sábado, 26 de mayo de 2007

Partido de Futbol...

...Jesucristo nos dijo que nunca había visto un partido de futbol, De manera que mis amigos y yo le llevamos a que viera uno.
Fue una feroz batalla entre los protestantes y los católicos. Marcaron primero a los católicos y Jesús aplaudió y lanzó al aire su sombrero, después marcaron a los protestantes y Jesús volovió a aplaudir entusiasmado.
Esto desconcertó a un hombre que se encontraba detrás de nosotros. Dio una palmada a Jesús en el hombro y le preguntó"¿A qué equipo apoya usted buen hombre?" ¿Yo?, respondió Jesús visiblemente emocionado por el juego. ¡Ah!, pues yo no animo a ningún equipo, tan sólo disfruto del juego. El hombre se volvió a su vecino de asiento y, haciendo un gesto de desprecio, le dijo: Humm...¡Un ateo!... (Anthony de Mello)

Vivir la vida con pasión....



"Visitaba por casualidad un bonito pueblito campesino. Al pasar por el cementerio las inscripciones me llamaron la atención, pues casi todas decían algo así: Aquí yace Alfonsee, quien vivió tres años, dos meses, y cinco días. En otra Jeime quien vivió cinco años, seis meses y nueve días y así sucesivamente por todos lados. Intrigado le pregunte al encargado del lugar si este era un cementerio de niños. No, es un cementerio corriente, lo que pasa es que en este pueblo tenemos una vieja costumbre, la de entregar una libreta a cada adolescente, para que empiece a anotar los momentos importantes de su vida y el tiempo aproximado de cada evento. Se anotan cosas como el primer beso, el abrazo de papá, el tiempo que pasen con sus amigos, la anotación de un gol, un buen consejo recibido, la satisfacción de su graduación, una sonrisa desinteresada, los logros por el que se sintieron satisfechos, un gesto amistoso, una mano amiga, su matrimonio, el nacimiento de sus hijos, los momentos que vivieron enamorados, el poder ayudar a un amigo, el encuentro con un ser querido, un sueño realizado, el compartir con familia y amigos, el detenernos a ver un amanecer… al final, se suma el tiempo de todos los eventos positivos y especiales y así nos da el tiempo de vida verdaderamente vivida, lo demás, no es vida".

La vida es en verdad una escuela, donde la sumatoria de todos nuestros momentos vividos con pasión, entusiasmo, optimismo, valor, alegría y determinación harán que tengamos una existencia plena. La vida representa una oportunidad constante de servir a otros, a través del intercambio que mantenemos con ellos, sean conocidos o desconocidos. La capacidad de enfrentar los problemas y las situaciones inesperadas que nos presenta la vida cada día hará que alcancemos la madurez y la preparación que nos permita darle una perspectiva mucho más positiva a nuestra vida.

Es importante que cambiemos aquellas creencias o prejuicios que nos obligan a sufrir y a fijar nuestra atención sólo en el aspecto negativo que tienen ciertas situaciones, porque sólo así podremos girar el lente a través del cual observamos e interpretamos cada evento cotidiano, para reconocer y resaltar todos los aspectos positivos.

Para vivir la vida a plenitud

Disfruta tu trabajo

Disfruta de tus logros, al igual que de tus planes, entrega lo mejor de ti. Cuando realices tu trabajo, piensa en los efectos positivos de la tarea que realizas y haz siempre un poco más de lo que te piden o te pagan por hacer.

Ponte los anteojos del optimísmo

Busca siempre el lado positivo de cualquier situación que se te presente, aunque para ti no sea claro en el momento, verás cómo lo encuentras en el tiempo. Aprende de todo y de todos.

La vida es ahora

No esperes momentos ideales, lo mejor está ocurriendo aquí y ahora. Mira a tu alrededor, disfruta del paisaje, de los colores, de la amistad, de tus cambios, de lo que estás haciendo; tu momento ideal es este.

