jueves, 30 de agosto de 2007

Tentador

Hace años, el famoso comentarista Paul Harvey, describió cómo el Eskimal (Eskimó) mata al lobo. Primero cubre su cuchillo con la sangre de un animal y luego deja que se congele. Luego añade otra capa de sangre y deja que también se congele. Repite el proceso una y otra vez hasta que el cuchillo está totalmente cubierto con sangre congelada.
El cazador ártico entonces toma el cuchillo y lo coloca en la tierra con la hoja extendida para arriba. Sin sospechar cosa alguna, el lobo huele la sangre y empieza a lamer la sangre congelada. Entre más lame el lobo la sangre, más vigorosamente crece su apetito para la sangre.
Sin saber lo que está haciendo el lobo empieza a cortar su propia lengua. El lobo entonces empieza a saciar su sed por sangre con su propia sangre. Su deseo perpetuo no se satisface hasta estar completamente muerto.
La tentación contra Dios está envuelta de la manera más atractiva, pero siempre contiene una hoja de cuchillo de destrucción mortal. -Ramond McHenry-

La Bailarina...

Una joven había tomado clases de ballet durante toda su infancia, y había llegado el momento en que se sentía lista para entregarse a la disciplina que la ayudaría a convertir su afición en profesión. Deseaba llegar a ser la primera bailarina y quería comprobar si poseía las dotes necesarias, de manera que cuando llegó a su ciudad una gran compañía de ballet, fue a los camerinos luego de una función, y habló con el director. Quisiera llegar a ser una gran bailarina, le dijo, pero no se si tengo el talento necesario o que me hace falta.Dame una demostración, le dijo el maestro.Transcurrido apenas 5 minutos, la interrumpió, moviendo la cabeza en señal de desaprobación. No, no tiene usted condiciones.La joven llegó a su casa con el corazón desgarrado, arrojó las zapatillas de baile en un armario y no volvió a calzarlas nunca más, se casó, tuvo hijos y cuando se hicieron un poco mayores, tomó un empleo de cajera en un supermercado. Años después asistió a una función de ballet, y a la salida se topó con el viejo director que ya era octogenario, ella le recordó la charla que habían tenido años antes, le mostró fotografías de sus hijos y le comentó de su trabajo en el supermercado, luego agregó: Hay algo que nunca he terminado de entender. Cómo pudo usted saber tan rápido que yo no tenía condiciones de bailarina?Ahhh, apenas la miré cuando Ud. bailó delante de mi, le dije lo que siempre le digo a todas, le contestó.Pero eso es imperdonable! Exclamó ella, arruinó mi vida, pude haber llegado a ser primera bailarina! - No lo creo, repuso el viejo maestro. Si hubieras tenido las dotes necesarias, y una verdadera vocación para bailar, no habrías prestado ninguna atención a lo que yo dije.Sin duda, si te crees perdido, estás perdido y si crees que no puedes, pues no podrás. Si quieres hacer algo pero lo crees imposible, no creo que triunfes jamás.En la vida no solo el valiente o el veloz triunfa, tarde o temprano el que siempre vence es el que cree que es posible.

La Felicidad...

En cierta ocasión durante un seminario para matrimonios,
le preguntaron a una mujer:
-"¿Te hace feliz tu esposo?",
¿Verdaderamente te hace feliz?
En ese momento el esposo
levantó ligeramente el cuello
en señal de seguridad,
sabí-a que su esposa dirí-a que sí-,
pués ella jamás se habí-a quejado
durante su matrimonio.
Sin embargo la esposa respondió con un rotundo
- "No ...... no me hace feliz"
Y ante el asombro del marido ... continuó:
- "No me hace feliz ¡Yo soy feliz! ...
El que yo sea feliz o no,
eso no depende de él, sino de mí-.
Yo soy la única persona,
de quien depende, mi felicidad.
Yo determino ser feliz en cada situación
y en cada momento de mi vida,
pues si mi felicidad dependiera ...
de alguna persona,
cosa... circunstancia. ...
sobre la faz de esta tierra,
yo estaría en serios problemas.
Todo lo que existe en esta vida,
cambia continuamente.
El ser humano, las riquezas, mi cuerpo,
el clima, los placeres, etc.
Y así- podrí-a decir una lista interminable.
A través de toda mi vida,
he aprendido algo;
decido ser feliz y lo demás lo llamo ... "experiencias":
amar, perdonar, ayudar, comprender,
aceptar, escuchar, consolar.
Hay gente que dice:
- No puedo ser feliz ... porque estoy enfermo,
porque no tengo dinero,
porque hace mucho calor,
porque alguien me insultó,
porque alguien ha dejado de amarme,
porque alguien no me valoró...
Pero ... lo que no sabes es que ...
PUEDES SER FELIZ
... aunque ... estés enfermo,
aunque ... haga calor,
aunque ... no tengas dinero,
aunque ... alguien te haya insultado,
aunque ... alguien no te ame,
o no te haya valorado.
SER FELIZ ES...
...¡¡¡UNA ACTITUD ANTE LA VIDA,
QUE CADA UNO DECIDE...!!!

Alguien dijo...

Que un hijo se lleva en el vientre durante nueve meses...
Ese alguien no sabe que un hijo se lleva en el corazon toda la vida.

Alguien dijo que tarda unas seis semanas volver a la normalidad despues de dar a luz...
Ese alguien no sabe que despues de dar a luz la normalidad no existe.

Alguien dijo que se aprende a ser madre por instinto...
Ese alguien nunca fue de compras con un niño de tres años.

Alguien dijo que de "buenos" padres salen hijos "buenos"
Ese alguien piensa que un hijo viene con instrucciones y garantia.

domingo, 19 de agosto de 2007

Entre locos y cuerdos.... Espectacular

Los locos dan festines y los cuerdos son los invitados.... Los locos viven inventando mundos y los cuerdos viven en mundos inventados.....Los locos crean castillos y los cuerdos los habitan.... Los locos son mitad cielo y mitad tierra los cuerdos son solo tierra..... Los locos crean la musica y los cuerdos solo la escuchan.....Los locos son personajes y los cuerdos son actores..... Los locos son poesía y los cuerdos quienes redactan...... Los locos son la pintura y los cuerdos solo pintan..... Los locos viven en muchos mundos y los cuerdos solo viven en la tierra.....
Los locos se sienten libres y los cuerdos... los encierran...... Desconozco el autor

sábado, 18 de agosto de 2007

USA TUS SENTIDOS SABIAMENTE





Encontraba en la biblioteca un hombre vestido de overol de esos que usan los trabajadores de las fábricas,

y calzaba sandalias en un día muy frío.

En sus manos llevaba varios libros.
¿Quién es ese hombre?,
era la pregunta general.
Es un profesor de Física, y viene del peru
fue la respuesta, con la siguiente historia:

Un día este hombre llegó hasta la facultad de Física vestido del modo tan particular en que le gusta vestir.

Pidió, una entrevista con el decano. Le indicaron que estaba en una reunión con un grupo de docentes. El hombre insistió en verlo.

La secretaria lo buscó, y al rato salió el decano a verlo. Luego de saludarlo, el hombre le dijo: Vengo a pedir trabajo como docente de Física.

El decano miró su apariencia de arriba abajo; su aspecto era la antítesis de un profesor universitario.
De pronto, el decano dibujó una leve sonrisa en su rostro y lo invitó a que lo acompañara.
Entraron en una sala donde había una media docena de docentes universitarios.

El decano le dijo: Hace poco recibimos este libro como texto guía.

Estamos aquí intentando solucionar unos problemas de Física. Si usted es capaz de resolverlos, lo contrato como docente.

El hombre tomó el texto, se dirigió a una pizarra y tranquilamente comenzó a resolver uno a uno los problemas que le habían indicado.

