedo suspendida a escasos centímetros de la superficie. Jesús caminó entonces sobre las aguas y con un golpe preciso, envió la pelota directamente al hoyo. La ovación de la gente fue ensordecedora.

Por último, le toco el turno al viejito. La pelota, una vez más, cayó en el lago y se hundió y el público hizo un respetuoso silencio preguntándose que podría hacer el pobre viejo para superar el "milagroso" juego de sus compañeros. De repente, del agua saltó un pez con la pelota en la boca y, justo en ese momento, paso un águila que lo pescó al vuelo. El águila se alejó volando por el límpido cielo llevando el pez en su pico mientras éste sostenía aun la pelota. Entonces, como salida de la nada, apareció una nube negra, y de ella brotó un rayo que, pegando en la rama de un árbol cercano hizo caer la misma certeramente en la cabeza del águila, a la que mató al instante. Al caer, el ave soltó al pez, el pez soltó la pelota y esta cayó
exactamente en el hoyo!!!!!

Primero se hizo un silencio dramático y luego la gente enloquecida irrumpió en cerrado aplauso para el viejito.

Jesús se acercó entonces al viejito, que sonreía tímidamente, y le dijo: "Papá... NO ABUSES, dijimos que iba a ser un juego liviano !!!"

Los iguales se atraen...



Limítate a ser quien eres: sereno, transparente y brillante.
Cuando irradiamos lo que somos, cuando
sólo hacemos lo que deseamos hacer, esto aparta automáticamente a quienes nada tienen que aprender de nosotros y atrae a quienes sí
tienen algo que aprender y también algo que enseñarnos.
Richard Bach

----------------------------
La ley de atracción
Es esencial para la comprensión del individuo, afirmar que es un imán viviente.
De forma inevitable atraes hacia el círculo de tu vida a aquellos individuos y situaciones que estén en armonía con tus pensamientos dominantes.
Las almas gemelas se atraen.
Los pájaros del mismo plumaje van juntos en bandadas.
Todo lo que en tu vida hayas atraído hacia ti, lo has hecho por la clase de individuo que eres y especialmente por tu forma de pensar.
Tus amigos, tu familia, tus relaciones, tu trabajo, tus situaciones y tus oportunidades han sido atraídos hacia ti por tu modo habitual de
pensar en cada una de estas áreas.
Tenemos un ejemplo de esto en música llamado el principio de resonancia simpática.
Si se colocan dos pianos separados en una
habitación grande y se golpea en uno de ellos la nota «do», se puede ir seguidamente hacia el otro piano para observar que en él la cuerda correspondiente a la nota «do» está vibrando con idéntica intensidad que la cuerda hermana del primer piano.
Pues bien, según este mismo principio, tú tiendes a conocer y relacionarte con individuos y situaciones que vibran en armonía con los pensamientos y sentimientos que te dominan.
Si miras cada uno de los aspectos de tu vida, tanto positivos como equivocados, te darás cuenta de que todo tu mundo está fabricado por
ti y que, cuanto más esfuerzo emocional pongas en un pensamiento, más grande será la intensidad de la vibración y más rápidamente atraerás hacia tu vida a individuos y situaciones que sean afines a dicho pensamiento.
Esta ley siempre está actuando a tu alrededor. No tienes nada más que pensar en un amigo o en una amiga y lo más probable es que el teléfono esté sonando con él o ella al otro lado de la línea.
Decides hacer algo e inmediatamente después comienzan a llegarte ideas nuevas y ayudas.
Eres como un imán atrayendo limaduras de hierro.
Con la ley de atracción, sin embargo, no es necesario tener todas las contestaciones antes de comenzar.
Siempre que tengas claro lo que quieres y con la clase de individuos que te conviene asociarte, terminarás atrayendolos dentro de tu vida.
Tus pensamientos constituyen una forma de energía que vibra a una velocidad determinada en función del nivel de intensidad emocional
que acompañe al pensamiento.
Cuanto más excitado o temeroso estés, más rápidamente tus pensamientos irradiarán de ti y atraerán hacia tu vida personas y situaciones afines.
Lo que más temes es lo que más atraes.
Los individuos felices y alegres parecen que atraen a otros individuos alegres y felices.
El individuo que posea conciencia de prosperidad parece que encuentra ideas y oportunidades para hacer dinero.
La ley de atracción actúa en todas partes y en todo momento.
Puedes tener más, ser más y hacer más porque puedes autocorregir una idea o pensamiento.
Puedes cambiar tus pensamientos dominantes por medio de un bondadoso y amoroso ejercicio mental.
Puedes auto disciplinarte enfocando tus pensamientos hacia lo que te interese y rehusando pensar sobre lo que no deseas.
El individuo que utiliza la ley de atracción de un modo positivo se dice que tiene lo que siente, piensa y desea.
Ésta es sin duda otra manera de intentar
explicar por qué tantas buenas cosas y tantos individuos provechosos se ven acogidos en el seno de la vida de aquellos que tienen muy claras sus
metas y son optimistas continuamente.
Brian Tracy

martes, 13 de marzo de 2007

Mejor....

