jueves, 26 de junio de 2008

Manual de conservar caminos

Esto es para leer y leer....

1] Al principio del camino hay una encrucijada. Allí puedes pararte a pensar en la dirección que vas a tomar. Pero no te quedes demasiado tiempo, o nunca saldrás de ese lugar. Hazte la clásica pregunta de Castaneda: ¿cuál de estos caminos tiene un corazón? Reflexiona lo necesario sobre las opciones que tienes delante, pero una vez que des el primer paso, olvídate definitivamente de la encrucijada, pues en caso contrario nunca dejarás de torturarte con la inútil pregunta: "¿El camino que elegí era el correcto?" Si prestaste oídos a tu corazón antes de ponerte en movimiento, escogiste sin duda el buen camino.

2] El camino no dura para siempre. Es una bendición recorrerlo durante algún tiempo, pero un día terminará, y por eso debes estar siempre listo para despedirte en cualquier punto. Por mucho que te deslumbren determinados paisajes, o te asusten ciertos trechos donde hay que esforzarse especialmente para seguir en pie, no te aferres a nada. Ni a los momentos de euforia, ni a los interminables días en los que todo parece difícil, y el progreso es lento. Más tarde o más temprano habrá llegado a su término. No lo olvides.
3] Honra tu camino. Fue tu elección, fue decisión tuya, y en la misma medida en que tú respetas el suelo que pisas, este mismo suelo respetará tus pies. Haz siempre lo más adecuado para conservar y mantener tu camino, y él hará lo mismo por ti.
4] Equípate bien. Lleva un rastrillo, una pala, una navaja. Entiende que para las hojas secas las navajas son inútiles, y que para la hierbas muy enraizadas los rastrillos son inútiles. Conoce siempre qué herramienta hay que emplear en cada momento. Y cuida de ellas, porque son tus mayores aliadas.
5] El camino va hacia delante y hacia atrás. A veces es necesario volver porque se perdió algo, o porque un mensaje que debía haber sido entregado se quedó olvidado en un bolsillo. Un camino bien cuidado permite que puedas volver atrás sin grandes problemas.
6] Cuida del camino antes de cuidar de lo que está a su alrededor: atención y concentración son fundamentales. No dejes que las hojas secas del borde del camino te distraigan, ni que la manera como los otros cuidan sus propios caminos desvíe tu atención. Usa la energía para cuidar y conservar el suelo que recibe tus pasos.
7] Ten paciencia. A veces es necesario repetir las mismas tareas, como arrancar las malas hierbas o cubrir los agujeros que surgieron tras una lluvia inesperada. Que esto no te enfurezca, pues forma parte del viaje. A pesar del cansancio, y a pesar de las tareas repetitivas, ten paciencia.
8] Los caminos se cruzan: las personas pueden explicar el tiempo que hace. Escucha los consejos, pero toma después tus propias decisiones. Tú eres el único responsable del camino que te fue confiado.
9] La naturaleza sigue sus propias reglas: por lo tanto, tienes que estar preparado para los súbitos cambios del otoño, para el hielo resbaladizo del invierno, para las tentaciones de las flores en primavera, y para la sed y las lluvias del verano. En cada estación, aprovecha lo mejor que te ofrezca, y no te quejes de sus particularidades.
10] Haz de tu camino un espejo de ti mismo: no te dejes influir en absoluto por la manera como los demás cuidan de sus caminos. Tú tienes un alma que escuchar, y los pájaros transmitirán lo que tu alma quiere decir. Que tus historias sean bellas y agraden a todo lo que tienes en torno. Sobre todo, que las historias que cuente tu alma durante la jornada se reflejen en cada segundo del recorrido.
11) AMA TU CAMINO: sin éste principio, nada tiene sentido.




De PAULO COELHO

El Camino...

Un día, un becerro atravesó un bosque virgen para volver a su pastura. Como era un animal y no podía darse cuenta, abrió un sendero tortuoso, lleno de curvas, subiendo y bajando colinas para llegar donde quería.

Al día siguiente, un perro usó ese mismo sendero para atravesar el bosque. Después fue el turno de un carnero, jefe de un rebaño, que viendo el camino marcado hizo a sus compañeros seguir por allí.