Los docentes cambiaron poco a poco la sonrisa de burla que tenían en sus rostros por una cara de asombro. Cuando terminó, el decano, atónito, le dijo casi tartamudeando:
¿Cómo pudo hacerlo? ¡Hemos estado aquí varios días sin poder resolver estos teoremas!

El hombre, con sencillez, simplemente respondió: Yo soy el autor del libro....................................................................

La mejor forma de equivocarnos con las personas es juzgarlas por aspectos externos.

Ninguna persona encaja fácilmente en los estereotipos que nos formulamos de ellas. DEBEMOS PENSAR EN LO QUE DICE DIOS :
"No mires a su parecer, ni a lo grande de su estatura, porque yo lo desecho; Y NO mirar lo que está delante de NUESTROS ojos, SINO SUS ACTOS Y no juzgar a las personas por SU aspecto externos sino por los principios que tienen.

Usa tus ojos...
para ver la belleza de la vida, o para ver el interior de las personas. No los uses para criticar maliciosamente de
cómo se ven o se visten los demás, o para juzgar a las personas sólo por sus apariencias.

Usa tus oídos...
para escuchar a tu prójimo y poder ofrecerle una palabra de aliento; para escuchar los sonidos agradables que te ayudan a olvidar las dificultades y edifican tu interior. No los uses como un arma, o para envenenar a los demás, creando cizañas, con lo escuchado.

Usa tu olfato...
para percibir el olor de las flores, del perfume, del amor. No lo impregnes, con los malos olores, como lo son el odio, el egoísmo, la traición.

Usa tu gusto...
para saborear el triunfo de tus metas alcanzadas, de los logros obtenidos con esfuerzo y dedicación. No lo uses para saborear las derrotas de otros, o cuando algo les sale mal.

Usa tu tacto...
para sentir y dar amor, para tocar a las personas con tus deseos positivos, con tu caridad. No lo uses para pedir injustificadamente, o para golpear sin piedad.

¡El Sexto Sentido, el más importante...!
es el que nos da la sabiduría para distinguir la diferencia entre los otros sentidos; entre el bien y el mal, entre dar o recibir, entre salvar o matar.

A veces miramos sin ver; oímos sin escuchar; olemos sin percibir; probamos sin saborear; tocamos superficialmente...!

¡Usa tus sentidos sabiamente; no se trata de cuántos tengas, sino de cómo los utilizas.


!NOSOTROS SOMOS ÁGUILAS!



Ésta es una historia narrada por James Aggrey. Con gran calma, propia de un sabio, y con cierta solemnidad, contó la siguiente historia:

"Había una vez un campesino que fue al bosque vecino
a atrapar un pájaro para tenerlo cautivo en su casa.

Consiguió cazar un pichón de águila.
Lo colocó en el gallinero, junto con las gallinas.

Comía mijo y la ración propia de las gallinas.
Aunque el águila fuera el rey o la reina de todos los pájaros.

Después de cinco años,
este hombre recibió en su casa la visita de un naturalista.

Mientras paseaban por el jardín, dijo el naturalista:

-Este pájaro que está allí no es una gallina. Es un águila.
-De hecho -dijo el campesino- es águila.
Pero yo lo crié como gallina. Ya no es un águila.

Se transformó en gallina como las otras,
a pesar de las alas de casi tres metros de extensión.

-No –retrucó el naturalista.
Ella es y será siempre un águila.
Pues tiene un corazón de águila.
Este corazón la hará un día volar a las alturas.

-No, no –insistió el campesino.
Ella se convirtió en gallina y jamás volará como águila.

Entonces, decidieron hacer una prueba.
El naturalista tomó el águila,
la levantó bien en alto y, desafiándola, le dijo:

-Ya que usted es de hecho un águila,
ya que usted pertenece al cielo y no a la tierra, entonces,

¡abra sus alas y vuele!

El águila se posó sobre el brazo extendido del naturalista.
Miraba distraídamente alrededor.
Vio a las gallinas allá abajo, picoteando granos.
Y saltó junto a ellas.

El campesino comentó:
-Yo le dije, ¡ella se convirtió en una simple gallina!

-No –insistió el naturalista. Ella es un águila.
Y un águila será siempre un águila.

Vamos a experimentar nuevamente mañana.
Al día siguiente, el naturalista subió con el águila al techo de la casa.

Le susurró:
-Águila, ya que usted es un águila,
¡abra sus alas y vuele!

Pero, cuando el águila vio allá abajo a las gallinas,
picoteando el suelo, saltó y fue junto a ellas.

El campesino sonrió y volvió a la carga:
-Yo le había dicho, ¡ella se convirtió en gallina!

-No –respondió firmemente el naturalista.
Ella es águila, poseerá siempre un corazón de águila.

Vamos a experimentar todavía una última vez.
Mañana la haré volar.

Al día siguiente, el naturalista y el campesino
se levantaron bien temprano.
Tomaron el águila y la llevaron afuera de la ciudad,
lejos de las casas de los hombres,
en lo alto de una montaña.

El sol naciente doraba los picos de las montañas.
El naturalista levantó el águila al cielo y le ordenó:

-Águila, ya que usted es un águila,
ya que usted pertenece al cielo y no a la tierra,
¡abra sus alas y vuele!

El águila miró alrededor.
Temblaba como si experimentase una nueva vida.
Pero no voló.

Entonces, el naturalista la tomó firmemente,
bien en dirección del sol,
para que sus ojos pudiesen llenarse de la claridad solar
y de la vastedad del horizonte.

En ese momento,
el aguila abrió sus potentes alas,
graznó con el típico kau, kau de las águilas y se levantó, soberana,
sobre sí misma.

Y comenzó a volar, a volar hacia lo alto,
a volar cada vez más alto. Voló... voló..
hasta confundirse con el azul del firmamento.. "
*-*-*-*-*-*- *-*-*-*-* -*-*-*-*- *-*-*-*-* -*-*-*-*- *-

Nosotros fuimos creados a imagen y semejanza de Dios....

Pero hubo personas que nos hicieron pensar como gallinas. Y muchos de nosotros todavía creemos que somos efectivamente gallinas.

Pero nosotros somos águilas. Por eso, abramos las alas y volemos.

Volemos como águilas. Jamás nos contentemos con los granos que nos arrojen a los pies para picotear.

-Águila, usted, que es amiga de las montañas e hija del sol, yo le suplico: ¡Despierte de su sueño! Revele su fuerza interior!

"No te permitas dormir soñando que estás despierto"

Recuerda siempre tu origen divino, desarrolla el "Recuerdo de sí".

Todos los problemas de la vida son para que recuerdes quién eres y templen tu espíritu,
y no para que te lamentes.

Tú eres un ÁGUILA, despierta de tu sueño y vuela libre como el viento.....

LA FELICIDAD NUNCA SE VA.


La felicidad no tiene contrapuesto
porque nunca se pierde.
Puede estar oscurecida, pero nunca se va
porque tú eres felicidad.

La felicidad es tu esencia, tu estado natural
y, por ello, cuando algo se interpone,
la oscurece, y sufres por miedo a perderla.

Te sientes mal, porque ansías aquello que eres.

Es el apego a las cosas que crees que
te proporcionan felicidad lo que te hace sufrir.
No has de apegarte a ninguna cosa,
ni a ninguna persona, ni aun a tu madre,
porque el apego es miedo,
y el miedo es un impedimento para amar.

El responsable de tus enfados eres tú,
pues aunque el otro haya provocado el conflicto,
el apego y no el conflicto, es lo que te hace sufrir.

Es el miedo a la imagen,
que el otro haya podido hacer de ti,
miedo a perder su amor,
miedo a tener que reconocer
que es una imagen la que dices amar,
y miedo a que la imagen de ti,
la que tú sueñas que él tenga de ti,
se rompa.

