sábado, 21 de mayo de 2016

Por ejemplo, una persona que se encuentra desesperada por algún problema sentimental,

económico o político obviamente se ha olvidado de si misma...

tal persona si se detiene un instante,

si observa la situación y trata de recordarse a si mismo

y luego se esfuerza en comprender el sentido de su actitud...

si reflexiona un poco, si piensa en que todo pasa;

en que la vida es ilusoria, fugaz y en que la muerte reduce a cenizas todas las vanidades del mundo...

si comprende que su problema en el fondo no es más que una "llamarada de petate",

un fuego fatuo que pronto se apaga,

verá de pronto con sorpresa que todo ha cambiado...

samael aun weor

Publicar un comentario