Más tarde, los hombres comenzaron a usar ese sendero: entraban y salían, giraban a la derecha y a la izquierda, descendían, se desviaban frente a los múltiples obstáculos del camino, quejándose y maldiciendo, con toda razón. Pero no hacían nada para crear una nueva alternativa.

Después de tanto uso, el sendero acabó convertido en un amplio camino donde los pobres animales se cansaban bajo pesadas cargas, obligados a recorrer en tres horas una distancia que podría haber sido vencida en treinta minutos, si no hubieran seguido el sendero abierto por el becerro aquella primera vez.
Pasaron muchos años y el camino se convirtió en la calle principal del poblado y, finalmente, en la avenida principal de la ciudad. Todos se quejaban del trayecto porque peor no podía ser.

Mientras tanto, el sabio bosque se reía,

al ver que los humanos tienen la tendencia a seguir ciegamente los caminos que ya han sido abiertos, sin cuestionarse nunca si esa es la mejor elección.

¿CÓMO SE MIDE LA VIDA?

No se mide según con quién sales, ni por el número de personas con quienes has salido.

No se mide por la fama de tu familia, por el dinero que tienes, por la marca de coche que manejas, ni por el lugar donde estudias o trabajas.

No se mide ni por lo guapo ni por lo feo que eres, por la marca de ropa que llevas, ni por los zapatos, ni por el tipo que música que te gusta.

La vida, simplemente, es.. Otra cosa






La vida:

Se mide según a quién amas y según a quién dañas.

Se mide según la felicidad o la tristeza que proporcionas a otros.

Se mide por los compromisos que cumples y las confianzas que traicionas.




Se mide por el sabor de boca que dejas a los demás con tu presencia y con tus comentarios.







Se trata de lo que se dice y lo que se hace y lo que se quiere decir o hacer, sea dañino o benéfico.

Se trata de los juicios que formulas, y a quién o contra quién los comentas.


Se trata de a quién no le haces caso o ignoras intencionalmente.

Se trata de los celos, del miedo, de la ignorancia y de la venganza.

Se trata del amor, el respeto o el odio que llevas dentro de tí, de cómo lo cultivas y de cómo lo riegas.






Pero por la mayor parte, se trata de sí usas la vida para alimentar el corazón de otros.

Tú y solo tú escoges la manera en que vas a afectar a otros y esas decisiones son de lo que se trata la vida…

La vida será contigo tan justa como lo eres con los demás.


Hacer un amigo es Fácil.

Pero la vida habla de ti, por aquellos amigos que fielmente supiste conservar.

Por aquellos a los que te supiste entregar sin exigencias.



Aquellos que cuando no estás…lloran tu ausencia...... Desconozco el autor

Una pregunta al Dalai Lama

¿Que le sorprende más de la humanidad?






Y el respondió . . .


Los hombres . . .






. . . Porque pierden la salud para ganar dinero, después pierden el dinero para recuperar la salud.







Y por pensar ansiosamente en el futuro no disfrutan el presente, por lo que no viven ni el presente ni el futuro.












Y viven como si no tuviesen que morir nunca . . . Y mueren como si nunca hubieran vivido...

Al morir ¿Que te llevas?

Un hombre murió Intempestivamente…

Al darse cuenta vio que se acercaba Dios quien llevaba una maleta consigo…

Y le dijo:

Bien hijo mio, Es hora de irnos…

El hombre asombrado le preguntó a Dios…

Ya… tan pronto tenía muchos planes…

Lo siento hijo… Pero es el momento de tu partida

Qué traes en esa maleta?

-Tus pertenencias…


Mis pertenencias? Son mis cosas,

Mis ropas, mi dinero?

-Lo siento hijo Las cosas materiales que tenías, nunca te pertenecieron…Eran de la tierra.



…Traes Mis recuerdos?

-Lo siento hijo, esos Ya no vienen contigo Nunca te pertenecieron, Eran del tiempo…



…Traes mis talentos?

Lo siento hijo pero esos nunca te pertenecieron… Eran de Las circunstancias



…Traes a mis amigos, A mis familiares?