Todo tiempo es un impedimento para que al amor surja.
Y el miedo no es algo innato sino aprendido.El miedo es provocado por lo que no existe.
Tienes miedo porque te sientes amenazado
por algo que ha registrado la memoria.

Todo hecho que has vivido con angustias,
por unas ideas que te metieron,
queda registrado dentro de ti,
y sale como alarma en cada situación
que te lo recuerda.

No es la nueva situación
la que le llena de inseguridad,
sino el recuerdo de otras situaciones
que te contaron o que has vivido anteriormente
con una angustia que no has sabido resolver.

Si despiertas a esto, y puedes observarlo claramente,
recordando su origen, el miedo no se volverá a producir, porque eliminarás el recuerdo.
Anthony de Mello




LA VERDADERA CALIDAD HUMANA



Muy poca gente habla de calidad humana. En esta época todos
hablan de calidad de productos, de calidad de procesos, calidad
de servicios, calidad de sistemas... Muy poca gente habla de
calidad humana, calidad de vida... y sin ella, todo lo demás es
apariencia, sin fundamento.

Hablar de calidad humana, es cuidar nuestros vínculos con los demás.
Necesitamos rehacer nuestros vínculos humanos. De nada sirve
trabajar de sol a sol en un lugar donde no tenemos amigos y llegar
cansados a un hogar en el que nadie se interesa en saber cómo nos
fue.

¿Para qué trabajar tanto, si nos sentimos solos?. Es triste leer un
libro y no tener a alguien con quien comentarlo; es doloroso
sentirse preocupado y no contar con una persona a quién abrirle el
corazón.

De nada vale estar al frente de una cancha de tenis, de fútbol, o
frente a un juego de salón; si no tenemos con quién jugar, con
quien disfrutar ese momento. ¿Para qué tener lo que no se puede
compartir?. Ni las cosas, ni el dinero poseen valor intrínseco.
El valor de lo material está en su aplicación, en el servicio a
alguien más, o la convivencia con alguien más.


La belleza de tener, está en compartir. La magia de luchar por
una prosperidad económica, estriba ni más ni menos, en poder ver
sonreír a alguien a quien le damos el privilegio de disfrutar lo que
ganamos. Eso es parte de la naturaleza humana: dar, convivir, amar,
servir... ayudar...


En muchas ocasiones estamos asustados, asustados de lo que tal vez
no podemos hacer; asustados de lo que pensaría la gente si tratamos.
Permitimos que nuestros miedos se interpongan en nuestros sueños.
Decimos no, cuando queremos decir sí. Murmuramos, cuando queremos
gritar, después... después gritamos, y a quien no teníamos que
hacerlo: ¿Por qué?.

Desconzco el autor...





jueves, 16 de agosto de 2007

EL CUENTO DENTRO DEL CUENTO




Hacía meses que vivía asustado por terribles pensamientos de aniquilación que lo atormentaban... sobre todo en las noches.
Se acostaba temiendo no ver el amanecer del día siguiente y no conseguía dormirse hasta que el sol despuntaba, a veces apenas una hora antes de tener que levantarse para ir a su trabajo.
Cuando supo que El Iluminado pasaría la noche en las afueras del pueblo, se dió cuenta de que tenía en sus manos una oportunidad única, ya que no era frecuente que los viajeros pasaran, ni siquiera cerca, de este poblado perdido entre las montañas de Caldea.
La fama precedía al misterioso visitante, y aunque nadie lo había visto, se decía que el maestro tenía las respuestas a todas las preguntas. Por eso esa madrugada, sin que ninguno de su casa lo notara, lo fue a ver a la tienda que le habían avisado, había armado junto al río.
Cuando llegó, el sol recién había terminado de separarse del horizonte.
Encontró al Iluminado meditando.
Esperó respetuosamente unos minutos hasta que el maestro notó su presencia...
En ese momento, y como si lo estuviera esperando, giró hacia él y con una plácida expresión, lo miró a los ojos en silencio.


- Maestro, ayúdame. - dijo el hombre - Pensamientos terribles asaltan mis noches y no tengo paz ni ánimo para descansar y disfrutar de las cosas que vivo. Dicen que tú lo resuelves todo. Ayúdame a escapar de esta angustia...


El maestro sonrió y le dijo:


- Te contaré un cuento:


"... Un hombre rico mandó a su criado al mercado en busca de alimentos. Pero a poco de llegar allí, se cruzó con la muerte que lo miró fijamente a los ojos.

El criado empalideció del susto y salió corriendo dejando tras de sí las compras y la mula. Jadeando, llegó a casa de su amo:

- Amo, Amo!. Por favor, necesito un caballo y algo de dinero para salir ya mismo de la ciudad... Si salgo ya mismo quizás llegue a Tamur antes del anochecer... por favor amo, por favor...!

El señor le preguntó sobre el motivo de tan urgente pedido y el criado le contó a borbotones su encuentro con la muerte.
El dueño de casa pensó un instante y alargándole una bolsa de monedas le dijo:

- Bien, sea. Vete. Llévate el caballo negro que es el más veloz que tengo.

- Gracias amo - dijo el sirviente y, tras besarle las manos, corrió al establo, montó el caballo y partió velozmente hacia la ciudad de Tamur.

Cuando el sirviente se hubo perdido de vista, el acaudalado hombre caminó hacia el mercado buscando a la muerte.

- ¿Por qué asustaste a mi sirviente? - le preguntó en cuanto la vió.

- ¿Asustarlo yo? - preguntó la muerte.

- Sí - dijo el hombre rico - él me dijo que hoy se cruzó contigo y lo miraste amenazante.

- Yo no lo miré amenazante - dijo la muerte - lo miré sorprendida. No esperaba verlo aquí esta tarde, porque se supone que tengo que recogerlo en Tamur esta noche!!


- ¿Entiendes? - preguntó


- Claro que entiendo, maestro, intentar escapar de los malos pensamientos es salir a buscarlos.
Huir de la muerte es ir a su encuentro.


- Así es.


- Tengo tanto que agradecerte, maestro... - dijo el hombre - Siento que desde esta misma noche dormiré tan tranquilo recordando este cuento que me levantaré sereno casa mañana...


- Desde esta noche... - interrumpió el anciano - no habrá más mañanas.


- No entiendo - dijo el hombre.


- Entonces... no entendiste el cuento.


El hombre, sorprendido, miró al Iluminado y vio que la expresión de su cara, ya no era la misma...

Jorge Bucay

No estás deprimido, estás distraído ... Excelente

No estás deprimido, estás distraído.
Distraído de la vida que te puebla,
distraído de la vida que te rodea,
delfines, bosques, mares, montañas, ríos.
No caigas en lo que cayó tu hermano, que sufre por un ser humano, cuando en el mundo hay 5,600 millones.
Además, no es tan malo vivir solo.
Yo la paso bien, decidiendo a cada instante lo que quiero hacer.
Y gracias a la soledad me conozco......
algo fundamental para vivir.

No caigas en lo que cayó tu padre, que se siente viejo
porque tiene 70 años, olvidando que Moisés dirigía el éxodo a los 80 y Rubinstein interpretaba como nadie a Chopin a los 90, sólo por citar dos casos conocidos.