Al triste, no le preguntes la historia de su desgracia... Mejor dile que en ti tiene un amigo.Al que llora, no le escudriñes el origen de su llanto...

Mejor dile que tu tienes un hombro, un pañuelo, una sonrisa.Al que anda tambaleante por la vida, no le analices por qué no ha llegado nunca a ninguna parte...Mejor dile que tú tienes una luz, un consejo, y un bastón por si llegara a necesitarlos.
Al que anda sin templo, y sin oración, no le preguntes por qué es un descreído...Mejor enséñale de Dios, y mételo en el secreto de tu plegaria.
A esos que hacen un caos de su vida, no les preguntes qué causa su confusión...Mejor enséñales el rastro sosegado de la fe, y el fluir constante de tu serenidad.
Al que anda dolido y agotado con su cruz, no le preguntes por qué le pesa tanto...Mejor ponlo en posición de que Dios se irradie sobre él, y poco a poco le irá llegando su luz.
Al que se resiste a seguir, y se siente vencido, no le andes por las normas, las deducciones y los raciocinios... Mejor dale la mano, y dile: "¡Voy contigo!"
No le preguntes a cada uno su necesidad...Mejor demuéstrales que hay un Dios... hay una oración... ¡¡Y hay un milagro!!
Autor: Zenaida Bacardi de Argamasilla.....

domingo, 11 de marzo de 2007

Desapego ...



El amor sólo puede existir en libertad
Buda dijo:
El mundo está lleno de sufrimientos;
la raíz del sufrimiento es el apego;
la supresión del sufrimiento
es la eliminación del apego.
El desapego podría definirse como "carencia de sed".
Piensa en el ánimo de una persona desesperada por la sed y en el de
alguien que no la tiene.
Observa, mentalmente, la diferencia.
¿En cuál ves paz, tranquilidad, seguridad y en cuál lo contrario?
Ahora observa el mundo. Y tu mundo particular y personal.
La infelicidad que hay en torno y dentro de ti, ¿qué la causa?
¿La situación económica?, ¿el desempleo?, ¿la soledad? ...
Si observas bien, verás que no es nada de eso. Si se te solucionaran
todas esas cosas, aparecerían otras que te seguirían causando la
infelicidad.
Entonces, ¿qué es?.

Es que esa infelicidad la llevas contigo donde vayas. Esa infelicidad
está en ti mismo y no puedes escapar de ti.
Está en tu programación, en tu computadora cerebral. Son tus
creencias, esas que te parecen tan lógicas que ni siquiera sabes que
te tiranizan y esclavizan.
Tu mente no deja de producir infelicidad.
Pero si lo analizas, verás que hay una sola cosa que origina la
infelicidad: el deseo - apego.
Y ¿qué es el apego?
Es un estado emocional de vinculación compulsiva a una cosa o persona
determinada originado por la creencia de que sin esa cosa o persona, no
es posible ser feliz.
Facundo Cabral dice:
Deseo poco, y lo poco que deseo, lo deseo poco.
Tu mente dice:
No puedes ser feliz si no tienes tal o cual cosa, o si tal persona no
está contigo.
No puedes ser feliz si tal persona no te ama.
No puedes ser feliz si no tienes un trabajo seguro.
No puedes ser feliz si no das seguridad a tu futuro.
No puedes ser feliz si estás solo.
No puedes ser feliz si no tienes un cuerpo a la moda.
No puedes ser feliz si los otros actúan así.
y... cuántos más "no puedes ser feliz si...".
Tu mente está programada para demostrarte constantemente (sino por una
cosa, por otra) que no puedes ser feliz.
Todo esto es falso.
Tú eres feliz aquí y ahora; pero no lo sabes, porque tus falsas
creencias y tu manera deformada de ver las cosas te han llenado de
miedos, preocupaciones, ataduras, conflictos, culpabilidades ...
Si lograras ver a través de esa maraña, comprobarías que eres feliz
y no lo sabes.
No hay un sólo momento en tu vida en el que no tengas cuanto necesitas
para...
Ser Feliz.
Todas las cosas a las que te apegas y sin las que estás convencido que
no puedes ser feliz, son simplemente tus motivos de angustias.
Lo que te hace feliz no es la situación que te rodea, sino los
pensamientos que hay en tu mente.
El apego es un estado emocional que tiene dos puntas, una positiva y
otra negativa.
La positiva es el estado de placer y la emoción que sientes cuando
logras aquello a lo que estás apegado.
La negativa es la sensación de amenaza y la tensión que lo
acompañan, lo que te hace vulnerable al desorden emocional y amenaza
constantemente con hacer añicos tu paz.
Observa bien: Si no se consigue el objeto del apego, origina
infelicidad; y si se consigue sólo produce un instante de placer
seguido de la preocupación y el temor a perderlo.
¿Podemos ganar la batalla contra los apegos?
Sí. Renunciando a ellos. Cambiando nuestra programación.
Haz una lista de todo lo que te tenga apegado y dile a cada una de esas
cosas:
En realidad no estoy apegado a ti en absoluto.
Tan sólo estoy engañándome a mi mismo creyendo que sin ti no puedo
ser feliz.
Y si tu apego se refiere a una persona, di:
Te dejo que seas tú mismo/a, que tengas tus propios pensamientos, que
satisfagas tus propios gustos, que sigas tus propias inclinaciones, que
te comportes tal como decidas hacerlo. Te libero con Amor y me libero
con Amor.
Ahora estás en condiciones de amar -Amar, con mayúsculas- a esa
persona.
¿Por qué?
Porque Amar, no es querer. Lo que quieres, quieres poseerlo.
Cuando quieres a alguien para ti, sólo le estás poniendo una cadena
al cuello y atándote del otro lado.
El Amor sólo puede existir en libertad.