Lo siento hijo pero ellos nunca te pertenecieron Eran del camino



….Traes a mi mujer Y a mis hijos?

Lo siento hijo Ellos nunca te Pertenecieron Eran de tu corazón




Traes mi cuerpo?

Lo siento hijo…. Ese nunca Te perteneció Ese era del polvo





…Entonces,

Traes mi alma?

-Lo siento hijo pero Ella nunca te Perteneció… era mía





Entonces el hombre Lleno de miedo Arrebató A Dios la maleta y al abrirla …Se dio cuenta Que estaba vacía… Con una lágrima De desamparo brotando De sus ojos, el hombre Le dijo a Dios

-Nunca tuve nada?

Si… hijo mío… Cada uno De los momentos Que viviste Fueron sólo tuyos…





La vida es sólo Un momento… Un momento Todo tuyo Disfrútalo en su Totalidad…. Que nada de Lo que crees Que te pertenece Te detenga…


Desconozco autor

lunes, 23 de junio de 2008

El elefante y la alondra ("El universo está en ti")

El elefante y la alondra eran amigos. La alondra le señalaba al elefante los rincones mas sombreados de la selva, y el elefante protegía con su presencia nocturna el nido de la alondra de serpientes voraces y ardillas rapaces.
Un día el elefante le dijo a la alondra que le tenía envidia por poder volar. ¡Cuánto le gustaría remontarse por los aires, ver la tierra desde las alturas, llegar a cualquier sitio en cualquier momento! Pero con su peso...¡Era imposible!
La alondra le dijo que era muy fácil. Se quitó con el pico una pluma de la cola y le dijo: "Aprieta fuerte esta pluma en la boca, y agita rápidamente las orejas arriba y abajo"
El elefante hizo lo que la alondra le dijo. Apretó con fuerza la pluma en la boca para que no se le fuese a caer y comenzó a agitar sus grandes orejas arriba y abajo con toda su energía. Poco a poco notó que se levantaba, despegaba, se sostenía en el aire y podía ir donde quisiera por los aires con toda facilidad. Vio la tierra desde las alturas, vio los animales y los hombres, cruzó por lo alto el río profundo que había marcado el limite de su territorio, exploro paisajes desconocidos, y volvió al fin, feliz y contento a aterrizar al sitio donde había dejado a la alondra.
"No sabes cuanto te agradezco esta pluma milagrosa", le dijo. Y se la guardó cuidadosamente detrás de la oreja para volver a usarla cuando quisiera volar otra vez.
La alondra le contesto:
-"Oh, esa pluma... La verdad es que no vale nada.
Se me iba a caer de todos modos, y era inútil"
Pero tenía que darte algo para que creyeras en ti, y se me ocurrió eso,
tu hubieras podido volar de todos modos.

viernes, 20 de junio de 2008

El Sargento...

Durante la Guerra de la Independencia, de América del Norte, el sargento de una pequeña compañía de soldados estaba dando órdenes a sus subordinados para transportar una viga muy pesada que estaban tratando de transportar, para completar algunos trabajos militares que en aquel punto debían componerse.El peso era casi superior a sus fuerzas, y la voz del sargento se oía a menudo gritando:-¡Alcen!, ¡alcen!, ahí va, otra vez ¡alcen! que les pasa? no desayunaron hoy? ¡vamos con fuerza! ¡alcen!Un caballero sin uniforme militar, pasaba por allí y preguntó al que mandaba, porqué él mismo no les ayudaba un poquito.?Este atónito y volviéndose con toda la majestad de un emperador hacia el caballero dijo:- Señor, yo soy un sargento-¿De veras que lo es usted? - replico el desconocido -, yo no sabía esto.Y quitándose el sombrero le hizo un saludo, diciendo:-Perdone usted, señor sargento.Y diciendo esto desmontó y empezó a ayudar a los soldados en su pesada tarea hasta que las gotas de sudor corrían por su frente,y cuando la viga fue por fin levantada, se dirigió hacia el gran hombre y le dijo:- Señor sargento, cuando usted vuelva a tener un trabajo como éste y no tenga suficientes hombres, mande por su general, y yo vendré con mucho gusto y le ayudaré en una segunda ocasión. El sargento se quedó desconcertado y como el que ve visiones cuando por esas palabras se dió cuenta que el oficial que le había dado esta lección era el mismo Washington general en jefe del ejército americano.