No estás deprimido, estás distraído.
Por eso crees que perdiste algo, lo que es imposible,
porque todo te fue dado.
No hiciste ni un solo pelo de tu cabeza, por lo tanto no puedes ser dueño de nada.
Además, la vida no te quita cosas: te libera de cosas...
te aliviana para que vueles más alto, para que alcances la plenitud.
De la cuna a la tumba es una escuela; por eso, lo que
llamas problemas, son lecciones.
No perdiste a nadie: el que murió, simplemente se nos
adelantó, porque para allá vamos todos. Además, lo
mejor de él, el amor, sigue en tu corazón.
¿Quién podría decir que Jesús está muerto?
No hay muerte... hay mudanza.
Y del otro lado te espera gente maravillosa: Gandhi,
Miguel Ángel, Whitman, San Agustín, la Madre Teresa,
tu abuela y mi madre, que creía que la pobreza está más
cerca del amor, porque el dinero nos distrae con demasiadas cosas y nos aleja, porque nos hace desconfiados.
Haz sólo lo que amas y serás feliz. El que hace lo que
ama, está benditamente condenado al éxito, que llegará cuando deba llegar, porque lo que debe ser será y llegará naturalmente.
No hagas nada por obligación ni por compromiso, sino por amor.
Entonces habrá plenitud, y en esa plenitud todo es
posible y sin esfuerzo, porque te mueve la fuerza natural de la vida, la que me levantó cuando se cayó el avión con mi mujer y mi hija; la que me mantuvo vivo cuando los médicos me diagnosticaban 3 ó 4 meses de vida.
Dios te puso un ser humano a cargo y eres tú mismo.
A ti debes hacerte libre y feliz.

Después podrás compartir la vida verdadera con los demás.
Recuerda a Jesús: "Amarás al prójimo como a ti mismo".
Reconcíliate contigo, ponte frente al espejo y piensa
que esa criatura que estás viendo es obra de Dios y decide
ahora mismo ser feliz, porque la felicidad es una adquisición.
Además, la felicidad no es un derecho, sino un deber;
porque si no eres feliz, estás amargando a todo el barrio.
Un solo hombre que no tuvo ni talento ni valor para vivir,
mandó matar a seis millones de hermanos judíos.
Hay tantas cosas para gozar y nuestro paso por la
tierra es tan corto que sufrir es una pérdida de tiempo.

Tenemos para gozar la nieve del invierno y las flores
de la primavera, el chocolate de la Perusa, la baguette
francesa, los tacos mexicanos. el vino chileno, los mares
y los ríos, el fútbol de los brasileños, Las Mil y Una Noches, la Divina Comedia, el Quijote, el Pedro Páramo, los boleros de Manzanero y las poesías de Whitman; la música de Mahler, Mozart, Chopin, Beethoven; las pinturas de Caravaggio, Rembrandt, Velázquez, Picasso
y Tamayo, entre tantas maravillas.
Y si tienes cáncer o SIDA, pueden pasar dos cosas y las dos son buenas: si te gana, te libera del cuerpo que es tan molesto (tengo hambre, tengo frío, tengo sueño, tengo ganas, tengo razón, tengo dudas)...
y si le ganas, serás más humilde, más agradecido...
por lo tanto, fácilmente feliz, libre del tremendo peso de la culpa, la responsabilidad y la vanidad, dispuesto a vivir cada instante profundamente, como debe ser.
No estás deprimido, estás desocupado.
Ayuda al niño que te necesita, ese niño será socio de tu hijo.

Ayuda a los viejos y los jóvenes: te ayudarán cuando lo seas.
Además, el servicio es una felicidad segura, como gozar a la naturaleza y cuidarla para el que vendrá.
Da sin medida y te darán sin medida.

Ama hasta convertirte en lo amado; más aún, hasta convertirte en el mismísimo Amor.
Y que no te confundan unos pocos homicidas y suicidas.
El bien es mayoría, pero no se nota porque es silencioso.
Una bomba hace más ruido que una caricia, pero por cada
bomba que destruye, hay millones de caricias que alimentan a la vida.
Vale la pena, ¿verdad?.
Si Dios tuviera un refrigerador, tendría tu foto pegada en él.
Si El tuviera una cartera, tu foto estaría dentro de ella.
El te manda flores cada primavera.
El te manda un amanecer cada mañana.
Cada vez que tu quieres hablar, El te escucha.
El puede vivir en cualquier parte del universo, pero
El escogió Tu corazón.
Enfréntalo, amigo - El está loco por ti!
Dios no te prometió días sin dolor, risa sin tristeza,
sol sin lluvia, pero El si prometió fuerzas para cada día,
consuelo para las lágrimas, y luz para el camino.
"Cuando la vida te presente mil razones para llorar,
demuéstrale que tienes mil y un razones por las cuales sonreír".

Facundo Cabral

BUSCAR EN EL LUGAR EQUIVOCADO



Un vecino encontró a Nasruddin cuando éste andaba buscando algo de rodillas. «¿Qué andas buscando, Mullab?».

«Mi llave. La he perdido».

Y arrodillados los dos, se pusieron a buscar la llave perdida. Al cabo de un rato dijo el vecino: «¿Dónde la perdiste?». «En casa».

«¡Santo Dios! Y entonces, ¿por qué la buscas aquí?».

«Porque aquí hay más luz».



¿De qué vale buscar a Dios en lugares santos si donde lo has perdido ha sido en tu corazón?

Anthony de Mello

LO QUE VA... REGRESA ...


Su nombre era Fleming, y era un granjero escocés pobre.
Un día, mientras intentaba ganarse la vida para su familia, oyó un lamento pidiendo ayuda que provenía de un pantano cercano.
Dejó caer sus herramientas y corrió al pantano. Alli, entró hasta la cintura en el estiércol húmedo negro. Se trataba de muchacho aterrado, gritando y esforzándose por liberarse.
El granjero Fleming salvó al muchacho de lo que podría ser una lenta y espantosa muerte.
Al dia siguiente, llegó un carruaje elegante a la granja.
Un noble elegantemente vestido salió y se presentó como el padre del muchacho que el granjero Fleming habia ayudado.
-"Yo quiero recompensarlo", dijo el noble. "Usted salvó la vida de mi hijo."
-"No, yo no puedo aceptar un pago por lo que hice," el granjero escocés contesto.
En ese momento, el hijo del granjero vino a la puerta de la familia.
-"¿Es su hijo?"- el noble preguntó.
-"Si"- el granjero contestó orgullosamente.
-"Le propongo hacer un trato. Permítame proporcionarle a su hijo el mismo nivel de educacion que mi hijo disfrutará. Si el muchacho se parece a su padre, no dudo que crecerá hasta convertirse en el hombre del que nosotros dos estaremos orgullosos".
Y el granjero aceptó.
El hijo del granjero Fleming asistió a las mejores escuelas y al tiempo, se graduó en la Escuela Medica del St. Marys Hospital en Londres, y siguió hasta darse a conocer en el mundo como el renombrado Dr. Alexander Fleming, el descubridor de la Penicilina.
Años después, el hijo del mismo noble que fue salvado del pantano estaba enfermo de pulmonía.
¿Que salvó su vida esta vez?
La Penicilina.
¿El nombre del noble? Sir Randolph Churchill.
¿El nombre de su hijo? Sir Winston Churchill.

Alguien dijo una vez: Lo que va, regresa
Autor_(¿?)_

Extraido de la web...