Sonríe

La vida puedes disfrutarla si sabes como hacerlo. Mantén tu sonrisa siempre. Esto te hará feliz a ti y a todos, los que se crucen en tu camino el día de hoy. Acompaña la sonrisa de frases amables al momento de dirigirte a otros.

Busca tu paz

A pesar de que vivimos en un mundo agitado y confuso, realiza el trabajo necesario para mantener tu tranquilidad y proteger tu espacio a salvo. Evita la relación con personas agresivas y las noticias alarmantes. Deja de preocuparte, la Divinidad siempre cuida de ti. La mayoría de nuestros temores nacen de la fatiga y la soledad y nunca se cumplen. Alimenta tu alma para que tengas la fortaleza que te sostenga en caso de crisis.

Trasciende

Si deseamos verdaderamente haber vivido la vida a plenitud, debemos ser consecuentes entre lo que creemos y hacemos cada día, para dejar un legado a nuestros descendientes, poner nuestro grano de arena para contribuir de una vez por todas a construir un mundo mejor, cambiando lo único que en verdad podemos cambiar, a nosotros mismos.

Te invito a dar el primer paso, hagamos la diferencia y, con nuestro ejemplo, lidericemos un renacimiento moral, a través del cual veamos surgir de nuevo los valores olvidados, como la honestidad , la verdad, la lealtad, la solidaridad, la libertad, la responsabilidad, la familia… Vivamos con pasión el cambio, vivamos con pasión la vida, y recuerda: ¡Hoy puede ser el primer día del resto de tu vida...

(Maytte Sepúlveda)

domingo, 20 de mayo de 2007

Te deseo (Victor Hugo)...

Para los que conozco hace años y para los que conozco hace minutos y para los que quiero desde siempre y para los que quiero desde ahora. Te deseo primero que ames, y que amando, también seas amado. Y que de no ser así, seas breve en olvidar, y que después de olvidar, no guardes rencores. Deseo, pues, que no sea así, pero que si es, sepas ser feliz. Te deseo también que tengas amigos, y que sean valientes, fieles, sinceros y hasta algunas veces inconscientes. Pero que por lo menos haya uno en quien puedas confiar sin dudar. Y porque así es la vida, deseo también que tengas enemigos. Ni muchos ni pocos, en la medida exacta, para que algunas veces te cuestiones tus certezas. Y entre ellos, haya uno por lo menos que sea justo,
para que te haga poner los pies en la tierra. Te deseo además que seas útil, mas no insustituible. Y que en los momentos malos, cuando no quede más nada, esa utilidad sea suficiente para mantenerte en pie. Igualmente, te deseo que seas tolerante; no con los que se equivocan poco,
sino con los que se equivocan mucho e irremediablemente, y que haciendo buen uso de esa tolerancia, sirvas de ejemplo a otros. Te deseo que siendo joven no madures demasiado de prisa, y que ya maduro, no insistas en rejuvenecer, y que siendo viejo no te dediques al desespero. Porque cada edad tiene su placer y su dolor, y es necesario que fluyan entre nosotros. Te deseo de paso que seas triste. No todo el año, sino apenas un día. Pero que en ese día descubras que la risa diaria es buena, para valorar nuestras bendiciones y dar gracias por ello. Te deseo que descubras, con urgencia máxima, por encima y a pesar de todo, que existen y que te rodean seres oprimidos, tratados con injusticia y personas infelices. Pero siempre tendrás la oportunidad de llevar una palabra de consuelo. Deseo también que plantes una semilla, por más minúscula que sea, y la acompañes en su crecimiento, para que descubras de cuántas vidas está hecho un árbol. Te deseo, además, que tengas dinero, porque es necesario ser práctico. Y que por lo menos una vez al año, pongas algo de ese dinero
frente a ti y digas: "esto es mío", sólo para que quede claro quién es el dueño de quién. Te deseo que ninguno de tus afectos muera, pero que si muere alguno
puedas llorar sin lamentarte y sufrir sin sentirte culpable. Te deseo por fin, siendo hombre que tengas una buena mujer, y que siendo mujer tengas un buen hombre, mañana y al día siguiente, y cuando estén exhaustos y sonrientes, hablen sobre amor para recompensar. Si todas estas cosas llegaran a pasar, no tengo nada más que desearte. Víctor Hugo

La Rosa de Los Vientos....