martes, 17 de junio de 2008

EL LIMOSNERO

Hubo una vez un limosnero que estaba tendido al lado de la calle.
Vio a lo lejos venir a el rey con su corona y capa.
"Le voy a pedir, de seguro me dará bastante" pensó el limosnero y cuando el rey pasó cerca le dijo :
"Su majestad, ¿me podría por favor regalar una moneda?"
aunque en su interior pensaba que el rey le iba a dar mucho.
El rey le miró y le dijo :" ¿Por qué no me das algo tú? ¿Acaso no soy yo tu rey?"...
el mendigo no sabía que responder a la pregunta y dijo : "Pero su majestad...yo no tengo nada!".
El rey respondió : "Algo debes de tener...busca!".
Entre su asombro y enojo el mendigo buscó entre sus cosas y supo que tenía una naranja, un bollo de pan y unos granos de arroz".
Pensó que el pan y la naranja eran mucho para darle, así que en medio de su enojo tomó 5 granos de arroz y se los dió al rey.
Complacido el rey dijo: "Ves como si tenías!" Y le dió 5 monedas de oro, una por cada grano de arroz. El mendigo dijo entonces:
"Su majestad...creo que acá tengo otras cosas",
pero el rey no hizo caso y dijo :
"Solamente de lo que me has dado de corazón te puedo yo dar".

sábado, 14 de junio de 2008

"Cuando quiero algo me lo pido a mi misma"



Entrevista a la abuela Margarita *

( Ima Sanchez. Publicado en "La Contra", diario La Vanguardia*)

La Abuela Margarita, curandera y guardiana de la tradición maya, se crió con

su bisabuela, que era curandera y milagrera. Practica y conoce los círculos

de danza del sol, de la tierra, de la luna, y la búsqueda de visión.

Pertenece al consejo de ancianos indígenas y se dedica a sembrar salud y

conocimiento a cambio de la alegría que le produce hacerlo, porque para

sustentarse sigue cultivando la tierra. Cuando viaja en avión y las azafatas

le dan un nuevo vaso de plástico, ella se aferra al primero: "No joven, que

esto va a parar a la Madre Tierra". Rezuma sabiduría y poder, es algo que se

percibe con nitidez. Sus rituales, como gritarle a la tierra el nombre del

recién nacido para que reconozca y proteja su fruto, son explosiones de

energía que hace bien al que lo presencia; y cuando te mira a los ojos y te

dice que somos sagrados, algo profundo se agita.

Ella nos dice: "Tengo 71 años. Nací en el campo, en el estado de Jalisco

(México), y vivo en la montaña.. Soy viuda, tengo dos hijas y dos nietos de

mis hijas, pero tengo miles con los que he podido aprender el amor sin

apego. Nuestro origen es la Madre Tierra y el Padre Sol. He venido a la Fira

de la Terra para recordarles lo que hay dentro de cada uno."

*-¿Dónde vamos tras esta vida?*

-¡Uy hija mía, al disfrute! La muerte no existe. Las muerte simplemente es

dejar el cuerpo físico, si quieres.

*-¿Cómo que si quieres??*

-Te lo puedes llevar. Mi bisabuela era chichimeca, me crié con ella hasta

los 14 años, era una mujer prodigiosa, una curandera, mágica, milagrosa.

Aprendí mucho de ella.

*-Ya se la ve a usted sabia, abuela.

-El poder del cosmos, de la tierra y del gran espíritu está ahí para todos,

basta tomarlo. Los curanderos valoramos y queremos mucho los cuatro

elementos (fuego, agua, aire y tierra), los llamamos abuelos. La cuestión es

que estaba una vez en España cuidando de un fuego, y nos pusimos a charlar.

*-¿Con quién?

-Con el fuego. "Yo estoy en ti", me dijo. "Ya lo sé", respondí. "Cuando

decidas morir retornarás al espíritu, ¿por qué no te llevas el cuerpo?",

dijo. "¿Cómo lo hago?", pregunté.