UN NIÑO ABORTADO ESCRIBE A SU MAMA

Querida mamá:Soy tu hijo. ¿Recuerdas? No he desaparecido, pues Dios me infundo un alma eterna en el momento que fui concebido. Nunca vi. La luz del día pero vivo para siempre. Se porque me mataste. El que debió ser mi padre andaba lejos del país. Tu te sentías sola porque el andaba muy ocupado en sus negocios. En su ausencia, surgió otro hombre de ese romance fui engendrado yo. Nunca olvidare los meses que me acunastes en tu vientre. ¡Me sentí tan seguro y amado! ¡Comprendo que no me desearas; pues que pensaría papa su regreso había que blanquear el desliz matando al delator,y ese era Yo.Por entonces no supe de las discusiones con tu amante, pues el quería verme nacido y tu no ¡Que peleas, hasta que le arrancastes el dinero que costo mi defunción! A todo le ponen precio hasta el asesinato de un inocente. << ¡Que caros son los abortos!>> comentaste.No justifico tu crimen pero, te perdono. Perdono a papa por haber sido tan irresponsable. También perdono al que, vestido de blanco, se mancho con mi sangre. ¡Que dolor cuando me punzo con aquella enorme aguja y después me despedazo a sangre fria! Se que nunca olvidaras el ruido de aquella aspiradora que se trago mi cuerpecito a pedazos se que te causo un trauma que llevas en silencio tratando de pensar que no fue nada. Si era algo. Era alguien, era yo, tu hijo. Conozco mama tus largas noches en vela y tus sobresaltos. Se que luchastes mucho en tu interior sobre tu decisión de abortarme en el fondo me amabas pero pudo mas de una vez te has preguntado con remordimientos si soy niña o niño piensas como seria hoy día y que alegrías te hubiera traído…. ¡Soy niño! Me parezco más a ti que el seductor con que andabas. ¡Me parezco mas a ti que el seductor con que andabas. ¡Como me vas a olvidar, si yo a cada momento pido a papa Dios que borre esas pesadillas que turban tu descanso y te dan muerte en vida! Por eso,¡ Que alegrías cuando buscaste al pastor que te inspiro confianza y te reconciliaste con el señor de la vida! Querida mama, quiero verte feliz Recuerda los consejos que te dio el pastor al despedirte: <<¡ Hija, Dios padre ya ha hecho su obra de amor en ti y a su tiempo iras sanando!.Mientras te estoy escribiendo, tengo a mi lado a mi amigo Antonio. Lo mato su mama porque ella decía ser demasiado joven para ocuparse de ser madre. Tampoco el recibió nombre alguno de sus padres pero si de Dios quien nos ama infinitamente tengo muchísimos amigos que corrieron la misma suerte.A carlitos lo abortaron porque su madre fue violada. El odio y el dolor resultante lo cargaron sobre el pobre inocente. El se preguntaba, ¿Por qué si mi mama no amaba al hombre que la violo me mato a mí que la hubiera amado siempre y jamás me hubiera avergonzado de ella? Aquí en el reino del amor solo entendemos el lenguaje del amor por eso no comprendemos esos acerca del alborto por mala conformación del feto por violación por dificultades económicas de los padres por no querer mas hijos, <>, etc.Me cuenta que ni las guerras, ni Hitler con sus cámaras de gas letal han realizado tan brutal y desmedida masacre. Con los abortos se a privado ala humanidad de brillantes poetas, pastores, médicos, filósofos, músicos, pilotos, estadistas, pintores, arquitectos, santos y santas. A mi todos me dicen que quizá hubiera sido un habiloso cirujano o pianista tipo mozart. Cuando nos reunamos, mami ¡Ya veras que manos tengo! Lo que más me agrada es cuando me dicen: < ¡Tu mama tiene que ser muy hermosa!>No llores mami confía en Dios hasta que nos volvamos a ver. ¡Ah!, se me olvidaba aunque mi consumo por verte, no te des prisa en venir pues mis hermanos te necesitan. Dale a ellos lo que nunca pudiste darme a mi fíjate cuando bañas a mis hermanitos o los amamantas no se me entra un poquito de añoranza de todo lo que pudo ser y no fue: Me hubiera gustado ser amamantado con la leche de tus pechos ser acariciado por esas manos tuyas tan lindas y tan semejantes a las mías manos de cirujano malogrado. Quizás te preguntas donde estoy: No te preocupes estoy en los brazos de Jesús que me amo hasta derramar su sangre por mi. En el todos encontramos la vida.Y termino pidiéndote un favor. No para mi, comprenderás sino para otros niños no los maten como a mí si conoces a una joven que quería abortar o a un sujeto que monta campañas a favor del alborto o un medico asesino que se burla de Hipócrates o una enfermera que se presta a ese crimen extiéndeles el amor de Dios nuestro padre entonces recuérdate de nosotros y dile que no mate mas que los niños le pertenecen a Dios grítales a todos que tenemos derecho de a vivir con ellos, y que aunque nadie nos ame tenemos derecho a vivir y amar .

DIOS ESTÁ HABLANDO CONTIGO!!!


(Canto Indigena - Traducida y adaptada del Libro By San Etioy)



Un hombre susurró: Dios habla conmigo.
Y un ruiseñor comenzó a cantar

Pero el hombre no oyó.

¡Entonces el hombre repitió

Dios, habla conmigo

Y el eco de un trueno, se oyó

Más el hombre fue incapaz de oír.

El hombre miró enrededor y dijo:

Dios, déjame verte

Y una estrella brillo en el cielo

Pero el hombre no la vio.

El hombre comenzó a gritar:

Dios, muéstrame un milagro

Y un niño nació

Mas el hombre no sintió el latir de la vida.

Entonces el hombre comenzó a llorar y a desesperarse:

Dios, tócame y déjame saber que estás aquí conmigo...

Y una mariposa se posó

Suavemente en su hombro

El hombre espanto la mariposa con la mano y desilusionado

Continuó su camino, triste, solo y con miedo.



Hasta cuando tenemos que sufrir para comprender que Dios
Está siempre donde está la vida ???

Hasta cuando mantendremos nuestros ojos y nuestros corazones cerrados para los milagros de la vida que se presentan diariamente en todo momento???

A Ella Le Debo...


Cuando la conocí tenía 16 años, fuimos presentados en una fiesta, por un tío que decia ser mi amigo.Fue amor a primera vista, Ella me enloquecia. Nuestro amor llegó a un punto, que ya no conseguía vivir sin ella. Pero era un amor prohibido.
Mis padres no la aceptaron. Fui expulsado del colegio y empezamos a encontrarnos a escondidas. Pero ahí no aguanté mas, me volvi loco, yo la quería, pero no la tenía.Yo no podia permitir que me apartaran de ella. Yo la amaba: destrocé el coche, rompí todo dentro de casa y casi maté a mi hermana. Estaba loco, la necesitaba.
Hoy tengo 39 años; estoy internado en un hospital, soy inútil y voy a morir abandonado por mis padres, amigos y por ella. ¿Su nombre? Cocaína. A ella le debo mi amor, mi vida, mi destrucción y mi muerte.

Freddie Mercury(1946-1991)Lo escribió antes de morir de SIDA.

