jueves, 6 de septiembre de 2007

El perro y la pantera...


Un señor va de cacería al África y lleva a su perrito. Un día, ya en

la expedición, el perrito, correteando mariposas se aleja del grupo, se

extravía y comienza a vagar solo por la selva.

En eso ve a lo lejos que viene una pantera enorme a toda carrera.

Al ver que la pantera lo va a devorar, piensa rápido qué hacer.

En eso ve un montón de huesos de un animal muerto y empieza a

mordisquearlos.

Cuando la pantera está a punto de atacarlo, el perrito dice:

- Ah!!! Qué rica pantera me acabo de comer!!!

La pantera lo alcanza a escuchar y frenando en seco, gira y sale

despavorida pensando: Quién sabe qué animal será ese!!! A ver si me

come a mi también???!!!

Un mono que andaba trepado en un árbol cercano, vio y oyó la

escena...

Sin más, salió corriendo tras la pantera para contarle como la había

engañado el perrito:

- Cómo serás de tonta... Esos huesos ya estaban ahí!!! Además, es

solo un simple perro!!!

La pantera, recontra caliente, sale corriendo a buscar al perrito con

el mono montado en el lomo.

El perrito ve a lo lejos que viene nuevamente la pantera con el mono

y se da cuenta de la buchoneada.

Y ahora qué hago???- piensa todo asustado. Entonces, en vez de salir

corriendo, se queda sentado dándoles la espalda, como si no los

hubiera

visto, y en cuanto la pantera está cerca de atacarlo de nuevo, el

perrito exclama:

- Este mono maldito!!! Hace como media hora que lo mandé a

traerme otra pantera y todavía no aparece!!!

MORALEJA: EN MOMENTOS DE CRISIS, SOLO LA IMAGINACION ES MAS

IMPORTANTE

QUE EL CONOCIMIENTO.

Procura ser imaginativo como el PERRITO, evita ser un tonto como la

PANTERA, y nunca, pero nunca, seas tan mal tipo como el MONO.

Publicar un comentario