*-Interesante conversación.*

-"Todo tu cuerpo está lleno de fuego y también de espíritu -me dijo-,

ocupamos el cien por cien dentro de ti. El aire son tus maneras de pensar y

ascienden si eres ligero. De agua tenemos más del 80%, que son los

sentimientos y se evaporan. Y tierra somos menos del 20%, ¿qué te cuesta

cargar con eso?".

*-¿Y para qué quieres el cuerpo?

-Pues para disfrutar, porque mantienes los cinco sentidos y ya no sufres

apegos. Ahora mismo están aquí con nosotras los espíritus de mi marido y de mi hija.

*-Hola..

-El muertito más reciente de mi familia es mi suegro, que se fue con más de

90 años. Tres meses antes de morir decidió el día. "Si se me olvida -nos

dijo-, me lo recuerdan". Llegó el día y se lo recordamos. Se bañó, se puso

ropa nueva y nos dijo: "Ahora me voy a descansar". Se tumbó en la cama y

murió. Eso mismo le puedo contar de mi bisabuela, de mis padres, de mis tías?

*-Y usted, abuela, ¿cómo quiere morir?

-Como mi maestro Martínez Paredes, un maya poderoso. Se fue a la montaña:

"Al anochecer vengan a por mi cuerpo". Se le oyó cantar todo el día y cuando

fueron a buscarle, la tierra estaba llena de pisaditas. Así quiero yo

morirme, danzando y cantando. ¿Sabe lo que hizo mi papá?

*-¿Qué hizo?*

-Una semana antes de morir se fue a recoger sus pasos. Recorrió los lugares

que amaba y a la gente que amaba y se dio el lujo de despedirse. La muerte

no es muerte, es el miedo que tenemos al cambio. Mi hija me está diciendo:

"Habla de mí", así que le voy a hablar de ella.

*-Su hija, ¿también decidió morir?

-Sí. Hay mucha juventud que no puede realizarse, y nadie quiere vivir sin sentido.

*-¿Qué merece la pena?*

-Cuando miras a los ojos y dejas entrar al otro en ti y tú entras en el otro

y te haces uno. Esa relación de amor es para siempre, ahí no hay hastío.

Debemos entender que somos seres sagrados, que la Tierra es nuestra Madre y

el Sol nuestro Padre. Hasta hace bien poquito los huicholes no aceptaban

escrituras de propiedad de la tierra. "¿Cómo voy a ser propietario de la

Madre Tierra?", decían.

*-Aquí la tierra se explota, no se venera.*

-¡La felicidad es tan sencilla!, consiste en respetar lo que somos, y somos

tierra, cosmos y gran espíritu. Y cuando hablamos de la madre tierra,

también hablamos de la mujer que debe ocupar su lugar de educadora.

*-¿Cuál es la misión de la mujer?

-Enseñar al hombre a amar. Cuando aprendan, tendrán otra manera de

comportarse con la mujer y con la madre tierra. Debemos ver nuestro cuerpo

como sagrado y saber que el sexo es un acto sagrado, esa es la manera de que

sea dulce y nos llene de sentido. La vida llega a través de ese acto de

amor. Si banalizas eso, ¿qué te queda? Devolverle el poder sagrado a la

sexualidad cambia nuestra actitud ante la vida. Cuando la mente se une al

corazón todo es posible. Yo quiero decirle algo a todo el mundo.

*-¿...?

-Que pueden usar el poder del Gran Espíritu en el momento que quieran.

Cuando entiendes quién eres, tus pensamientos se hacen realidad. Yo, cuando

necesito algo, me lo pido a mí misma. Y funciona.

*-Hay muchos creyentes que ruegan a Dios, y Dios no les concede.*

-Porque una cosa es ser limosnero y otra, ordenarte a ti mismo, saber qué es

lo que necesitas. Muchos creyentes se han vuelto dependientes, y el espíritu

es totalmente libre; eso hay que asumirlo. Nos han enseñado a adorar

imágenes en lugar de adorarnos a nosotros mismos y entre nosotros.