jueves, 8 de marzo de 2007

Pantalones Mojados...

El niño de 8 años entró en el salón de clase para hacer su examen final. El se encontraba muy nervioso acerca de tal examen, su angustia creció tanto que sin poderse controlar se orinó en sus pantalones. Miró hacia abajo y vio como gotas caían suavemente al piso.
Para su sorpresa cuando levanta su vista y ve a su profesora nota que ella lo llama a su escritorio. Cómo podría moverse sin dejar al descubierto su situación? La profesora al notar que el niño esta como paralizado y no va hacia ella, lentamente se viene al pupitre del niño. Oh no!!, piensa él. Qué hacer? Ahora será avergonzado y sus compañeros se reirán de él.
En ese momento una niña compañera de clase viene hacia él con una pecera y al pasar frente a él se tropieza y derrama el agua de la pecera sobre la ropa de él, mojándole totalmente…. La Maestra apresuradamente toma al niño y lo lleva al baño para ayudarlo a cercarse su ropa, mientras el internamente decía: Gracias Dios,, Gracias Dios. Si hay un Dios en el cielo. Que gran regalo me diste. Para ocultar aún mas lo que vivió le grito a la niña..
"NO sabes donde caminas?..Idiota"
En el tiempo de receso ningún compañerito se quiso acercar a esta niña y ella estaba sola. Todos la miraban con menosprecio por haber mojado al compañero. Cuando terminó la clase, la niña iba caminando solita hacia su casa, ya que ninguno quiso estar con ella y el niño se acercó y le pregunto: Realmente te tropezaste? Fue un accidente? Y ella lo miró y le dijo,
No, yo vi lo que te paso, vi que te orinaste y la profesora venia a ti, por eso corrí y tome la pecera para hacer que me tropezaba... porque no quería que fueras avergonzado. Ahora el niño estaba más paralizado de lo que se sintió en clase.
No puedo olvidar como Dios también muchas veces ha derramado la pecera sobre mi para protejerme.
También yo muchas veces me he orinado en los pantalones… pero él con amor y cariño ha creado una situación que no he entendido en el momento….pero luego tengo que agradecerle por haberme mojado con la pecera de su amor.

Tu valor no cambia...

Un orador inicio su seminario mostrando al auditorio un billete de $20 dólares. Dirigiéndose a los 200 espectadores pregunto, ¡Quien quiere este billete? Muchas manos se levantaron. Luego dijo, Se lo voy a dar a alguno de ustedes, pero primero perimtanme hacerle esto..., y lo hizo bolita dejándolo todo arrugado. Entonces insistió, ¿Quien todavía lo quiere?. Las manos volvieron a subir. Bien, dijo. ¿Y si le hago esto...?, y lo dejo caer al suelo y lo empezó a pisar contra el suelo con su zapato. Al recogerlo lo mostró al auditorio. Así, todo arrugado y sucio, pregunto, Y así, ¿todavía lo quieren?. Las manos se mantuvieron arriba. Amigos, han aprendido una lección muy valiosa. No importa todo lo que le haya hecho al billete, ustedes de cualquier manera lo quieren porque su valor no ha disminuido. Sigue valiendo los mismos 20 dólares. Muchas veces en nuestras vidas caemos, nos arrugamos, o nos revolcamos en la tierra por las decisiones que tomamos y por las circunstancias que nos rodean. Llegamos a sentir que no valemos nada. Pero no importa lo que hayamos pasado o cuanto pueda ocurrirnos, nunca perdemos el valor que tenemos ante los ojos de Dios. Sucios o limpios, abatidos o finamente alineados, para El somos invaluables. Acuérdate.... tu valor no cambia...

El valor del tiempo...

