sábado, 10 de diciembre de 2011

Osho - El Coraje de Vivir peligrosamente


Había dos templos rivales. Los dos maestros —probablemente sólo se trataba de supuestos maestros; en realidad, debían ser sacerdotes estaban tan en contra el uno del otro que le dijeron a sus seguidores que no debían mirar nunca hacia el otro templo.  Cada sacerdote tenía un niño a su servicio para traerle cosas o hacer los recados. El sacerdote del primer templo le dijo a su niño sirviente: —No hables nunca con el otro chico. Esa gente es peligrosa. Pero los niños son niños. Un día se encontraron en la carretera, y el niño del primer templo le preguntó al otro:

-¿Adónde vas? El otro le dijo:

—A donde me lleve el viento. —Una gran declaración. Pero el primer niño estaba muy avergonzado y ofendido porque no había encontrado ninguna respuesta a esto. Estaba triste y enfadado, y también le remordía la conciencia. Mi maestro me ha dicho que no debía hablar con esa gente. Esa gente es realmente peligrosa. Pero ¿qué clase de respuesta es ésa? Me ha humillado. Fue a su maestro y le dijo lo que había ocurrido:

—Siento haber hablado con él. Tenías razón, son raros. ¿Qué clase de respuesta es ésa? Yo le pregunté: «¿Adónde vas?» una pregunta sencilla, normal y sabía que estaba yendo al mercado igual que yo. Pero me contestó: «A donde me lleve el viento.» El maestro le dijo:

—Te había advertido, pero no me has hecho caso. Mira, mañana te vuelves a colocar en el mismo sitio. Cuando llegue él, le preguntas: -«¿Adónde vas?», y él dirá: «A donde me lleve el viento.>~ Entonces, tú también tienes que ser un poco más filosófico y decirle: «¿Y si no tienes piernas?» —porque el alma es incorpórea y el viento no se puede llevar al alma a ningún sitio, entonces, ¿qué harás?»  El niño quería estar absolutamente preparado; se pasó toda la noche repitiéndolo. A la mañana siguiente se marchó muy pronto hacia el lugar, se colocó en el mismo sitio, y a la misma hora volvió a aparecer el otro niño. Estaba muy contento, ahora le iba a enseñar qué es la verdadera filosofía. Así que le preguntó:

—¿Adónde vas? —Y se quedó esperando. El niño dijo:

—Voy al mercado a comprar verduras. Y ahora, ¿de qué le servía la filosofía que había aprendido?

La vida es así. No puedes prepararte, no puedes estar listo. Ésa es su belleza, ése es el misterio, que siempre te coge de sorpresa, siempre llega de sorpresa.Cada momento es una sorpresa y no se puede aplicar una respuesta premeditada.


Osho - El Coraje de Vivir peligrosamente

4 comentarios:

palkas dijo...

There were two rival temples. The two teachers, probably it was only supposed masters, in fact, were to be priests were so opposed to each other who told his followers that they should not ever looking the other temple. Each priest had a child at your service to bring things or run errands. The first temple priest told his servant boy, 'Never talk to the other guy. These people are dangerous. But children are children. One day they met on the road, and the child of the first temple asked the other:

- Where are you going? The other said:

-A where the wind takes me. 'A great statement. But the first child was very embarrassed and offended because he had found no answer to this. I was sad and angry, and also pricked the conscience. My teacher told me not to talk to these people. These people are really dangerous. But what kind of answer is that? I was humiliated. He went to his master and told him what had happened:

I'm sorry I talked to him. You were right, are rare. What kind of answer is that? I asked, "Where are you going?" A simple question, normal and knew I was going to the market just like me. But he said: "Wherever the wind takes me." The teacher said:

'I had warned, but I've ignored. Look, tomorrow you get to put on the same site. When you get it, you ask: - "Where are you going?" And he will say: "Wherever the wind takes me.> ~ Then you also have to be a little more philosophical and say," What if you do not have legs ? '"because the soul is incorporeal and wind can not carry the soul to any site, then what will you do?" The child wanted to be absolutely prepared, spent the whole night repeating it. The next morning went quickly to the site, was placed in the same place and same time he reappeared the other child. I was very happy, now going to teach him what true philosophy. So he asked:

- Where are you going? And waited. The boy said:

I'm going to market to buy vegetables. And now, what the philosophy that served him had learned?

That's life. You can not prepare, you can be ready. That is its beauty, that is the mystery that always catches you by surprise, always comes as a surprise sorpresa.Cada time and can not apply a deliberate response.


Osho - The Courage of Living Dangerously

Celeste dijo...

Hola soy Celeste me ha gustado mucho esta historia porque nunca había leído un cuento que hablara de sacerdotes y me ha parecido un poco interesante

Salva dijo...

Hola estoy recopilando datos sobre Osho, en mi blog despertando a la vida hay una última entrada dedicada a este polémico personaje,
¿Que opinión te merece?
Un saludo y gracias de antemano.

Moraiza Casado Bolivar dijo...

muy interesante, te felicito por la diagramación y enfoque de tú blogs