*-Mientras no te empaches de ti mismo.*

-Debemos utilizar nuestra sombra, ser más ligeros, afinar las capacidades,

entender. Entonces es fácil curar, tener telepatía y comunicarse con los

otros, las plantas, los animales. Si decides vivir todas tus capacidades

para hacer el bien, la vida es deleite.

*-¿Desde cuándo lo sabe?*

-Momentos antes de morir mi hija me dijo: "Mamá, carga tu sagrada pipa,

tienes que compartir tu sabiduría y vas a viajar mucho. No temas, yo te

acompañaré". Yo vi con mucho asombro como ella se incorporaba al cosmos.

Experimenté que la muerte no existe. El horizonte se amplió y las

percepciones perdieron los límites, por eso ahora puedo verla y escucharla,

¿lo cree posible?

*-Sí.

-Mis antepasados nos dejaron a los abuelos la custodia del conocimiento:

"Llegará el día en que se volverá a compartir en círculos abiertos".

Creo que ese tiempo ha llegado.

viernes, 13 de junio de 2008

Queda prohibido - Neruda

"Queda prohibido llorar sin aprender, levantarse un día sin saber que hacer. Tener miedo a tus recuerdos.
Queda prohibido no sonreír a los problemas, no luchar por lo que quieres, abandonarlo todo por miedo, no convertir en realidad tus sueños.
Queda prohibido no demostrar tu amor, hacer que alguien pague tus deudas y mal humor.
Queda prohibido dejar a tus amigos, no comprender lo que vivieron juntos, llamarlos solo cuando los necesitas.
Queda prohibido no ser tu ante la gente, fingir ante las personas que no te importan, hacerte el gracioso con tal de que te recuerden, olvidar a toda la gente que te quiere.
Queda prohibido no hacer las cosas por ti mismo, no creer en Dios y hacer tu destino, tener miedo a la vida y a sus compromisos, no vivir cada día como si fuera el último suspiro.
Queda prohibido echar a alguien de menos sin alegrarte, olvidar sus ojos, sus risas, todo, porque sus caminos han dejado de abrazarse, olvidar su pasado y pagarlo con su presente.
Queda prohibido no creer tu historia, no tener un momento para la gente que te necesita, no comprender que la vida también te lo quita.
Queda prohibido no buscar la felicidad, no vivir tu vida con una actitud positiva, no pensar en que podemos ser mejores, no sentir que sin ti este mundo no sería igual"
(Pablo Neruda).

viernes, 6 de junio de 2008

Shhhh......

Al hablar de alguien...
¡SSSSSSSSSH!....
Si lo que vas a decir
puede herir a una persona…
Olvídalo…
¡Mejor Calla!
-Si lo que va a salir de tu boca,
es para maldecir …
¡ Mejor Calla!
-Si lo que estas por decir va a acabar con
la honra de alguien…
¡Mejor Calla!
-Si lo que vas a decir son rumores
sin fundamentos… Olvídalo…
¡Mejor Calla!
-Si al hablar juzgas
a tus semejantes…
¡Mejor Calla
-Calumnias, mentiras, chismes…
Si eso es lo que te mueve al hablar…
¡Ten Cuidado
Recuerda que como Juzgas.. serás juzgado,
Y como tratas.. Serás Tratado..
Piensa…
En algún momento tu Puedes ser el blanco
de esas patrañas, y entonces… sabras lo
que es quemarse con el veneno que sale de
una boca maliciosa
Cuando hables
habla cosas que
bendigan, no que maldigan, si no es así, ¡Ssssh!
Olvídalos
¡Mejor Calla!
SI SE RIEN DE TI POR
SER DIFERENTE…
RIETE DE LOS
DEMAS POR SER
IGUALES…
¡P U R O AMOR…!
Y Recuerda que todo lo que va … regresa.

DE LA VIDA...

La Vida es una isla en un océano de soledad, una isla cuyos macizos de rocas son esperanza, cuyos árboles son sueño, cuyas flores son soledad y cuyos arroyuelos son sed.