-- * Para darse cuenta del valor de un año: preguntarle a un estudiante que ha fallado en un examen final. * Para darse cuenta del valor de un mes: preguntarle a una madre que ha dado a luz a un bebe prematuro. * Para darse cuenta del valor de una semana: preguntarle al editor de un diario semanal. * Para darse cuenta del valor de una hora: preguntarle a amantes que esperan para verse. * Para darse cuenta del valor de un minuto: preguntarle a una persona que ha perdido el tren, el ómnibus o el avión. * Para darse cuenta del valor de un segundo: preguntarle a una persona que ha sobrevivido de un accidente. * Para darse cuenta del valor de un milisegundo: preguntarle a la persona que ha ganado una medalla de plata en las olimpiadas. El tiempo no espera para ninguno. Atesora cada momento que tengas. Lo atesoras mas cuando puedas compartirlo con alguien especial. Dios nos dio el Don de la Vida, el cual es temporal. Es decir cuando nacemos a esta vida humana, lo único seguro que tenemos es la muerte. Cada segundo es irrepetible. Por eso, VIVE el momento, y mejor aún, VIVE en la GRACIA de Dios.

Reflexiones de Pablo Neruda...

-- Nunca te quejes de nadie, ni de nada, porque fundamentalmente tu has hecho lo que querías en tu vida. Acepta la dificultad de edificarte a ti mismo y el valor de empezar corrigiéndote. El triunfo del verdadero hombre surge de las cenizas de su error. Nunca te quejes de tu soledad o de tu suerte, enfréntala con valor y acéptala. De una manera u otra es el resultado de tus actos y prueba que tu siempre has de ganar. No te amargues de tu propio fracaso ni se lo cargues a otro, acéptate ahora o seguirás justificándote como un niño. Recuerda que cualquier momento es bueno para comenzar y que ninguno es tan terrible para claudicar. No olvides que la causa de tu presente es tu pasado así como la causa de tu futuro será tu presente. Aprende de los audaces, de los fuertes, de quien no acepta situaciones, de quien vivirá a pesar de todo, piensa menos en tus problemas y mas en tu trabajo y tus problemas sin eliminarlos morirán. Aprende a nacer desde el dolor, y a ser mas grande que el mas grande de los obstáculos, mírate en el espejo de ti mismo y serás libre y fuerte y dejaras de ser un títere de las circunstancias porque tu mismo eres tu destino. Levántate y mira el sol por las mañanas y respira la luz del amanecer. TU eres parte de la fuerza de tu vida; ahora despiértate, lucha, camina, decídete y triunfaras en la vida; nunca pienses en la suerte, porque la suerte es el pretexto de los fracasados.

Las 13 cosas que aprendimos del arca de Noe ...



1.- Es importante ser puntual a la cita y no llegar después de la hora fijada para la salida.

2.- Recuerda que todos somos diferentes, pero estamos en el mismo barco.

3.- Planea para el futuro. No estaba lloviendo cuando Noé comenzó a construir el Arca.

4.- Nunca te sientas viejo a pesar de que alguien diga que tu tiempo ya pasó, y que a tu edad ya no puedes hacer nada grande que valga la pena.

5.- No hagas mucho caso a los criticones: continua con el trabajo que se te ha encomendado.

6.- Todo lo que hagas y construyas procura que sea con buena calidad, a pesar de que no seas profesional ni sea eso lo que sabes hacer. Aprende.

7.- Al buscar compañía para tu viaje en la vida, busca una que verdaderamente sea afín a ti. Polos opuestos pueden atraerse, pero no van a lograr mucho. Además, ya sea en un equipo de trabajo o en una pareja, se comparte el objetivo y la visión para motivarse y seguir caminando hacia el Arca.

8.- Si sientes que tu progreso es lento, no te desesperes pues lo importante. Es la perseverancia. Las tortugas estaban a bordo, así como los animales veloces.

9.- Aunque al principio te sientas solo y recibas burlas, a la larga tiene su recompensa el elegir el camino y los objetivos correctos.

10.- No desprecies los esfuerzos que hacen la gente sencilla, el Arca fue construida por amateurs y el Titanic por profesionales.

11.- No hay opción. Tienes que participar de la construcción del Arca para poder subir a ella o solo serás uno mas de los animales.

12.- Un equipo y sus miembros solamente deben construir una sola Arca, no andar cada quien construyendo la suya,solo porque no les gustó algo.

13.- No importa como sea la tormenta en la que estés: si permaneces con Dios, siempre habrá para ti un Arco Iris esperándote.

Reflexiones sobre conflictos y ego....






Reflexiones sobre los conflictos desencadenados por el ego -parásito de la personalidad de cada uno que busca ser satisfecho y obtener dominio a través de su huesped transitorio'.

No nos corresponde juzgar.