Sí siembras una ilusióny la riegas con tu amory el agua de la constanciabrotará en ti una flory su aroma y su calorte arroparán cuando todo anda mal.Sí siembras un idealen la tierra del quizásy lo abonas con la envidiaserá imposible arrancarla maldadde tu alma si en ella echó raíz.Y que mi luz te acompañepues la Vida es un jardíndonde lo bueno y lo malose confunden y es humanono siempre saber elegir.Y sí te sientes perdido,con tus ojos no has de ver,hazlo con los de tu almay encontrarás la calma.Tu rosa de los vientos seré.Sí siembras una amistadcon mimo plántalay abónala con paciencia,pódala con la Verdady transplántala con fepues necesita bien poder crecer.Sí te embriagas de pasióny no enfrías tu corazóntartamudearán tus sentidos y quizáshablará sólo el calor y no la Razón.Es sabio contar hasta diez.
(Mago de Oz)

lunes, 7 de mayo de 2007

AYUDAME A SER COMO SOY...


Ayúdame a decir la verdad delante de los fuertes y a no decir mentiras para ganarme el aplauso de los débiles.
Si me das fortuna, no me quites la razón.
Si me das éxito, no me quites la humildad.
Si me das humildad, no me quites la dignidad.

Ayúdame siempre a ver la otra cara de la medalla,
no me dejes inculpar de traición a los demás por no pensar igual que yo.

Enséñame a querer a la gente como a mí mismo y a no juzgarme como a los demás. No me dejes caer en el orgullo si triunfo, ni en la desesperación si fracaso.

Más bien recuérdame que el fracaso es la experiencia que precede al triunfo.
Enséñame que perdonar es un signo de grandeza y que la venganza es una señal de bajeza.

Si me quitas el éxito, déjame fuerzas para aprender del fracaso.
Si yo ofendiera a la gente, dame valor para disculparme y si la gente me ofende, dame valor para perdonar.

¡Señor...si yo me olvido de tí, nunca te olvides de mí!

HOY TE TOCA SER FELIZ... (Mago de Oz)


Cuando un sueño se te muera
o entre en coma una ilusión,
no lo entierres ni lo llores, resucítalo.

Y jamás des por perdida
la partida, cree en ti.
y aunque duelan, las heridas curarán.

Hoy el día ha venido a buscarte
y la vida huele a besos de jazmín,
la mañana esta recién bañada,
el Sol la ha traído a invitarte a vivir.

Y verás que tú puedes volar,
y que todo lo consigues.
Y verás que no existe el dolor,
hoy te toca ser feliz.

Si las lágrimas te nublan
la vista y el corazón,
haz un trasvase de agua
al miedo, escúpelo.

Y si crees que en el olvido
se anestesia un mal de amor,
no hay peor remedio
que la soledad.

Deja entrar en tu alma una brisa
que avente las dudas y alivie tu mal.
Que la pena se muera de risa,
cuando un sueño se muere
es porque se ha hecho real.

Y verás que tú puedes volar
y que todo lo consigues.
Y verás que no existe el dolor,
hoy te toca ser feliz.

Las estrellas en el cielo
son solo migas de pan
que nos dejan nuestros sueños
para encontrar
el camino, y no perdernos
hacia la Tierra de Oz,
donde habita la ilusión.

Y verás que tú puedes volar,
y que tu cuerpo es el viento,
porque hoy tú vas a sonreír,hoy te toca ser feliz.

BAILA LENTO...




¿Alguna vez has visto a los niños jugando...?
¿O escuchado el chisporroteo de la lluvia en el suelo....?