Vuestra vida, hombres compañeros míos, es una isla separada de todas las demás islas y regiones. Por muchas que sean las naves qué zarpan de vuestras costas rumbo a otros climas, por muchas que sean las embarcaciones que tocan vuestras playas, seguís siendo una isla solitaria que adolece de las angustias de la soledad y de ansia de felicidad. Sois desconocido para vuestros semejantes y estáis muy lejos de su simpatía y de su comprensión.

Hermano mío, yo te he visto sentado sobre tu montaña dorada, regodeándote en tus riquezas, ufano de tus tesoros y seguro en tu fe ciega de que cada puñado de oro qué has amasado constituye un eslabón invisible que une los deseos y pensamientos de los demás hombres con los tuyos.

Te he visto con los ojos de mi mente como a un gran conquistador que acaudillase sus tropas, empeñado en destruir las fortalezas de sus enemigos. Pero, al mirarte de nuevo, no he encontrado más que un corazón solitario anclado en tus arcones, un pájaro sediento encerrado en una jaula dorada, con su vasija de agua vacía.


Te he visto, hermano mío, encaramado al trono de la gloria, mientras tu pueblo te rodeaba aclamando tu majestad, cantando las glorias de tus grandes hazañas, encomiando tu sabiduría y alzando hacia ti sus ojos con la expresión de quien mira a un profeta, exultantes y jubilosos sus espíritus hasta el mismo pabellón de los cielos.

Y cuando paseabas la mirada sobre tus súbditos, observé en tu faz las señales de la felicidad y del poder y del triunfo, como si fueses tú el alma de su cuerpo.

Pero, al volver a mirarte, he aquí que te encontré solo en tu soledad, de pie junto a tu trono, como un desterrado que alarga su mano en todas direcciones, suplicando compasión y piedad a espectros invisibles, mendigando albergue, aunque sólo haya dentro de él un poco de calor y amistad.

Te he visto, hermano mío, enamorado de una hermosa mujer, entregando el corazón ante el altar de su belleza. Cuando sorprendí la mirada de ternura y amor maternal que te lanzaba, me dije: "¡Viva el Amor que ha desterrado la soledad de este hombre y ha unido su corazón con otra!" Pero, cuando levanté nuevamente hacia ti mis ojos, vi dentro de tu amante corazón otro corazón solitario, derramando en vano amargas lágrimas por revelar sus secretos a una mujer; y tras tu alma transida de amor, otra alma solitaria que era como una nube vagarosa, deseaba en vano disolverse en lágrimas que anegasen los ojos de tu amada.


Tu vida, hermano mío, es una morada solitaria separada de las viviendas de los demás hombres. Es una casa en cuyo interior no puede penetrar la mirada del vecino. Si se hundie se en las tinieblas, la lámpara de tu vecino no podría alumbrarla. Si estuviese vacía de provisiones, no podrían llenarla las despensas de tus vecinos. Si estuviese en un desierto, no podrías pasar a los jardines de los demás hombres, labrados y cuidados por otras manos. Si se levantase en la cumbre de una montaña, no podrías bajarla al valle hollado por los pies de otros hombres.

El espíritu de tu vida, hermano mío, está asediado por la soledad y si no fuese por esa soledad y ese abandono, tú no serías tú, ni yo sería yo. De no ser por esta soledad y este abandono desolado, llegaría a creer, al oír tu voz, que era la mía; y al ver tu rostro, que era yo mismo mirándome en un espejo.