jueves, 9 de agosto de 2007

El Carpintero

No hace mucho tiempo, dos hermanos que vivían en granjas adyacentes cayeron en un conflicto. Este fue el primer conflicto serio que tenían en 40 años de cultivar juntos hombro a hombro, compartiendo maquinaria e intercambiando cosechas y bienes en forma continua. Esta larga y beneficiosa colaboración termino repentinamente. Comenzó con un pequeño malentendido y que fue creciendo hasta llegar a ser una diferencia mayor entre ellos, hasta que explotó en un intercambio de palabras amargas seguido de semanas de silencio.
Una mañana alguien llamó a la puerta de Luis. Al abrir la puerta, encontró a un hombre con herramientas de carpintero. "Estoy buscando trabajo por unos días", dijo el extraño, "quizás usted requiera algunas pequeñas reparaciones aquí en su granja y yo pueda ser de ayuda en eso". "Sí", dijo el mayor de los hermanos, "Tengo un trabajo para usted. Mire al otro lado del arroyo aquella granja, ahí vive mi vecino, bueno, de hecho es mi hermano menor. La semana pasada había una hermosa pradera entre nosotros y el tomó su buldózer y desvió el cauce del arroyo para que quedara entre nosotros. Bueno, el pudo haber hecho esto para enfurecerme, pero le voy a hacer una mejor. ¿Ve usted aquella pila de desechos de madera junto al granero? Quiero que construya una cerca, una cerca de dos metros de alto, no quiero verlo nunca más."
El carpintero le dijo: "Creo que comprendo la situación. Muéstreme donde están los clavos y la pala para hacer los hoyos de los postes y le entregaré un trabajo que lo dejará satisfecho."
El hermano mayor le ayudó al carpintero a reunir todos los materiales y dejó la granja por el resto del día para ir por provisiones al pueblo. El carpintero trabajo duro todo el día midiendo, cortando, clavando. Cerca del ocaso, cuando el granjero regresó, el carpintero justo había terminado su trabajo.
El granjero quedó con los ojos completamente abiertos, su quijada cayó. ¡No había ninguna cerca de dos metros! En su lugar había un puente -¡un puente que unía las dos granjas a través del arroyo!- Era una fina pieza de arte, con todo y pasamanos.
En ese momento, su vecino, su hermano menor, vino desde su granja y abrazando a su hermano le dijo: "¡Eres un gran tipo, mira que construir este hermoso puente después de lo que he hecho y dicho!".
Estaban en su reconciliación los dos hermanos, cuando vieron que el carpintero tomaba sus herramientas. "¡No, espera!", le dijo el hermano mayor.
"Quédate unos cuantos días. Tengo muchos proyectos para ti" , le dijo el hermano mayor al carpintero. "Me gustaría quedarme", dijo el carpintero, "pero tengo muchos puentes por construir".

La Mentira

Cuatro amigos de la Universidad se fueron a parrandear el fin de semana antes de los exámenes finales a un país vecino.La pasaron super bien. Pero después de tanta fiesta durmieron todo el domingo y no regresaron a su país hasta el lunes por la mañana.En lugar de entrar al examen final, decidieron que al terminar el examen hablarían con el profesor y le explicarían la razón por la que habían perdido el examen.Le explicaron que se habían ido de viaje el fin de semana y que planeaban estar de regreso y estudiar, pero desafortunadamente, "se les ponchó" una llanta cuando venían de regreso, no tenían las herramientas y nadie les había querido ayudar.Como resultado de la aventura, perdieron el final. El profesor lo pensó y acordó hacerles el final al día siguiente. Los cuatro amigos estaban felices.Estudiaron toda la noche y llegaron al día siguiente a hacer el examen. El profesor los puso en salones separados y les repartió a cada uno el test para que comenzaran.Vieron el primer problema, valía 5 puntos y era muy fácil sobre la historia del mercadeo. "¡Excelente!", pensó cada uno en su salón separado. "Esto va a estar muy fácil"Cada uno terminó el problema y voltearon la página. En la segunda página estaba escrito: Por 95 puntos.........: ¿Cual llanta?

Herbert ¡Una historia que estremece!


En una cena de beneficencia para una escuela de niños con capacidades especiales, el padre de un estudiante pronunció un discurso que nunca Será olvidado por las personas que lo escucharon.

Después de felicitar y exaltar a la escuela y a todos los que trabajan En ella, este padre hizo una pregunta: "Cuando no hay agentes externos que interfieran con la naturaleza, el orden natural de las cosas alcanza la perfección.

Pero mi hijo, Herbert, no puede aprender como otros niños lo hacen.

No puede entender las cosas como otros niños. ¿Donde está el orden Natural de las cosas en mi hijo?

La audiencia quedó impactada por la pregunta.

El padre del niño Continuo diciendo: "Yo creo que cuando un niño como Herbert, física y mentalmente discapacitado viene al mundo, una oportunidad de ver la naturaleza humana se presenta, y se manifiesta en la forma en la que otras personas tratan a ese niño".

Entonces contó que un día caminaba con su hijo Herbert cerca de un parque donde algunos niños jugaban baseball. Herbert le pregunto a su padre:

"¿Crees que me dejen jugar?"

Su padre sabia que a la mayoría de los Niños nos les gustaría que alguien como Herbert jugara en su equipo, pero el padre también entendió que si le permitían jugar a su hijo, le darían un Sentido de pertenencia muy necesario y la confianza de ser aceptado por otros a pesar de sus habilidad especiales.

El padre de Herbert se acerco a uno de los niños que estaban jugando y le pregunto (sin esperar mucho) si Herbert podría jugar.

El niño miro alrededor por alguien que lo aconsejara y le dijo: Estamos perdiendo por seis carreras y el juego esta en la octava entrada.

Supongo que puede unirse a nuestro equipo y trataremos de ponerlo al bate en la novena entrada".

Herbert se desplazo con dificultad hasta la banca y con una amplia sonrisa, se puso la camisa del equipo mientras su padre lo contemplaba con lágrimas en los ojos por la emoción.

Los otros niños vieron la felicidad del padre cuando su hijo era aceptado.

Al final de la octava entrada, el equipo de Herbert logro anotar algunas carreras pero aun estaban detrás en el marcador por tres.

Al inicio de la novena entrada, Herbert se puso un guante y jugo en el jardín derecho.

Aunque ninguna pelota llego a Herbert, estaba obviamente extasiado solo por estar en el juego y en el campo, sonriendo de oreja a oreja mientras su padre lo animaba desde las graderías.

Al final de la novena entrada, el equipo de Herbert anoto de nuevo.

Ahora con dos "out" y las bases llenas la carrera para obtener el triunfo era una posibilidad y Herbert era el siguiente en batear.

Con esta oportunidad, ¿dejarían a Herbert batear y renunciar a la posibilidad de ganar el juego? Sorprendentemente, Herbert estaba al bate.

Todos sabían que un solo "hit" era imposible por que Herbert no sabía ni como agarrar el bate correctamente, mucho menos pegarle a la bola.

Sin embargo, mientras Herbert se paraba sobre la base, el "pitcher", reconoció que el otro equipo estaba dispuesto a perder para permitirle a Herbert un gran momento en su vida, se movió unos pasos al frente y tiro la bola muy suavemente para que Herbert pudiera al menos hacer contacto con ella.

El primer tiro llego y Herbert abanico torpemente y fallo.

El "pitcher" de nuevo se adelanto unos pasos para tirar la bola suavemente hacia el bateador.

Cuando el tiro se realizo Herbert abanico y golpeo la bola suavemente justo enfrente del "pitcher".

El juego podría haber terminado. El "pitcher" podría haber recogido la bola y haberla tirado a primera base.

Herbert hubiera quedado fuera y habría sido el final del juego. Pero, el "pitcher" tiro la bola sobre la cabeza del niño en primera base, fuera del alcance del resto de sus compañeros de equipo. Todos desde las graderías y los jugadores de ambos equipos empezaron a gritar Herbert corre a primera base, corre a primera" nunca en su vida Herbert había corrido esa
distancia, pero logro llegar a primera base. Corrió justo sobre la línea, con los ojos muy abiertos y sobresaltados.

Todos gritaban, "¡Corre a segunda!" recobrando el aliento, Herbert con dificultad corrió hacia la segunda base.

Para el momento en que Herbert llego a segunda base el niño del jardín derecho tenía la bola...el niño más pequeño en el equipo y que sabía que tenía la oportunidad de ser el héroe del día.

El podía haber tirado la bola a segunda base, pero entendió las intenciones del "pitcher" y tiro la bola alta, sobre la cabeza del niño en tercera base.

Herbert corrió a tercera base mientras que los corredores delante de el hicieron un circulo alrededor de la base.

Cuando Herbert llego a tercera, los niños de ambos equipos, y los espectadores, estaban de pie gritando "¡corre a "home"! corre".

Herbert corrió al "home", se paro en la base y fue vitoreado como el héroe que bateo el "grand slam" y gano el juego para su equipo. "Ese día", dijo el padre con lagrimas bajando por su rostro, "los niños de ambos equipos ayudaron dándole a este mundo un trozo de verdadero amor y humanismo".