Cada juicio que hacemos nos lleva a dualidades: aceptar-rechazar, alabar-censurar, acoger-expulsar.

Cada juicio que emitimos revela más nuestra personalidad con sus limitaciones y rasgos distintivos que la condición de quien juzgamos o de los eventos en que nos involucramos al autonombrarnos jueces.

Cada uno de nosotros al juzgar podemos ser el pequeño árbol en el valle que pretende describir la inmensidad que lo rodea desde el minúsculo espacio en que esta sumergido, o el pequeño árbol en la colina que ante la perspectiva del paisaje extendido hasta el horizonte pretendiera retratar minuciosamente las características difusas y vagas de los elementos distantes.

Todos los seres vivos junto al entorno natural cumplimos propósitos. Ninguno de nosotros es ajeno al propósito de su existencia.

Las dificultades, los retos, las interrelaciones en que participamos, las acciones que recreamos hacen parte de esos propósitos.

Lo que hacemos afecta a los demás y lo que ellos hacen nos afecta a nosotros, positiva o negativamente, constructiva o destructivamente, según lo interpretemos.

Cada personalidad en todo momento está condicionada por sus más oscuras limitaciones o por sus luminosos atributos.

Nosotros somos los demás, los otros.

Lo que tememos hace parte de las elecciones de nuestra mente, lo mismo que lo que queremos.

La sabiduría de nuestro ser está fundamentada en la paz y en el desapego.

Desde una actitud de paz nacen nuestros sentimientos de seguridad que deshacen el temor.

Desde nuestra actitud de amor hacia nosotros mismo y hacia los demás nace la libertad que nos concedemos y les concedemos como desapego -dejar fluir, permitir ser-.

Cuando vemos con temor estamos creando distorsiones en nuestra visión, asumimos que algo o alguien puede causarnos daño o destruir nuestro equilibrio.

El ego, ese parásito de nuestra personalidad y de nuestra mente que busca en todo momento controlar e imponer su contradictorio y caprichoso sistema de creencias se manifiesta a través de nosotros con acciones disociadoras y conflictivas

Nos mostramos vulnerables y rehusamos el poder de crear y cambiar que es propio de nuestro ser.

Pareciera que nos retiramos mientras otra mente obra a través de nosotros, pero no es así. Es el ego, el falso yo que busca ser satisfecho y complacido, lo que establece transitoriamente nuestro comportamiento a través de sus precarias e insustanciales interpretaciones de la dinámica de la vida.

Nos somete momentáneamente a sus inestables instrumentos de dominio basados en el temor -que es lo opuesto al amor-, en la culpa, el reproche, el resentimiento, la separación, la discriminación.

Todo esto puede llevarnos a estados de depresión caracterizados por melancolía, tedio, aislamiento, autocompasión, baja autoestima, condiciones alternadas de ataque-defensa, irritabilidad o apatía. Si no somos concientes de la confusión que nuestro ego ha maquinado y establecido podemos finalmente lograr manifestar enfermedad en el cuerpo físico.

Cómo permanecer en paz

Nuestras vidas son una extensión de la creación de Dios, y no se manifiestan por azar.

Somos parte de la armonía del Universo.

Como extensiones de la Mente de Dios, nuestra mente puede expresar una voluntad particular para adherirse a los amorosos propósitos de la vida y fluir ecuánimemente con cada tarea, cada relación y cada reto.

Somos seres vivos que representamos personalidades en mundos que evolucionan a través de la integración y el autoconocimiento.

Hacemos nuestro aprendizaje por medio de cambios constantes y progresivos.

Cuando realizamos la recta acción y la recta comprensión, nuestras acciones nos transforman en personas equilibradas, apacibles y acogedoras.

Cuando actuamos desde una posición de conflicto y confrontación, nos mostramos confundidos, temerosos y disociados.

¿Cómo nos sentimos? ¿Cómo nos relacionamos con quienes nos rodean y con el mundo?

Si la respuesta es positiva, de aceptación y armonía, con certeza actuamos desde la dimensión del ser que representamos.

Si la respuesta es negativa, de rechazo y pugnas violentas, actuamos desde la dimensión del ego.

Según nuestra elección, así será el resultado.

Las cuatro esposas...