¿Alguna vez, seguido a una mariposa en su errático vuelo...?
¿U observado al sol desvanaciéndose en la noche...?

Mejor detente...
No bailes tan a prisa.

El tiempo es corto...La musica no durará.
¿Pasas cada día en el vuelo...?

Cuando te preguntas" ¿Quien eres...?"
¿Escuchas la respuesta...?

Cuando el día acaba,
¿te recuestas en tu cama con los siguientes cien
coros corriendo por tu cabeza...?

Mejor detente...
No bailes tan aprisa...

El tiempo es corto.
La musica no durará.

¿Alguna vez le has dicho a tu niño:
"lo haremos mañana", Y en tu apatía,
no vez su tristeza...?

¿Alguna vez has perdido el tacto, dejado a algún
buen amigo morir porque jamas
tuviste tiempo para llamar y decir "Hola"...?

Mejor detente...
No bailes tan de prisa.

El tiempo es corto...
La musica no durará.

Cuando corres demasiado rápido para
llegar a alguana parte, te pierdes la mitad
de la diversión de llegar ahí...

Cuando te preocupas y te apuras durante el día,
es como un regalo sin abrir....tirado a la basura...

La vida no es una carrera,
se toma un poco mas lentamente,
escucha la música..., detente...
antes de que la canción termine....

¿Como podría ser distinto?

Eran dos hermanos criados en el mismo hogar, cercanos entre ellos, pero muy distintos el uno del otro.
Habían compartido la dura experiencia de crecer junto a un padre alcohólico, autoritario, irresponsable, el cual estuvo varias veces en la cárcel por querer vivir bajo su propia jurisdicción.
El hermano mayor se convirtió en alcohólico, dejó la escuela y se casó.
Frecuentemente maltrataba a su familia, apenas trabajaba y en repetidas ocasiones tenía problemas con la policía.
Cuando en una ocasión le preguntaron por qué actuaba de esa manera, él contestó:
- Con un padre y una infancia como la que tuve, ¿Cómo hubiera podido ser distinto?
El hermano menor, a pesar de los problemas y dificultades, nunca dejó de estudiar, se casó y se convirtió en un atento esposo y en un buen padre.
Era también un empresario exitoso que aportaba mucho a su comunidad.
Un día, en una entrevista, le preguntaron a qué atribuía el éxito que en su vida había tenido, y respondió:
- Con un padre y una infancia así, ¿Cómo hubiera podido ser distinto?

¿PORQUÉ LA GENTE GRITA.?.

Un día el hombre más anciano de una tribu preguntó
a los demás:
-¿Por qué la gente se grita cuando están enojados?.

Los hombres pensaron unos momentos:
-Porque perdemos la calma - dijo uno- , por eso gritamos.

-Pero ¿por qúé gritar cuando la otra persona está a tu
lado? - preguntó- el anciano.- ¿No es posible hablarle
en voz baja?.¿Por qué gritas a una persona cuando estas
enojado?.
Los hombres dieron algunas respuestas pero ninguna de
ellas sastisfacía al anciano.
Finalmente él explico:
-Cuando dos personas están enojadas, sus corazones se
alejan mucho. Para cubrir es distancia deben gritar, para
poder escucharse. Mientras más enojados estén más fuerte
tendrán que gritar para escucharse uno a otro a través de
esa gran distancia.
Luego el anciano preguntó:
-¿Qué sucede cuando dos personas se enamoran?.
Ellos no se gritan sino que se hablan suavemente, ¿por qué?. Sus corazones están muy cerca. La distancia entre ellos es muy pequeña.
El anciano continuó:
-Cuando se enamoran más así ¿qué suecede?
No hablan, solo susurran y se vuelven aun más cerca en su amor. Finalmente no necesitan siquiera susurrar, sólo se miran y eso es todo.
Así es cuan cerca estan dos personas que se aman.

