lunes, 12 de enero de 2009

Los semejantes se atraen. Limítate a ser quien eres: un ser sereno, tranquilo, transparente y brillante. Cuando irradiamos lo que somos, cuando sólo hacemos lo que deseamos hacer, esto aparta automáticamente a quienes no tienen nada que aportarnos y atrae a los que tienen algo que aprender y también algo que enseñarnos. Bach
Publicar un comentario