Las Cuatro Esposas


Había una vez un rey que tenía cuatro esposas. El amaba a su cuarta esposa más que a las demás y la adornaba con ricas vestiduras y la complacía con las delicadezas más finas. Sólo le daba lo mejor.También amaba mucho a su tercera esposa y siempre la exhibía en los reinos vecinos. Sin embargo, temía que algún día ella se fuera con otro.También amaba a su segunda esposa. Ella era su confidente y siempre se mostraba bondadosa, considerada y paciente con él. Cada vez que el rey tenía un problema, confiaba en ella para ayudarle a salir de los tiempos difíciles.La primera esposa del rey era una compañera muy leal y había hecho grandes contribuciones para mantener tanto la riqueza como el reino del monarca. Sin embargo, él no amaba a su primera esposa y aunque ella lo amaba profundamente, apenas él se fijaba en ella.Un día el rey enfermó y se dio cuenta de que le quedaba poco tiempo. Pensó acerca de su vida de lujo, y caviló : "Ahora tengo cuatro esposas conmigo pero, cuando muera, estaré solo". Así que le preguntó a su cuarta esposa; "Te he amado más que a las demás, te he dotado con las mejores vestimentas y te he cuidado con esmero. Ahora que estoy muriendo, ¿estarías dispuesta a seguirme y ser mi compañía?". "¡Ni pensarlo!". Contestó la cuarta esposa y se alejó sin decir más palabras... Su respuesta penetró en su corazón como un cuchillo filoso. El entristecido monarca le preguntó a su tercera esposa : "Te he amado toda mi vida. Ahora que estoy muriendo, ¿estarías dispuesta a seguirme y ser mi compañía?". "¡No!". Contestó su tercera esposa. "¡La vida es demasiado buena!, ¡Cuando mueras, pienso volverme a casar!"... Su corazón experimentó una fuerte sacudida y se puso frío.Entonces preguntó a su segunda esposa : "Siempre he venido a ti por ayuda y siempre has estado allí para mí. Cuando muera, ¿estarías dispuesta a seguirme y ser mi compañía?". "¡Lo siento, no puedo ayudarte esta vez!". Contestó la segunda esposa. "Lo más que puedo hacer por tí es enterrarte!"... Su respuesta vino como un relámpago estruendoso que devastó al rey.Entonces escuchó una voz: "Me iré contigo y te seguiré doquiera tú vayas"... El rey dirigió la mirada en dirección de la voz y allí estaba su primera esposa. Se veía tan delgaducha, sufría de desnutrición. Profundamente afectado, el monarca dijo : "¡Debí haberte atendido mejor cuando tuve la oportunidad de hacerlo!".

MORALEJA :En realidad, todos tenemos cuatro esposas en nuestras vidas:
- Nuestra cuarta esposa es nuestro cuerpo... no importa cuánto tiempo y esfuerzo invirtamos en hacerlo lucir bien, nos dejará cuando muramos.
- Nuestra tercera esposa son nuestras posesiones, condición social y riqueza... cuando muramos, irán a parar a otros.
- Nuestra segunda esposa es nuestra familia y amigos... no importa cuánto nos hayan sido de apoyo a nosotros aquí, lo más que podrán hacer es acompañarnos hasta el sepulcro.
- Y nuestra primera esposa es nuestra alma, frecuentemente ignorada en la búsqueda de la fortuna, el poder y los placeres del ego. Sin embargo, nuestra alma es la única que nos acompañará adonde quiera que vayamos.¡Así que cultívala, fortalécela y cuídala ahora! Es el más grande regalo que puedes ofrecerle al mundo.

El ruido de la Carroza....

EL RUIDO DE LA CARROZA

Cierta mañana, mi padre me invito a dar un paseo por el
bosque y acepte con placer.

El se detuvo en una curva y después de un pequeño silencio
me preguntó:
Además del cantar de los pájaros, ¿escuchas alguna cosa más?
Agudicé mis oídos y algunos segundos después le respondí:
Estoy escuchando el ruido de una carroza.
Eso es -dijo mi Padre-. Es una carroza vacía.
Pregunté a mi Padre: Como sabes que es una carroza vacía,
si aun no la vemos?

Entonces mi padre respondió: Es muy fácil saber cuando una carroza
esta vacía, por causa del ruido. Cuanto mas vacía la carroza,
mayor es el ruido que hace.

Me convertí en adulto y hasta hoy cuando veo a una persona
hablando demasiado, interrumpiendo la conversación de todo el mundo,
inoportuna, presumiendo de lo que tiene (y lo mas seguro es que no
tiene nada)…

Estoy aprendiendo....