El anciano terminó diciendo:
-Cuando discutan no dejen que sus corazones se alejen,
no digan palabras que los distancien más, llegará un día en que la distancia sea tanta, que no encontrarán más el camino de regreso.

Lo mas importante...



Cuenta la leyenda que una mujer pobre con un niño
en los brazos, pasando delante de una caverna
escucho una voz misteriosa que allá adentro

le decía:"Entra y toma todo lo que desees, pero
no te olvides de lo principal.
Recuerda algo, después que salgas, la
puerta se cerrara para siempre. Por lo tanto,
aprovecha la oportunidad, pero no
te olvides de lo principal."
La mujer entro en la caverna y encontró
muchas riquezas. Fascinada por el oro y
por las joyas, puso al niño en el piso y
empezó a juntar, ansiosamente, todo
lo que podía en su delantal.
La voz misteriosa hablo nuevamente.
"Tienes solo ocho minutos".
Agotados lo ocho minutos, la mujer
cargada de oro y piedras preciosas,
corrió hacia fuera de la caverna
y la puerta se cerro.....Recordó , entonces,
que el niño quedo allá y la puerta
estaba cerrada para siempre.
La riqueza duro poco.... .... y la desesperación
duró para siempre.
Lo mismo ocurre con la mayoría de nosotros.
Tenemos unos 80 años para vivir, en este
mundo, y casi siempre dejamos a un
lado lo principal!"
Y lo principal en esta vida son los valores
morales, la familia, lo espiritual, los amigos,
y nuestra propia vida en total armonía con los
que nos rodean.
No nos olvidemos que la vida en este mundo,
pasa y cuando la puerta de esta vida se cierra
para nosotros, de nada valdrán las lamentaciones. ....
Piensa por un momento que es lo principal
en tu vida ... y ... NUNCA LO OLVIDES!!Lo mas importante....

EL RECOLECTOR DE ESTRELLAS...


Cierto día, caminando por la playa reparé en un hombre que se agachaba a cada momento, recogía algo de la arena y lo lanzaba al mar. Hacía lo mismo una y otra vez.




Tan pronto como me aproximé me di cuenta de que lo que el hombre levantaba eran estrellas de mar que las olas depositaban en la arena, y una a una las arrojaba de nuevo al mar.



Intrigado, lo interrogué sobre lo que estaba haciendo, a lo que me respondió:
Estoy lanzando estas estrellas marinas nuevamente al océano. Como ves, la marea es baja y estas estrellas han quedado en la orilla si no las arrojo al mar morirán aquí por falta de oxígeno.


Entiendo, le dije, pero debe haber miles de estrellas de mar sobre la playa, No puedes lanzarlas a todas. Son demasiadas.........

..........Y quizás no te des cuenta de que esto sucede probablemente en cientos de playas a lo largo de la costa...............



¿no estás haciendo algo que no tiene sentido?

El hombre sonrió, se inclinó y tomó una estrella marina y mientras la lanzaba de vuelta al mar me respondió :

¡ para ésta si lo tuvo !


Reflexión: Nada puedo hacer para solucionar las penas del mundo pero mucho puedes hacer para ayudar.....
.......en el pedacito de mundo que te toca. ¡Tú eres una de esas estrellas que ha vuelto al mar a contarle a las otras que que en las pruebas mas dificiles aún existen seres que creen en los demás...y te tenderan las manos........ en el nombre de nuestro Señor.

El anillo....

