viernes, 5 de septiembre de 2008

Bernardo Kliksberg // Más familia


La familia es la principal unidad preventora del delito y el pilar de una
sociedad sana

Una de las soluciones al problema acuciante de la delincuencia juvenil está
al alcance de cualquier sociedad. Se llama "más familia". 2/3 de los
delincuentes jóvenes de EEUU, y diversos países latinoamericanos, vienen de
familias destruidas. En muchos casos, la pobreza presiona duro a la familia,
y se rompe. La familia es la principal unidad preventora del delito. Si
funciona bien, transmite valores éticos y tutorea. Ninguna policía del mundo
puede reemplazarla.

"Más familia" hace también otras diferencias. Recientes estudios en EEUU
muestran que los chicos que tienen una "mesa familiar" donde se reúnen
periódicamente con sus padres se desarrollan mejor que los que no la tienen.
En los intercambios adquieren un vocabulario más rico, conocimientos y
experiencias, y afianzan su identidad. En numerosas familias de clases
medias, la cena familiar regular ha sido marginada. Ha surgido además en
ellas una nueva figura "los hijos horizontales".

El padre y la madre trabajan fuerte, se van de la casa temprano, y regresan
tarde. Los ven cuando ya están durmiendo, y delegan en otros su cuidado.
Están asimismo ausentes de seguir los estudios de los hijos. El resultado
con frecuencia, problemas de comportamiento, déficits de atención y bajo
rendimiento.

Hay países como España que han puesto el tema entre sus prioridades reales.
Así el gobierno de Cataluña lanzó un gran plan para conciliar trabajo y
familia con 166 medidas concretas. Van desde ofrecer incentivos a las
empresas que adopten formas de conciliación familia-trabajo, hasta mejorar
el transporte público para aumentar el tiempo disponible, ampliar
fuertemente las guarderías, dar un sueldo a los familiares que cuidan de los
ancianos.

En Israel el 85% de las personas se reúnen en familia por lo menos una vez a
la semana. El 67% el viernes a la noche. Junto a ser un mandato bíblico, la
familia es estimulada a fondo por el sistema educativo, y la sociedad civil.
La Fundación "Viernes Familiar" desarrolla una campaña continua para
estimular el encuentro de los todos los miembros de la familia alrededor de
la mesa para "conversar, relatar vivencias y experiencias, comentar
problemas y brindar apoyo y cariño".

En Costa Rica el Instituto Costarricense de Electricidad ha aprobado un plan
para enviar a 1.000 de sus 15.000 empleados a trabajar desde la casa a
través de teletrabajo. Explica en base una exitosa prueba piloto "que hay
mayor productividad, menos stress, y en el caso de las mujeres un alivio
importante porque pueden atender mejor a su familia". El Estado se propone
impulsar el teletrabajo en muchas de sus oficinas.

En los Diez Mandamientos después de los que tienen que ver con la relación
entre el hombre y la divinidad, el primero es el que hace a la familia. Es
el pilar de una sociedad sana, y una vida equilibrada y plena. En América
Latina, es tiempo de defenderla en los hechos.

*Asesor Principal de la Dirección del PNUD/ONU para América Latina
kliksb...@aol.com*
Publicar un comentario