Estoy aprendiendo ...
Que la mejor aula de aprendizaje esta a los pies de una persona mayor.
Que cuando estas enamorado, se nota.
Que nadie es perfecto hasta que te enamoras de esa persona.
Que cuando solo una persona me dice, "Tu me alegraste el día", me alegra el día.
Que ignorar la realidad no cambia la realidad.
Que El Señor no lo hizo todo en un día. Que me hace pensar que yo puedo?.
Que ser bondadoso es mas importante que tener la razón.
Que cuando te amarras a tu amargura, la felicidad amarrara en otro muelle.
Que bajo la coraza mas dura hay alguien que quiere ser apreciado y amado.
Que yo siempre puedo rezar por otro cuando no tengo la fuerzas para ayudarlo de alguna otra manera.
Que no importa cuan serios nos obliga a ser nuestra vida, siempre necesitamos un amigo para actuar estúpidamente.
Que todos queremos vivir en la cima de la montaña, pero la felicidad y el desarrollo ocurren mientras la escalas.
Que es mejor dar consejos en dos ocasiones; cuando te lo piden y cuando es una situación en que peligra la vida.
Que algunas veces todo lo que una persona necesita es una mano para tomar y un corazón para entender.
Que la vida es como un rollo de papel; mientras más se acerca a su fin, más rápido se acaba.
Que deberíamos estar contentos que Dios no nos dio todo lo que pedimos.
Que el dinero no compra clase.
Que las pequeñas cosas de todos los días hacen la vida tan espectacular.
Que cuando planeas vengarte de Alguien, estas solamente dejando que esa persona te continúe hiriendo.
Que el amor y no el tiempo cierra todas las heridas.
Que la forma más fácil de crecer como persona es rodearme de gente más capaz que yo.
Que todos con los que te encuentras se merecen que los recibas con una sonrisa.
Que la vida es dura pero yo soy más duro.
Que las oportunidades nunca se pierden; alguien tomara la que dejaste pasar.
Que debemos mantener nuestras palabras tiernas, porque mañana tal vez debamos masticarlas.
Que una sonrisa es una forma muy barata de mejorar la presencia.
Que no puedo decidir como me siento, pero si puedo decidir que voy a hacer al respecto.
Que mientras menos tiempo tengo disponible, más cosas termino.

martes, 6 de marzo de 2007

La Vida es...

La vida es...
La vida es una carrera.No llores si la pista es áspera y la meta distante. Un día la alcanzarás.
La vida es un viaje.No reclames si las tormentas golpean el casco de la nave o los vientos desgarran las velas. Un día llegarás a tu cielo.
La vida es crecimiento.No encuentres fallas si la semilla permanece sumergida en la tierra oscura antes de que crezca y floree. Un día tendrás tu cosecha.
La vida es una peregrinación.No titubees en el camino con autocompasión porque las piedras cortan tus pies y dejas la sangre en el camino.

Amar en silencio....

Amar en silencio
Amar en silencio es más cruel que cuando los delicados pétalos de una rosa se marchitan, es alcanzar las estrellas no con las manos sino con el pensamiento, es tan difícil como decir un te amo y que las palabras se las lleve el viento con sus húmedas manos de cristal, es como cuando se mira a los ojos y se quiere decir lo que se siente, pero el muro del silencio se interpone entre las nubes de un sentimiento que busca la forma de encontrar una razón para seguir viviendo.
Es como cuando el horizonte llora de tristeza al sentir que ninguno de los tiernos ojos lo miran, es el amar sin encontrar el cálido premio de los besos y las caricias, es llevar el recuerdo de su rostro en la mente pensando que está presente, sin saber que la distancia de los cuerpos termina por ahogar un corazón que únicamente buscaría el calor de sus brazos y el sabor de sus labios.
Así es como cuando se ama en silencio, porque lo prohibido es lo más querido y aunque nunca las palabras logren salir más allá del alma, siempre se sentirá el vacío sabor de la indecisión y la esperanza, siempre estará grabado en la mente las inmensas ganas de poseer su corazón.
Es como cuando las delicadas palabras del pensamiento luchan por no morir con síntomas de un amor enloquecido que no sólo sale del corazón sino de todo el cuerpo, es como cuando las aves vuelan por el aire buscando algo para sus nidos, así es el melancólico hombre que ama en silencio buscando la libertad para su alma, buscando una ilusión para su herida que deja el tiempo con la soledad infinita y que poco a poco ahonda más la llaga del sufrimiento.
Así es como quien ama en silencio que el solo roce de sus manos es conseguir la gloria, que la mirada fugaz consuela las inmensas ganas de sentirle cerca del cuerpo, que una sola palabra de sus ardientes labios choquen con el sonido del viento que trae su voz, es sólo el palpitar del corazón enfurecido por no tener la esperanza de compartir sus sentimientos, la felicidad de verle caminar por la calle con sus pasos de inocencia frágil y sus movimientos que estremece lo más escondido del pensamiento y de un sentimiento que lucha por conseguir su mirada y su sonrisa, el valor de enfrentar un amor tan silencioso como la noche fría y oscura, el temor de que se entere y pensar que ya nunca se tendrá al menos en el pensamiento; el miedo de encontrarle de frente y decirle en sus oídos palabras tan bellas que inspiran el corazón y el sentimiento, el miedo de decirle un te amo, el temor de decirle un te amo, el temor de decirle un te quiero. Así es cuando se ama en silencio.

domingo, 4 de marzo de 2007

Almuerzo con Dios...

Un niño pequeño queria conocer a DIOS, sabia que tendria
que hacer un largo viaje para llegar hasta donde DIOS,que
empaco en un maletín pastelitos de chocolate y refrescos
de fruta y empezo su jornada.