Herbert no sobrevivió otro verano.

Murió ese invierno, sin olvidar nunca haber sido el héroe y haber hecho a su padre muy feliz, haber llegado a casa y ver a su madre llorando de felicidad y ¡abrazando a su héroe del día!... Desconozco el autor...

Discipulos....

Algunos discípulos pasan la vida preguntándome dónde está la verdad -dijo un maestro-.
Así que un día decidí señalar en una dirección cualquiera, intentando demostrar que lo importante es recorrer un camino, y no quedarse pensando en él. Pero en lugar de mirar en la dirección que le señalaba, el hombre que me había hecho la pregunta comenzó a examinarme el dedo,
tratando de descubrir dónde estaba escondida la verdad.Cuando la gente busca un maestro, debería estar buscando experiencias que puedan ayudarle a evitar ciertos obstáculos.
Desgraciadamente, la realidad es otra: recurren a la ley del mínimo esfuerzo,
intentando encontrar respuestas para todo.
El que desea aprovecharse del esfuerzo del maestro para así no gastar sus energías nunca llegará a ninguna parte, y acabará por sentirse decepcionado. Quien estudie un poco la historia de Buda, se dará cuenta de que, después de alcanzar la iluminación, se dedicó a hacer que sus discípulos desarrollasen las cualidades necesarias para llegar a la tan anhelada paz de espíritu. Quien lea los evangelios, reparará en que casi todas las enseñanzas de Jesús tienen lugar en dos circunstancias: bien cuando viajaba, bien alrededor de una mesa.
Nada de templos. Nada de lugares escogidos. Nada de prácticas sofisticadas y difíciles:
los apóstoles prestaban atención a lo que decía cuando andaba y cuando comía,
cosas que hacemos todos los días de nuestras vidas.
Precisamente porque las hacemos todos los días, no damos ningún valor a las enseñanzas que están escondidas en nuestros quehaceres diarios.
Pensamos que las cosas sagradas son accesibles sólo para los gigantes de la fe y la voluntad,
y pensamos que aquello que hacen las personas es demasiado pobre para ser aceptado con alegría por Dios.En busca de nuestros sueños e ideales, muchas veces colocamos en lugares inaccesibles todo lo que está al alcance de la mano.
Cuando descubrimos el error, en lugar de alegrarnos por haber comprendido nuestros fallos, nos dejamos llevar por la culpa de haber dado pasos errados, de haber malgastado nuestras fuerzas en una búsqueda inútil, de haber disgustado a quien deseaba nuestra felicidad.
Y es entonces cuando corremos el peligro de acercarnos a los 'maestros' o 'gurús' que nos ayudarán a recuperar el tiempo perdido.
Pero no es así: aunque el tesoro esté enterrado en tu casa, sólo lo descubrirás cuando te hayas alejado. Si Pedro no hubiese experimentado el dolor de la negación, no hubiera sido escogido jefe de la Iglesia. Si el hijo pródigo no hubiese abandonado todo, jamás habría sido recibido con júbilo por su padre. Si Buda no hubiese decidido vivir una vida de sacrificio durante muchos años, jamás hubiera entendido el placer de la alegría.Algunas cosas en nuestras vidas tienen un sello que dice:
«Sólo comprenderás mi valor cuando me pierdas y me recuperes».
De nada sirve querer acortar este camino. Existe un viejo dictado mágico que dice: cuando el discípulo está listo, aparece el maestro.
Pensando en esto, muchas personas se pasan la vida entera preparándose para este encuentro.
Cuando se cruzan con el maestro, se entregan por completo, días, meses o años.
Pero terminan descubriendo que el maestro no es el ser perfecto que habían imaginado, sino una persona igual a las demás, cuya única función es compartir aquello que ha aprendido.
Al verse frente a una persona normal, el discípulo se siente herido.
Siente desesperación y el deseo de abandonar la búsqueda, cuando, en realidad, es así como debe ser, es esto lo que nos hace libres para labrarnos nuestro propio camino....Paulo Coelho

LA VIDA ME HA ENSEÑADO



La vida me ha enseñado,que por más correr no se llega antes a lo sitios.
Que es más importante y valioso tener una mano amiga a la que poder sujetar la nuestra y no hacer el camino en soledad.
Que los entimientos entregados más nobles y sinceros son los que debemos valorar.
Que una sonrisa hace muchas dificultades más llevaderas.
Que el egoísmo y el abandono tan solo conducen a consecuencias negativas.
Que los pequeños y satisfactorios momentos son los que ciertamente colman nuestro bienestar.
Que la amistad no se compra con dinero,es un sentimiento grandioso que no tiene precio.
Que es necesario que nuestros ojos derramen lágrimas en algunos momentos,para poder ver la luz y la claridad con nitidez.
Que "amar" no es el símil de "querer".Amar para querer,querer para obtener,es la semejanza en muchas personas.
Que entrega a los demás no significa la obligación de tener que recibir forzosamente.
Que una mirada y un silencio sinceros compartidos, dicen más que una palabra dicha con hipocresía y hablando desde la mentira.
Que las miradas hablan por sí solas.Que la palabra "amigo" tiene para muchas personas el significado de "conocido".
Que en la amistad la distancia no tiene porqué ser sinonimo de olvido. Desconozco el Autor...

Pequeños detalles....

Después del 11 de septiembre, una compañía invitó a los miembros que quedaban de otras compañías que habían sido afectadas por el ataque de las Torres Gemelas, para compartir su espacio disponible de oficina. En una reunión de la mañana, el jefe de seguridad contó historias de por qué esta gente estaba viva ... y todas tenían que ver con pequeños detalles, como habrán oído: *Al director de la compañía se le hizo tarde porque era el primer día del kinder de su hijo. *Otro compañero estaba vivo porque le tocaba llevar los donuts. *Una mujer se retrasó porque su despertador no sonó a tiempo. *A uno se le hizo tarde porque se quedó atorado en la carretera en la que había un accidente. *A otro se le fue el autobús. *Alguien le tiró comida encima y tuvo que tomarse el tiempo para cambiarse . *Uno tuvo un carro que no arrancó. *Una se regresó a contestar el teléfono. *¡Otra tuvo un bebé!. *Otro no consiguió un taxi. *El que más me impresionó fue un señor que se puso un par de zapatos nuevos esa mañana, pero antes de llegar al trabajo le había salido una ampolla. Se detuvo en la farmacia por un curita. Por eso está vivo hoy. Ahora, cuando me quedo atorada en el tráfico... pierdo un elevador... me regreso a contestar un teléfono .. todas esas cosas que me desesperan, pienso: Este es el lugar exacto en el que Dios quiere que esté en este preciso momento. La próxima vez que tu mañana te parezca enloquecedora ... los niños se tarden en vestirse ... no logras encontrar las llaves del coche... te topas con todos los semáforos en rojo... no te enojes ni te frustres; Recuerda que Dios está trabajando cuidándote.... Desconozco el autor...

Pagando 3 veces por lo mismo...


Cuenta una leyenda de la región del Punjab que un ladrón entró en una hacienda y robó doscientas cebollas. Antes de que pudiera huir, el dueño del lugar lo capturó y lo llevó ante el juez. El magistrado pronunció la sentencia: pagar diez monedas de oro. Pero el hombre alegó que era una multa demasiado alta y el juez, entonces, resolvió ofrecerle otras dos alternativas: recibir veinte latigazos o comerse las doscientas cebollas. El ladrón eligió comerse las doscientas cebollas. Pero cuando llegó a la vigésimo quinta, sus ojos estaban hinchados de tanto llorar y el estómago le quemaba como el fuego del infierno. Como aún le faltaban 175 y se dio cuenta de que no aguantaría el castigo, pidió para recibir los veinte latigazos. El juez aceptó. Cuando el látigo golpeó su espalda por décima vez, él imploró que parasen de castigarlo, porque no soportaba el dolor. El pedido fue obedecido, pero el ladrón tuvo que pagar las diez monedas de oro. - Si hubieras aceptado la multa, te habrías evitado comer las cebollas y no habrías sufrido con el látigo - le dijo el juez. - Pero preferiste el camino más difícil sin entender que, cuando se hace algo mal, es mejor pagar enseguida y olvidar el asunto.... Paulo Cohelo

Si no tuvieras miedo, ¿qué harías hoy?