Una vez un muchacho que estaba muy deprimido fue donde un hombre que tenía fama de sabio. Cuando llegó a la casa del hombre le dijo: - Señor, vengo a que me ayude. Me siento muy mal. Soy un fracasado. Nadie me tiene en cuenta, todo el mundo me rechaza, mis hermanos me dicen que yo no sirvo para nada, que soy un idiota. En el colegio, mis compañeros me desprecian, nadie me tiene en cuenta. En verdad que soy un fiasco. El maestro, mirando de soslayo al chico le dice:-Mira, muchacho, yo, igual que tú, también tengo problemas, así que no puedo ayudarte.De nuevo el joven sintió que una vez más era rechazado, pero cuando ya se iba a ir del lugar el maestro lo llamó y le dijo: -Ya que estás aquí hazme un favor. Toma este anillo -dijo el sabio quitándose el anillo de uno de sus dedos- ve al pueblo en el caballo que tengo allí amarrado y trata de vender la joya. Necesito urgentemente ese dinero. Pero escucha bien esto. ¡No vayas a dar ese anillo por menos de una moneda de oro está claro! El muchacho se puso feliz de ver que podía ser útil. Rápido se montó en el caballo y se fue al mercado del pueblo que estaba atiborrado de comerciantes. Estuvo todo el día ofreciendo el anillo, pero cuando mencionaba el precio, la gente se reía. "Se nota que no tienes idea de lo que vale una moneda de oro si pretendes cambiar esa joya", decían unos. Otros, tan pronto mencionaba el valor del anillo, se mofaban o miraban para otro lado. Cansado de tanto desprecio, resolvió volver donde su maestro. Una vez frente a él le contó, con la cabeza agachada, de su fracasado intento de vender la joya. El sabio le dijo de nuevo: -Mira, hagamos lo correcto. Lleva este anillo donde el joyero del pueblo, él si sabe de su verdadero valor. Dile que lo avalué, pero escucha bien, no lo vendas. No importa cuánto dinero te ofrezca.El chico, feliz, fue al pueblo y se presentó ante el joyero. Éste tomó el anillo en sus manos y cuidadosamente lo examinó con una lupa, luego le hizo una prueba con unos ácidos y finalmente exclamó: "¡Esto si que es una verdadera obra de arte¡". Se quitó los lentes y mirando al muchacho le dijo en tono muy emocionado. - Mira, muchacho. Dile al dueño de esta joya que le doy ya mismo ¡cincuenta y ocho monedas de oro por ella! Pero que si se espera unos ocho días más, le puedo subir el precio hasta ¡Setenta monedas de oro!El chico casi se desploma cuando escuchó la oferta del joyero. Montó el caballo y corrió a galope hasta donde el maestro. Cuando le relató el suceso al hombre, el anciano sabio le dijo: -Debes tener mucho cuidado con la opinión de los demás. No todos tienen la capacidad de valorarnos en lo que verdaderamente somos.
Así que no creas todo lo que te han dicho de ti.

" Yo quisiera "




Yo quisiera que encontraras en mis ojos
todas las respuestas que no se decir.
Yo quisiera no precisar de palabras
para que comprendieras todos mis pensamientos.

Yo quisiera que tengas la total seguridad
que siempre y como sea, a tu lado estaré.
Yo quisiera que buscaras dentro mío
todo lo que todavía no he podido encontrar

Yo quisiera que todo mi ser
no tuviera un solo secreto para ti.
Yo quisiera muchas cosas, pero resumiendo,
yo solo quiero...
Que tú me quieras.




Yyad Ben Ahmed

EL LAPIZ...



El niño miraba al abuelo escribir una carta. En un momento dado, le preguntó:
– ¿Estás escribiendo una historia que nos pasó a los dos? ¿Es, quizá, una historia sobre mí?
El abuelo dejó de escribir, sonrió y dijo al nieto:
– Estoy escribiendo sobre ti, es cierto. Sin embargo, más importante que las palabras es el lápiz que estoy usando. Me gustaría que tú fueses como él cuando crezcas.
El niño miró el lápiz, intrigado, y no vio nada de especial.
– ¡Pero si es igual a todos los lápices que he visto en mi vida!
–Todo depende del modo en que mires las cosas. Hay en él cinco cualidades que, si consigues mantenerlas, harán de ti una persona por siempre en paz con el mundo:
Primera cualidad : puedes hacer grandes cosas, pero no olvides nunca que existe una mano que guía tus pasos.
A esta mano nosotros la llamamos Dios, y Él siempre te conducirá en dirección a su voluntad.
Segunda : de vez en cuando necesito dejar de escribir y usar el sacapuntas.
Eso hace que el lápiz sufra un poco, pero al final está más afilado. Por lo tanto, debes ser capaz de soportar algunos dolores, porque te harán mejor persona.
Tercera : el lápiz siempre permite que usemos una goma para borrar aquello que está mal.
Entiende que corregir algo que hemos hecho no es necesariamente algo malo, sino algo importante para mantenernos en el camino de la justicia.
Cuarta : lo que realmente importa en el lápiz no es la madera ni su forma exterior, sino el grafito que hay dentro.
Por lo tanto, cuida siempre de lo que sucede en tu interior.
Finalmente, la quinta cualidad del lápiz: siempre deja una marca.
De la misma manera, has de saber que todo lo que hagas en la vida dejará trazos, e intenta ser consciente de cada acción.