Cuando habia caminado mas o menos una s tres cuadras se
encontro con una mujer anciana.Ella estaba sentada en una silla del parque, sola contemplaba en silencio alguna palomas
que picoteaban unas migajas de pan que habian en el suelo.
El niño se sento junto a ella y abrio su maletín.

Estaba a punto de beber uno de sus refrescos, cuando notó
que la anciana parecia algo hambrienta, asi que le ofrecio uno
de sus pasteles, ella agradecida acepto el pastel y le sonrrió al
niño.Su sonrrisa era tan bella tanto que el niño,queria verla de
nuevo asi que le ofrecio uno de sus refrescos,de nuevo ella le
sonrio.El niño estaba tan encantado que se quedo toda la tarde
junto a ella comiendo y sonrriendo pero ninguno de los dos se dijo nunca ni una sola palabra mientras oscurecia,el niño se percató de lo cansado que estaba se levantó para irse dió algunos pasos pero se detuvo y antes de seguir se dió vuelta atras, corrió hacia la anciana le dió un abrazo y ella le dió la mas de las grandes sonrrizas de su vida.

Cuando el niño llegó a su casa abrió la puerta..... su madre quedó sorprendida por la cara de felicidad que traia el niño y le preguntó: hijo ¿ que hiciste hoy, que te hace tan feliz ?. El niño le contestó; hoy almorce con DIOS y antes de que su madre contestara algo el añadio y sabes que tiene la sonrisa mas hermoza que he visto.

Mientras tanto la anciana radiante de felicidad regresó a su casa y su hijo se quedó sorprendido por la expresión de paz que traía en su cara.

Mamá ¿que hiciste hoy que te haz puesto tan feliz? y ella contestó comí pastelitos de chocolate con dios en el parque y antes de que su hijo respondiera añadio y sabes es mas joven de lo que pensaba.

jueves, 1 de marzo de 2007

SABIDURIA DE VIDA... (Facundo Cabral)

Hay tantas cosas para gozar y nuestro paso por la Tierra es tan corto, que sufrir es una pérdida de tiempo. Además, el Universo siempre está dispuesto a complacernos, por eso estamos rodeados de buenas noticias.

Cada mañana es una buena noticia. Cada niño que nace es una buena noticia,cada cantor es una buena noticia, porque cada cantor es un soldado menos, por eso hay que cuidarse del que no canta porque algo esconde.

Aprendí que nunca es tarde, que siempre se puede empezar de nuevo, ahora mismo, le puedes decir basta a la mujer (o al hombre) que ya no amas, al trabajo que odias, a las cosas que te encadenan a la tarjeta de crédito, a los noticieros que te envenenan desde la mañana, a los que quieren dirigirtu vida, ahora mismo le puedes decir "basta" al miedo que heredaste, porque la vida es aquí y ahora mismo.

Que nada te distraiga de ti mismo, debes estar atento porque todavía no gozaste la más grande alegría ni sufriste el más grande dolor. Vacía la copa cada noche para que Dios te la llene de agua nueva en el nuevo día.

Vive de instante en instante porque eso es la vida. Me costó 57 años llegar hasta aquí, ¿cómo no gozar y respetar este momento? Se gana y se pierde, se sube y se baja, se nace y se muere. Y si la historia es tan simple, ¿por qué te preocupas tanto?. No te sientas aparte y olvidado, todos somos la sal de la Tierra. En la tranquilidad hay salud, como plenitud dentro de uno. Perdónate, acéptate,reconócete y ámate, recuerda que tienes que vivir contigo mismo por la eternidad, borra el pasado para no repetirlo, para no abandonar como tu padre, para no desanimarte como tu madre, para no tratarte como te trataron ellos, pero no los culpes porque nadie puede enseñar lo que no sabe,perdónalos y te liberarás de esas cadenas.

Si estás atento al presente, el pasado no te distraerá, entonces serás siempre nuevo. Tienes el poder para ser libre en este mismo momento, elpoder está siempre en el presente porque toda la vida está en cada instante,pero no digas "no puedo" ni en broma porque el inconsciente no tiene sentido de humor, lo tomará en serio y te lo recordará cada vez que lo intentes.

Si quieres recuperar la salud abandona la crítica, el resentimiento y laculpa, responsables de nuestras enfermedades. Perdona a todos y perdónate, no hay liberación más grande que el perdón, no hay nada como vivir sin enemigos. Nada peor para la cabeza y por lo tanto Para el cuerpo, que el miedo, la culpa, el resentimiento y la crítica que te hace juez (agotadora y vana tarea) y cómplice de lo que te disgusta.

Culpar a los demás es no aceptar la responsabilidad de nuestra vida, es distraerse de ella. El bien y el mal viven dentro de ti, alimenta más al bien para que sea elvencedor cada vez que tengan que enfrentarse. Lo que llamamos problemas son lecciones, por eso nada de lo que nos sucede es en vano.