Le despidieron. La verdad es que había cometido un error, siendo demasiado imprudente con un cliente. El cliente no volvió, y puso una fuerte reclamación ala empresa. Ahora, Juan se encontraba en la calle, casado y con un niño recién nacido. ¿Qué haría? ¿Dónde iría? ¿En qué trabajaría? No se lo había esperado. Es la historia de un amigo. Pero es la historia de otras muchas personas que, por azar, por buscarlo o por golpe del destino, cambian de tercio en la vida. La reflexión que hizo Juan fue sencilla y, a la vez, profunda. Nunca le había gustado su trabajo. Era muy costoso para él tener que dirigirse diariamente a su oficina. Muchas veces soñaba en cambiar de profesión. Pero el miedo le paralizó siempre. ¿Qué pasaría con la hipoteca? ¿Cómo se ganaría la vida? ¿Ahora, qué le dejaría a su hijo? Sin embargo, siempre había pensado en cambiar. Se planteó realmente ¿qué hubiera hecho de su vida de no haber tenido miedo?. Ahora, después de perderlo todo, buscarse la vida se imponía forzosamente. Así que consideró el cambio, no como la posibilidad de perder algo valioso anteriormente, sino como la oportunidad de ganar mucho más. De manera que invirtió sus ahorros en el negocio de sus sueños. Y, como resultado, recuperó su dinero, su vigor y su vida. No hay que esperar a que los cambios se nos impongan inexorablemente. Hay que adelantarse. La pregunta fundamental que Juan se hizo es: ¿Qué haría si no tuviera miedo?. Empezamos a cambiar cuando somos capaces de reírnos de nosotros mismos, de lo que hacemos mal y de nuestra situación pasada o actual, de nuestros miedos. El reírse de uno mismo es una de las terapias más recomendadas en nuestros días, incluso tiene efectos terapéuticos y psicológicos positivos de mejora probados sobre ciertas obsesiones y miedos (Viktor E. Frankl, con su paradoja intencional, los describe magníficamente). Nos aferramos a nuestros hábitos porque funcionan más o menos. Si embargo, las viejas convicciones no nos conducen a una situación mejor. Hay que atreverse a cambiar, incluso en los momentos de éxito y clímax profesional. Y precisamente es en esos instantes cuando más se gana con el cambio. Si el repetir el mismo comportamiento lleva a los mismo resultados, , y éstos no nos satisfacen, ¿por qué seguimos haciendo lo mismo una y otra vez?. La vida es muy simple. En cuanto cambia la situación, cambian las oportunidades y, con ellas, cambia la persona. Es bueno imaginarse en una situación mejor, pues siempre cabe una situación mejor. Ayuda a que provoquemos los cambios que necesitamos y hace que el cambio tenga más posibilidades de éxito. Es la profecía que se autocumple. El miedo genera aquello que se teme. Cuanto más se tema el fracaso, más cerca nos encontramos de él. El mayor inhibidor del cambio se localiza en unos mismo. No significa que pensar en el éxito haga que lo obtengamos. Pero nos sitúa en una actitud ventajosa. Hemos recorrido mitad del camino, ahora queda hacerlo posible. Las cosas no necesitan ser complicadas. Detectar los pequeños cambios nos preparan para el gran cambio. Juan tenía que haber detectado que no le gustaba el trabajo, que no disfrutaba, lo cual es peor aún, que eso repercutía en su rendimiento, en sus resultados profesionales, en su trato personal con los clientes, jefes, compañeros, etc. La vida es riesgo, se hace necesario disfrutar de la aventura. Ahora bien, no todos los temores son malos, pues nos preservan de los peligros verdaderos. Gustar de la aventura no significa estrellarse. Simplemente el cambio ocurre. En nuestras vidas, en nuestro trabajo, en las organizaciones, en las relaciones personales, en la política, en la economía, en la sociedad. Sólo hay que estar preparado. Para preverlo conviene estar atento continuamente a los signos externos. Cuanto antes nos olvidemos de las situaciones pasadas, antes nos acoplaremos a las nuevas. La norma primera es : ¡Cambia, muévete!! Sin importar lo que digan. Como le dice Don Quijote a Sancho: “¿Ladran, Sancho? Luego cabalgamos” ¡Disfruta del cambio!. Sólo existen tres posibilidades: cambiar con el cambio, adaptarse una vez que haya ocurrido o quedarse inmóvil y hundirse como el Titanic (saludando orgullosos, pero al final nos quedamos fríos e inmóviles en el fondo del océano). Hay personas que se creen con derechos en esta vida y cuando se los quitan, piensan que son víctimas del destino o de la mala fe de los otros o de una conspiración o de lo que fuera, y les echan las culpas a los demás, a la situación o circunstancias. El problema, piensan, se encuentra fuera de ellos, cuando precisamente son ellos el problema. Pensar que tú eres el problema es el primer paso para darte una oportunidad y encontrar una solución, quizá única, de desarrollo. ¿De qué comportamientos, actitudes o cosas, las que fueren, necesitamos desprendernos y hacia dónde tenemos que seguir avanzando?. Cambiar puede significar sencillamente tener otra relación en la misma situación o con la misma persona. Siempre tenemos la libertad última de elegir nuestra actitud ante los acontecimientos de la vida.................Desconozco el autor...

NO DEJES IR LA VIDA



Reserva tiempo para REIR, es la musica del alma.
Reserva tiempo para LEER, es la base de la sabiduria.
Reserva tiempo para PENSAR, es la fuente del poder.
Reserva tiempo para TRABAJAR, es el precio del exito.

Reserva tiempo para DIVERTIRTE, es el secreto de la juventud eterna.
Reserva tiempo para SER AMIGO, es el camino de la felicidad.

Reserva tiempo para SOÑAR, es el medio de encontrar tus objetivos.
Reserva tiempo para AMAR Y SER AMADO, es el privilegio de los hijos de Dios.

Reserva tiempo para SER UTIL A LOS OTROS, esta vida es demasiado corta para que seamos egoistas.
Nosotros no perdemos tiempo en la vida; lo que se pierde es la vida, al perder el tiempo.

domingo, 5 de agosto de 2007

Temía....

Temía estar solo, hasta que aprendí a quererme a mi mismo.

Temía fracasar, hasta que me di cuenta que únicamente fracaso si no lo intento.

Temía lo que la gente opinara de mí, hasta que me di cuenta de que de todos modos opinarían de mí.

Temía que me rechazaran, hasta que entendí que debía tener fe en mi mismo.

Temía al dolor, hasta que aprendí que éste es necesario para crecer.

Temía a la verdad, hasta que descubrí la fealdad de las mentiras.

Temía a la muerte, hasta que aprendí que no es el final, sino más bien el comienzo.

Temía al odio, hasta que me di cuenta que no es otra cosa más que ignorancia.

Temía al ridículo, hasta que aprendí a reírme de mi mismo.

Temía hacerme viejo, hasta que comprendí que ganaba sabiduría día a día.

Temía al pasado, hasta que comprendí que no podía herirme más.

Temía a la oscuridad, hasta que vi la belleza de la luz de una estrella.

Temía al cambio, hasta que vi que aún, la mariposa más hermosa necesitaba pasar por una metamorfosis antes de volar.