Amor sin ataduras...


Cuenta una vieja leyenda de los indios Sioux, que una vez llegaron hasta la tienda del viejo brujo de la tribu, tomados de la mano, Toro Bravo, el más valiente y honorable de los jóvenes guerreros, y Nube Azul, la hija del cacique y una de las más hermosas mujeres de la tribu…
Nos amamos… empezó el joven
Y nos vamos a casar… dijo ella.
Y nos queremos tanto que tenemos miedo, queremos un hechizo, un conjuro, o un talismán. Algo que nos garantice que podremos estar siempre juntos, que nos asegure que estaremos uno al lado del otro hasta encontrar la muerte.
Por favor, repitieron, hay algo que podamos hacer?
El viejo los miró y se emocionó al verlos tan jóvenes, tan enamorados y tan anhelantes esperando su palabra…
Hay algo,-dijo el viejo- pero no sé… es una tarea muy difícil y sacrificada.
Nube Azul…-dijo el brujo- ¿ves el monte al norte de nuestra aldea? Deberás escalarlo sola y sin más armas que una red y tus manos, deberás cazar el halcón más hermoso y vigoroso del monte. Si lo atrapas, deberás traerlo aquí con vida el tercer día después de luna llena. ¿Comprendiste?
Y tú, Toro Bravo -siguió el brujo- deberás escalar la montaña del trueno. Cuando llegues a la cima, encontrarás la más brava de todas las águilas, y solamente con tus manos y una red, deberás atraparla sin heridas y traerla ante mí, viva, el mismo día en que vendrá Nube Azul. ¡Salgan ahora!
Los jóvenes se abrazaron con ternura y luego partieron a cumplir la misión encomendada, ella hacia el norte y él hacia el sur.
El día establecido, frente a la tienda del brujo, los dos jóvenes esperaban con las bolsas que contenían las aves solicitadas.
El viejo les pidió que con mucho cuidado las sacaran de las bolsas.
Eran verdaderamente hermosos ejemplares.
Y ahora ¿qué haremos?, -preguntó el joven- ¿los mataremos y beberemos el honor de su sangre?
No, dijo el viejo.
¿Los cocinaremos y comeremos su carne?, propuso la joven.
No, repitió el viejo. Harán lo que les digo: tomen las aves y átenlas entre sí por las patas con estas tiras de cuero. Cuando las hayan anudado, suéltenlas y que vuelen libres…
El guerrero y la joven hicieron lo que se les pedía y soltaron los pájaros. El águila y el halcón intentaron levantar vuelo pero sólo consiguieron revolcarse por el piso. Unos minutos después, irritadas por la incapacidad, las aves arremetieron a picotazos entre sí hasta lastimarse.
Este es el conjuro. Jamás olviden lo que han visto. Son ustedes como un águila y un halcón. Si se atan el uno al otro, aunque lo hagan por amor, no sólo vivirán arrastrándose, sino que además, tarde o temprano, empezarán a lastimarse el uno al otro.
Si quieren que el amor perdure… "vuelen juntos, pero jamás atados".

Desconozco el autor