GIBRÁN KHALIL GIBRÁN

El bosque mágico de la mente



El concepto de felicidad es muy diferente
de unas personas a otras
y aunque hay cosas y sensaciones
que pueden ser comunes,
los gozos de unos pueden ser
la pesadilla de otros.
Algunas personas son felices
llevando una vida tranquila y segura
mientras otras se mueren de aburrimiento
si están solas; si no hay en su vida cambios,
novedades y fuertes excitaciones.
La felicidad depende más de lo que ocurre dentro que de lo que nos sucede fuera;
de las ideas que tenemos
sobre nosotros mismos y sobre la vida.
Depende de todos los misterios que viven
¡en el Bosque Mágico de tu Mente!.
Dentro de tu mente lo tienes todo.
El sol y la luna,
las montañas y los valles.
Los colores del amanecer
y las sombras de la noche.
La alegría de las cascadas
y la niebla espesa
que empapa el alma
de nostalgias infinitas.
Si buscas dentro de tu corazón,
siempre encontrarás
razones para ser feliz
y también para permanecer
en la tristeza.
Porque tu felicidad no depende de otros,
de la compañía que tengas o de lo que haces,
ni tampoco de lo que tienes.
No depende de cómo sea tu cuerpo
ni de que tengas más o menos dones.
Sólo depende de lo conforme que estés
con lo que haces,
con lo que tienes,
con tu cuerpo
y con tus dones.
La Felicidad depende
de que realmente quieras ser feliz
y estés tan a gusto contigo mismo
como para poder sentir
el gozo de la Vida.
"La felicidad es una mariposa que sale volando
cuando la persigues,
pero que puede posarse a tu lado,
si te sientas tranquilamente a mirar".
Nathaniel Hawthorne

¿Sabes cómo cazan al mono en africa?

¿Sabes cómo cazan al mono en africa? Tienen una manera muy ingeniosa.Atan bien fuerte al árbol una bolsa de piel con arroz, la comida favorita del mono.En la bolsa hay un agujero de tamaño tal que por allí pueda pasar justamente la mano del mono, pero una vez lleno el puño de arroz, no pueda sacarla de nuevo.. ¡Pobre mono! va al árbol, mete la mano en la bolsa y la llena con la exquisita comida. Sí, pero... no puede sacar el puño a menos. En ese momento sale del escondrijo el cazador; el pobre mono grita, salta, se debate... en vano.El cazador lo apresa. Y sin embargo, el tonto mono no hubiera tenido más que abrir la mano y soltar el botín, y estaba a salvo. ¡Ah, sí! Pero prefiere el cautiverio, prefiere la muerte, antes que desprenderse del botín.Cuidado, hijo, que no te aprisione también a ti el amor ávido de laspor las cosas materiales y te arrastren a sus cárceles las negras pasiones.

Arte y contexto, A quien le interesa..?? Digno de estudiar

Da un poco que pensar. Si no, vean:Aquella podría ser una mañana más como otra cualquiera. Un sujeto entra en la estación de Metro, va vestido con un pantalón vaquero, una camiseta barata y se sitúa cerca de la entrada...Extrae un violín de la caja y comienza a tocar con entusiasmo para toda la gente que pasa por allí, es la hora punta de la mañana. Durante los 45 minutos que estuvo tocando el violín, fue prácticamente ignorado por todos los pasajeros del Metro.Nadie sabía que ese músico era precisamente Joshua Bell, uno de los mejores violinistas del mundo, ejecutando sin parar las piezas musicales más consagradas de la historia, con un instrumento muy especial, un violín Stradivarius, estimado en un valor de más de 3 millones de dólares. Unos días antes, Bell había tocado en La Sinfónica de Boston, donde los mejores lugares para el concierto costaban la bagatela de 1000 dólares la entrada. Esta experiencia que ha sido grabada en vídeo, muestra a hombres y mujeres que caminan muy rápido, cada uno haciendo una cosa, pero todos indiferentes al sonido del violín...la iniciativa fue realizada por el Diario The Washington Post, con la finalidad de lanzar un debate sobre el valor del arte, y de su contexto. LA CONCLUSIÓN: Estamos acostumbrados a dar valor a las cosas cuando están en un determinado contexto. En este caso, Bell era una obra de arte en sí mismo, pero fuera de contexto un artefacto de lujo sin la etiqueta de la marca.Personalmente me ha impactado la experiencia, y he sentido en mí mismo, los errores habituales en los que he caído, precisamente por no saber distinguir el valor de algunas cosas y de algunas personas por sí mismas, sin conceptuaciones, contextos, marcas o etiquetas...sí, realmente es un estudio que merece toda la consideración...no sé a ustedes...a mí me ha dejado sin palabras...¿REALMENTE ES ASÍ? Creo que sí. Aquí puedes ver el video:

http://www.youtube.com/watch?v=hnOPu0_YWhw

http://www.youtube.com/watch?v=hnOPu0_YWhw